El código técnico de construcción sostenible y otras normativas a nivel nacional

Por: Francesca Mayer
CEO Peru Green Building Council

Nos queda claro que la tendencia en construcción va hacia la sostenibilidad. En ediciones anteriores hemos explicado que es la construcción sostenible, qué se está haciendo en el país y porqué es tan importante que la sostenibilidad esté presente en nuestros proyectos. Hemos escuchado muchos sobre las certificaciones internacionales al igual que las diversas iniciativas que se desarrollan
día a día para buscar la sostenibilidad en todo tipo de edificaciones. Sin embargo, toda tendencia y filosofía debe de caminar de la mano de normativas y códigos que la engloban dentro del marco legal de desarrollo de cada país.

Como Peru Green Building Council (Peru GBC), tuvimos el honor de formar parte del grupo multidisciplinario de trabajo llamado el Comité Permanente para la Construcción Sostenible, mediante el cual desarrollamos el primer “Código Técnico de Construcción Sostenible” del país. Aprobado a finales del año 2105 por el gobierno mediante el Decreto Supremo N° 015-2015, el objetivo del código es normar los criterios técnicos para el diseño y construcción de edificaciones y ciudades en el país, a fin de que sean calificadas como edificaciones o ciudades sostenibles.

El Comité Permanente para la Construcción Sostenible es conformado principalmente por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, El Ministerio del Ambiente, La Cámara Peruana de Construcción, el International Finance Corporation (IFC) y el Peru Green Building Council (Peru GBC), entre otros. La variedad de actores permitió que se tomasen en consideración todos los componentes tangibles que afectan el desarrollo de una edificación, desde el componente humano y calidad de vida, hasta el componente ambiental y de desarrollo eficiente. El código provee lineamientos simples y concretos para poder garantizar un nivel estándar de sostenibilidad para viviendas, edificios comerciales, hoteles, centros de salud y muchos otros tipos de edificaciones.

El código está vigente y es opcional, con miras de convertirse en obligatorio para el año 2018. Mucha controversia acompañó el lanzamiento de este código, al considerarse un tanto laxo y no inclusivo a muchos de los componentes cruciales de una edificación sostenible. Sin embargo, nosotros lo consideramos un éxito, un primer escalón en la larga escalera de la sostenibilidad. El código se enfoca en 3 categorías principales de impacto, el ahorro del agua, el ahorro energético y el confort térmico de los usuarios dentro de las edificaciones. Para el ahorro de agua, se busca generar un ahorro del 30% mediante equipamiento sanitario eficiente y soluciones innovadoras como tratamiento de aguas grises. Por otro lado, en cuanto al ahorro energético y confort térmico, la meta es cumplir con la norma de eficiencia energética, confort térmico y lumínico EM 110.

Si nos comparamos con nuestros países hermanos, por ejemplo, Colombia presentó el primer proyecto de desarrolló de reglamento de construcción sostenible en el año 2011. Acompañados también por el IFC, esta primera propuesta considerada solo las categorías de impacto de agua y energía. Luego de mucho trabajo de investigación y práctica, acompañado también de críticas y controversia, el reglamento logró actualizarse a su versión vigente, “Reglamento Colombiano de Construcción Sostenible” en el año 2015 la cual considera aspectos mucho más complejos como conceptos de ordenamientos territorial, medición y verificación de sistemas y emisiones de C02 correspondientes al uso de ciertos materiales. Este reglamento entro en vigencia como obligatorio para todas las nuevas edificaciones de Colombia en el mes de julio del 2016.

Nuestro código está en pañales, pero al menos ya nació! Podemos decir que estamos encaminados hacia un desarrollo mucho más sostenible y el cumplimiento de nuestros compromisos climáticos para el año 2030 según el Acuerdo de Paris (COP 21). El código está disponible online y aplica a casi todo tipo de edificación nueva propuesta. Está en miras la actualización del mismo hacía la versión 2 en el año 2017, la cual debería incluir conceptos de selección apropiada de materiales y de vivienda social, al igual que la actualización de la norma EM 110 de eficiencia energética, confort térmico y lumínico.

Etiquetas: