¿Tecnología en el desarrollo sostenible agropecuario?

NEWCORNER
NEWCORNER

Por Alonso Arias Loayza
aarias@stakeholders.com.pe


Nuestro país posee una biodiversidad de tal magnitud que podemos darnos la oportunidad de producir, industrializar y comercializar productos agropecuarios, donde la relevancia de la tecnología cada vez es más notoria ante la gran demanda de un mercado exigente de calidad y salubridad.

Vivimos en un tiempo de consumo, sobrevivimos en un contexto donde hay saturación de información,  y cada vez es más complicado tomar decisiones asertivas. Es por ello que en el país, los peruanos muchas veces caemos en facilismos con respecto a consumir ciertos productos que, por su bajo costo y  ser importados, “garantizarían” la satisfacción de una necesidad básica como el consumo de alimentos. Sin embargo, en paralelo hay un proceso de valorización a nuestra diversidad de productos, una toma de conciencia sobre alimentarse saludablemente, y sobre todo en que vivimos en un tiempo donde la tecnología es una aliada para mejorar nuestra calidad de vida.

El Ing. Ángel Manero, director general agrícola del Ministerio de Agricultura y Riego, y el Ing. Nicolás Salazar, director de la carrera de Ingeniería Industrial de la Universidad de Lima, nos comentan acerca de la importancia de la tecnología en el desarrollo y manejo eficiente del sector agropecuario.

 

Ing. Ángel Manero Campos </ br>Director General Agrícola del Ministerio de Agricultura y Riego
Ing. Ángel Manero Campos Director General Agrícola del Ministerio de Agricultura y Riego

LOS FACTORES Y MERCADO

Para el director Salazar, los factores importantes son tanto la biodiversidad alimentaria como la diversidad climática y geográfica de nuestro país. En esta última se presentan temperaturas extremas, frías y calientes originadas por nuestra ubicación geográfica. Esto conlleva a que tengamos una selva exuberante en el oriente y aridez en la costa, lo que implica el uso de diferentes tecnologías de procesamiento, preservación e inocuidad. Asimismo, por la parte del mercado, el especialista afirma que hoy en día el consumidor peruano es mucho más exigente respecto a la calidad, la inocuidad y las características nutricionales de los alimentos que ingiere, los cuales en muchos casos deben haber sido procesados mediante tecnologías de diferentes tipos, tales como las automatizadas y limpias.

El director Ángel Manero, por su parte, sostiene que se está aumentando el consumo natural de productos orgánicos o ecológicos; y por otro lado, el consumo de productos nutraceúticos, que además de nutrir, tienen beneficios de antioxidantes o energizantes; inclusive, de salud. Eso por el lado del consumo, pero el mercado también es de servicios, por ejemplo, el agua es un insumo que cada vez tiene mayores costos para el productor, de modo que la eficiencia en agua es cada vez más importante. Manero menciona a la agro exportación, y afirma que se gasta entre 800 y 1500 dólares al año por hectárea solo en riego, por eso toda la eficiencia que se pueda tener en este insumo es importante, y la tecnología puede ser de gran ayuda.  El especialista concluye que dar un producto natural requiere de mucha tecnología; en el área agropecuaria, tiene que ser un bien libre de agroquímicos.

 

Ing. Nicolás Salazar Medina, Director de la Carrera de Ingeniería Industrial de la Universidad de Lima
Ing. Nicolás Salazar Medina, Director de la Carrera de Ingeniería Industrial de la Universidad de Lima

LAS TENDENCIAS

Nicolás Salazar se enfoca en  la legislación alimentaria como la tendencia que es cada vez más exigente respecto de la inocuidad de los alimentos. Por otro lado, una de las mayores tendencias en la industria de los alimentos se da en el uso de sensores para el control ambiental,  de existencia del producto, en los almacenes y control de riego. A lo que Ángel Manero agrega que el uso del agua es uno de los rubros importantes donde entra la tecnología para conseguir un riego apropiado; excedernos en el uso de este puede producir salinización. El Director Agrícola del Minagri  también menciona el rubro de la genética (aludiendo a la necesidad de contar con semillas y plantones certificados para así lograr un mejoramiento genético sin necesidad de usar la tecnología de la transgenia), la sanidad (la tecnología que detecta plagas y enfermedades a tiempo, permite un control biológico) y la nutrición (dar a la planta lo que necesita, y evitar el exceso de fertilizantes que dañan el cultivo y los suelos).

Finalmente, el director de la carrera de Ingeniería Industrial de la Universidad de Lima, concluye que se emplean etiquetas inteligentes para detectar cambios en la composición del producto o la presencia de elementos indeseables, químicos o biológicos. Además, se pueden añadir los sistemas de información, que permiten llevar acabo la trazabilidad del producto, desde el campo hasta la recepción del cliente final, los sistemas informáticos de gestión de almacenes,  los equipos y sistemas de refrigeración, que posibilitan el desarrollo de una cadena de frío óptima.

ANDINA
ANDINA

 

SOSTENIBILIDAD DE LAS MATERIAS PRIMAS

Ahora vale preguntarnos cómo la tecnología hace posible que los insumos o las materias primas perduren en el tiempo;  Nicolás Salazar sostiene lo siguiente: “la clave para emplear una menor cantidad de materia prima está, primero, en la reducción de las mermas. Esto se logra mediante procesos adecuados que utilicen tecnologías eficientes para disminuir los desperdicios. De igual modo, una cadena de frío apropiada minimizará las pérdidas de materia prima que se dan por una mala preservación, ya sea de insumo o del producto final, lo que evitará compras adicionales, stocks de seguridad elevados y envíos de órdenes  adicionales de producción”. El director puso como ejemplo el modo en que las mejoras tecnológicas ayudan en la reducción de materia prima y suministros, se tiene el caso del proceso de producción de aceite de pescado a base de anchoveta, el cual es rico en omegas. La tecnología ayudó a mejorar el sistema de acarreo de anchoveta preservando su calidad y, además,  el cuidado del medio ambiente. El especialista afirma que  antes el promedio en el agua de bombeo era de seis toneladas de agua de mar por una tonelada de anchoveta; hoy en día, el promedio es de cuatro toneladas de agua de mar por una de anchoveta (datos: Apropisco). Esto es algo que se ha logrado gracias a las mejoras de las tecnologías de bombeo.

 

Fuente: ANDINA - Serviagro es un programa de asistencia técnica y transferencia tecnológica a los pequeños agricultores.
Fuente: ANDINA – Serviagro es un programa de asistencia técnica y transferencia tecnológica a los pequeños agricultores.

DESAFÍOS DEL ESTADO

El director Manero nos comenta que el gran desafío del Estado es cómo llevar la tecnología a la pequeña agricultura. “Nosotros estamos enfocados en mejorar los ingresos de los productores, pasar por precio, calidad, y productividad, en este último punto necesitamos más tecnología, manejo integrado de plagas que solo lo poseen las mayores empresas, semillas certificadas. Hacer capacitaciones como hacemos en Servi Agro (programa de asistencia técnica y transferencia tecnológica que busca primero hacer contundente el servicio)”.

Además, sostiene que el Estado “debe jugar un rol en favor de los productores del país, sin atacar los productos del exterior, la base está en la revalorización, y se está haciendo; actualmente se realiza con una campaña de promoción de menestras, del café, que parece increíble pero se toma más café instantáneo que café pasado siendo este último más barato y de mejor calidad. Todo esto es parte de cambiar hábitos, de instruir y educar a la población, es todo un proceso que hay que hacerlo”, concluyó el especialista.

Por otro lado, el ingeniero Salazar, comenta que “uno de los principales desafíos es que el pequeño o mediano empresario agroindustrial se dé cuenta de los beneficios económicos que conseguirá al invertir en el uso de tecnología agroindustrial y lograr procesos más económicos, limpios e inocuos, lo cual le permitirá llegar a mayor cantidad de mercados, no solo nacionales, sino también extranjeros. Asimismo, el Estado debe apoyar con una legislación tributaría que incentive la adquisición y el uso de estas tecnologías”. Agregando a lo mencionado, el entrevistado sostuvo que es fundamental que las empresas aprovechen oportunidades en el marco legal, como las que brinda la Ley 30309, que fomenta la investigación y la innovación tecnológica, y según la cual se otorgan beneficios tributarios a las empresas que innovan con tecnología en sus procesos.

 

CALIDAD DE VIDA

Continuando con el director Nicolás Salazar, las tecnologías mencionadas contribuyen a incrementar la presencia y la disponibilidad de alimentos para el consumidor y permiten un uso eficiente de recursos por parte de las empresas. Todo ello debería disminuir el costo y, por lo tanto, el precio de los productos. El entrevistado concluye que si se suma lo anterior a las mejoras en cuanto a la inocuidad de los alimentos, podríamos decir que sí se contribuye a la sostenibilidad del ciclo de vida de las personas. Para el director Ángel Manero, del punto de vista agroalimentario se incide de dos formas, primero en productos que hacen bien a la salud y también en los que no te hacen daño a la salud, referido a los productos nutraceúticos, evitar los residuos, y el tema de los sabores. La tecnología  permite aumentar la disponibilidad de productos, lo que antes no se podía consumir frecuentemente como, por ejemplo, las frambuesas (al ser importadas el costo era caro)  ahora con la tecnología es posible cultivarlas en el Perú a costos reducidos. Diferentes productos ya se hacen más disponibles a más bajo costo, y con mejores tecnológicas esto amplía la gama de sabores de manera importante. El Director del Minagri finaliza diciendo que un ciudadano de clase media, actualmente, tiene una disponibilidad de productos que un rey de Francia no  tenía. “Comemos mejor que un rey francés de hace trescientos años, y es porque la tecnología  aumenta la disponibilidad de productos y eso conlleva a tener sostenibilidad en nuestra alimentación y la salud”, concluyó.

Etiquetas: , ,