Volvo Trucks apuesta por la movilidad eléctrica en el sector industrial y comercial

Fuente: VolvoTrucks FL Electric

Según la Organización Mundial de la Salud y la ONU, el 60 por ciento de la población del planeta -alrededor de 5 mil millones de personas- vivirá en ciudades para 2030. Esto es un aumento de poco más de mil millones en comparación con los niveles actuales. Este ritmo acelerado de urbanización impondrá demandas inmensas en los sistemas de tráfico, que en muchos casos ya son insuficientes para satisfacer las necesidades actuales. Dentro de la UE, se estima que la congestión y los problemas de tráfico relacionados cuestan alrededor de 100 mil millones de euros por año.

En 2019, Volvo Trucks comenzará a vender camiones eléctricos de servicio mediano en Europa, y las primeras unidades se pondrán en funcionamiento este año junto con algunos clientes seleccionados. “La electromovilidad está en sintonía con el compromiso a largo plazo de Volvo Trucks para el desarrollo urbano sostenible con cero emisiones”, afirma Claes Nilsson, presidente de Volvo Trucks.

Los camiones eléctricos reducen drásticamente el ruido y las emisiones de escape, abriendo nuevas formas de gestionar la logística. Por ejemplo, se pueden llevar a cabo más asignaciones de transporte durante la noche y menos camiones deben competir por el espacio vial durante las mañanas y las horas pico.

“Nuestra tecnología y conocimiento dentro de la electromovilidad se basan en soluciones comerciales probadas que ya están en uso en los autobuses eléctricos de Volvo y en soluciones que se introdujeron en los camiones híbridos de Volvo desde 2010. Los vehículos en sí son solo una parte de lo que se necesita para el éxito de una electrificación a gran escala”, dice Jonas Odermalm, jefe de estrategia de productos de vehículos de servicio mediano en Volvo Trucks.

Lograr el transporte sostenible a largo plazo es una cuestión compleja que requiere una amplia gama de medidas. “Estamos trabajando estrechamente con clientes, ciudades, proveedores de infraestructura de carga y otros públicos ​clave para crear el marco necesario para los camiones eléctricos”, dice Jonas Odermalm.

Claes Nilsson, presidente de Volvo Trucks concluye: “Creemos en la electrificación total para la distribución urbana como el primer paso. Sin embargo, estamos trabajando con la electrificación para otras aplicaciones de transporte. Esto es solo el comienzo”.

Los camiones eléctricos de Volvo:

Volvo FE Electric

  • Camión totalmente eléctrico para la distribución, la recogida de basuras y otras aplicaciones en condiciones urbanas, MMA de 27 toneladas.
  • Línea motriz: dos motores eléctricos de 370 kW, potencia máx. (potencia cont. de 260 kW) con una caja de dos velocidades Volvo. Par máx. de los motores eléctricos: 850 Nm. Par máx. del eje trasero: 28 kNm.
  • Almacenamiento de energía: baterías de iones de litio, 200-300 kWh.
  • Alcance: hasta 200 km.
  • Carga: hay dos sistemas de carga diferentes disponibles. CCS2: potencia de carga máxima: 150 kW de CC. Carga de baja potencia: potencia de carga máxima: 22 kW de CC.
  • Tiempo de carga: para cargar por completo una batería totalmente vacía (300 kWh): CCS2 150 kW: aprox. 1,5 horas; carga de baja potencia: aprox. 10 horas.

Volvo FL Electric

  • Camión totalmente eléctrico para la distribución, la recogida de basuras y otras aplicaciones en condiciones urbanas, MMA de 16 toneladas.
  • Línea motriz: motor eléctrico de 185 kW, potencia máx. (potencia cont. de 130 kW) con una caja de dos velocidades Volvo. Par máx. del motor eléctrico: 425 Nm. Par máx. del eje trasero: 16 kNm.
  • Almacenamiento de energía: baterías de iones de litio, con un total de 100–300 kWh.
  • Alcance: hasta 300 km.
  • Carga: hay dos sistemas de carga diferentes disponibles. CCS2: potencia de carga máxima: 150 kW de CC. Carga de baja potencia: potencia de carga máxima: 22 kW de CC.
  • Tiempo de carga: para cargar por completo una batería totalmente vacía: carga rápida en 1-2 horas (carga en CC), carga nocturna de hasta 10 horas (carga en CA) con una capacidad de batería máxima de 300 kWh.
Fuente: VolvoTrucks
FE Electric

El primero en ser introducido frente a la prensa fue el Volvo FL Electric, para luego presentar el FE Electric, una versión mucho más robusta y con mayor capacidad de carga.

“Con la introducción del Volvo FE Electric, disponemos de una completa gama de camiones eléctricos para operaciones urbanas y estamos dando otro paso estratégico hacia el desarrollo de nuestra oferta total en soluciones eléctricas de transporte. Esto abre la puerta a nuevas formas de cooperación con ciudades que buscan mejorar la calidad del aire, reducir el ruido del tráfico y acabar con la congestión en las horas punta, ya que las operaciones comerciales se pueden realizar de forma silenciosa y sin emisiones de gases de escape a primera hora de la mañana o a última hora de la noche”, afirma Claes Nilsson, presidente de Volvo Trucks.

El primer Volvo FE Electric, un camión de recogida de basuras con una superestructura desarrollada junto con el mayor carrocero de Europa, Faun, empezará a operar a principios de 2019 en la segunda ciudad más grande de Alemania, Hamburgo.

“Hamburgo, que en 2011 fue nombrada “Capital Verde Europea”, lleva mucho tiempo trabajando con éxito en un amplio frente para mejorar el desarrollo urbano ecológico y sostenible. Y esto se aplica al sector del transporte, en el que los autobuses eléctricos de Volvo ya se están utilizando en la red de transporte público. Las experiencias y los objetivos de esta empresa conjunta convierten a Hamburgo en un socio muy interesante para nosotros”, afirma Jonas Odermalm, vicepresidente de las líneas de producto Volvo FL y Volvo FE en Volvo Trucks.

El doctor Rüdiger Siechau, CEO de Stadtreinigung Hamburg, ve grandes posibilidades de ventajas medioambientales en los camiones eléctricos de la ciudad.

“Actualmente, cada uno de nuestros 300 vehículos de recogida de basuras convencionales emiten unos 31.300 kg de dióxido de carbono al año. Un camión de recogida de basuras eléctrico con una batería que aguanta un turno completo de entre ocho y diez horas constituye una gran aportación en tecnología. Otro beneficio es el hecho de que Stadtreinigung Hamburg genera una electricidad neutra para el clima que se puede usar para cargar las baterías”.

Otra ventaja adicional del Volvo FE Electric es que estará disponible en distintas variantes para los distintos tipos de asignación de transporte. Por ejemplo, con la cabina de nivel bajo de Volvo, que facilita la entrada y la salida a la cabina y aporta al conductor una completa panorámica del tráfico circundante. Otro resultado de las operaciones libres de vibraciones y con un bajo nivel de ruido es que el entorno de trabajo mejora. La capacidad de la batería se puede optimizar para responder a las necesidades de cada uno y la carga se realiza a través de la red eléctrica o de estaciones de carga rápida.

“Nuestras soluciones holísticas de transporte eléctrico están diseñadas para responder a las necesidades específicas de cada cliente y de cada ciudad. Además de los vehículos, ofreceremos todo lo necesario, desde el análisis de la ruta hasta los servicios y la financiación a través de nuestra red de proveedores y talleres de toda Europa. También mantenemos una estrecha colaboración con proveedores de una infraestructura de carga”, afirma Odermalm.

En nuestro país, Volvo Group Perú es la organización que representa a la marca sueca, la cual nos sorprende cada vez más con sus innovaciones tecnológicas. Si bien no hay una fecha programada para el arribo de estos vehículos a nuestro país, podremos ver la evolución en la aceptación de este tipo de tecnología en los principales mercados europeos. Por el momento, nos mantenemos a la expectativa de cuál podría ser el impacto en nuestro país de un transporte sostenible que también abarque la movilidad eléctrica en los sectores industriales.

Etiquetas: , , , ,