Se estiman 13 millones de vehículos híbridos y eléctricos para el 2020

Una buena noticia para los amantes de los autos y para quienes han decidido poner su granito de arena por la conservación del planeta. El día de ayer, 30 de mayo, la Agencia Internacional de Energía confirmó, mediante su informe del 2018, que los autos híbridos y eléctricos tienen una presencia mayor a los 3.7 millones en el parque automotor mundial. Lo que refleja un crecimiento del 54% en las cifras revisadas en el 2017, en comparación al 2016. Para el 2020 se espera que los vehículos se multiplicarán en más de 3 veces, llegando a las 13 millones de unidades.

Se considera que Tesla y Nissan se encuentran a la vanguardia de la innovación en autos sostenibles; sin embargo, General Motors Co., Audi AG., y Volkswagen AG han anunciado a nivel mundial que implementarán varias versiones que utilicen energía eléctrica o tecnología híbrida.

En el informe uno de los puntos más destacables es el liderazgo sólido de China en el mercado de autos híbridos y eléctricos. Actualmente representa la mitad de las ventas globales que se hicieron en el mundo. La AIE prevé que para el 2030 los vehículos eléctricos representen la cuarta parte del total de vehículos comercializados en China. Tomemos en cuenta que actualmente ascienden a un volumen de 1.228.000 de autos.

Estados Unidos casi logra duplicar la cifra de automóviles sostenibles registrada en el 2016 (160 mil), logrando alcanzar las 280 mil unidades. Volumen que le permite alcanzar la segunda posición. Otros países que aumentaron exponencialmente su consumo fueron japón y Alemania, duplicando el volumen de sus ventas en el 2016.

Por otro lado, indica el reporte, los países nórdicos, se mantuvieron a la cabeza de la cuota de mercado, ya que las ventas de autos eléctricos o híbridos significaron el 6% de las ventas de autos nuevos en Suecia, el 12% en Islandia y el 39% en Noruega.

En base a la data presentada por la AIE, en este escenario favorable, los autos eléctricos podrían aumentar un 24% anual, en promedio, hasta el 2030. Lo que podría representar una reducción en el consumo de barriles de petróleo en 2.57 millones por día.

Otro cambio importante, que ya se viene implementando en todo el mundo, son los sistemas de transporte urbano eléctrico. China en este aspecto también se destaca, alcanzando el 99% de las ventas de este tipo de buses a nivel mundial. Se calcula que para el 2030 tendremos en circulación, en las calles de las principales urbes, un aproximado de 1.5 millones de buses.

¿Qué considerar ante esta revolución anunciada?

Las restricciones a la venta de combustibles representarán un duro problema a superar para los estados y la recaudación de impuestos proveniente de este bien. Actualmente China ha dejado de percibir 2.6 mil millones de dólares con el ingreso de autos eléctricos e híbridos.

A pesar de ello, en el caso de China, no ha representado un retroceso o titubeo en sus políticas para la promoción de estos vehículos. Para ello, ha implementado un sistema de de comercio de crédito para los productores de automòviles de sus país, con estándares de fabricación que deben ser respetados. Además de establecer una devolución del 10% para los compradores. Un ejemplo de política pública y tributaria de la que podríamos aprender.

En los aspectos favorables, se encuentra un mercado amplio de explotación en el desarrollo de infraestructura. Por el momento los surtidores de energía, privados y de acceso público alrededor del globo, alcanzaron las 3 millones 430 mil unidades.  De igual manera, la demanda de más baterías y la exigencia de un mayor rendimiento, han traído consigo una apabullante cantidad de investigaciones y proyectos que han logrado reducir los costos de las mismas, allanando un escenario de preferencia por las mismas.

Finalmente, yendo más allá de las recientes tecnologías, que permiten la producción de estas baterías de cobalto y litio, la demanda de estos materiales en toda la industria de productos que funcionan a baterías eléctricas (autos, celulares, computadoras) podría llegar a perfilar un problema de recursos si es que no se empiezan a buscar otras alternativas.

Realizar un sesudo análisis de los diversos contextos del país y las necesidades heterogéneas de la población y los sectores productivos será necesario para diseñar políticas públicas eficientes en nuestro país, sin mermar la recaudación tributaria y el comercio, y promoviendo la adopción de lógicas de mercado más sostenibles y eficientes, lo que a la larga excederá ampliamente a los autos híbridos y eléctricos, para por fin hablar de una Ciudad Sostenible y un ecosistema saludable.

 

Fuente: Prensa Latina, Bloomberg, Agencia Internacional de Energía

Etiquetas: , , , , , ,