Piera Carrera: “La escuela no está respondiendo a las reales necesidades de los niños y la sociedad”

Piera Carrera, de IPAE

Frente a este escenario, Piera Carrera, de IPAE, profundiza en uno de los proyectos más prometedores y disruptivos de la educación nacional: la red Educa+.

Por: Marco Minaya
mminaya@stakeholders.com.pe


Educa+ es una red de colegios privados con un alto potencial de crecimiento y desarrollo, que busca la transformación de las prácticas pedagógicas y de gestión, con el fin de lograr resultados de excelencia y sostenibles. La red de asociados de Educa+ accede a un conjunto de servicios enfocados a la mejora de la calidad educativa y gestión empresarial, además forman alianzas estratégicas con organizaciones de prestigio. Stakeholders conversó en extenso con Piera Carrera, responsable de la Red Educa+, quien nos brindó detalles de esta innovadora iniciativa educativa.

¿Cómo nació Educa+?

Uno de los servicios más grandes que tiene este país se desarrolla en el sector educativo porque abarca una gran contingencia de directores y maestros. El Ministerio de Educación (Minedu) tiene una gran tarea en liderar este proceso con las instituciones educativas públicas, pero las instituciones privadas no son necesariamente atendidas. Por otro lado, los colegios religiosos se agrupan en asociaciones, y había un vasto número de colegios laicos en Lima que estaban trabajando de manera aislada y no lograban agremiarse por esta razón. En ese sentido, vimos ahí una gran oportunidad para ayudarlos a organizarse a través de una red que los pudiera articular y ayudar a lograr mejores prácticas, en lo pedagógico y en lo empresarial.

Un dato importante es que en veinte años la matrícula en el sector privado ha tomado al menos el 20 % de las matrículas del sector público. Por otro lado, de los colegios privados en Lima, no más de seis mil, muchos son informales: trabajan sin licencia, se ubican en lugares inadecuados, etc. Entonces, en IPAE vimos una oportunidad en elevar la calidad educativa. Así nace en el 2015 la red de colegios privados en Lima.

¿Cuál es el objetivo primordial que llevan a cabo?

En concreto, conformar esta red  para que los colegios puedan mejorar su gestión pedagógica y empresarial. Muchos de ellos no tienen las herramientas administrativas y financieras para hacer de un colegio una empresa. Por el lado pedagógico, tratar de ir sembrando la idea de que tienen que ser innovadores, ya que actualmente la escuela no está respondiendo a las reales necesidades de los niños y la sociedad, y hay un divorcio entre esta y el entorno tecnológico.

Nosotros trabajamos con un tema de membresía. El colegio que quiere ingresar paga un derecho por un conjunto de actividades. Hay un programa de alta gerencia de 40 horas sobre temas de actualidad, como también conversatorios de temas abiertos. Estamos apoyando a colegios grandes, «nivel A», que quieren aportar en el desarrollo de otros colegios. Entonces, se ha dado una dinámica. Por ejemplo, enviamos una delegación hacia Bogotá para la capacitación de profesores de tres colegios top. Luego, estos capacitan a sesenta profesores de otros colegios. Ellos vienen y nos dicen en que pueden ayudarnos. Se empieza a generar una comunidad solidaria inspirada fundamentalmente en los pilares de la educación: aprender a conocer, aprender a ser,  aprender a hacer y aprender a convivir.

Según su análisis en el aspecto empresarial, ¿qué es lo que falta y qué es lo que aportan?

Un elemento que es muy importante es el marketing, poder vender tu marca y comunicar el servicio que ofreces. Los colegios no lo tienen claro. Tampoco tienen un estudio de mercado para el servicio. Ellos creen que los chicos van a venir a tocarles la puerta cuando no hay una intención de salir fuera. Por ejemplo, muy pocos tienen web, no tienen el nombre del colegio afuera. La formalización de los profesores en planilla es otro aspecto del que adolecen. En el tema del manejo financiero, la morosidad los ataca porque les crea falta de liquidez, tienen un flujo de caja muy limitado. Les explicamos cómo enfrentar la morosidad. Sobre liderazgo, hay la idea de este liderazgo más tropical y no esta idea de liderazgo compartido, colaborativo, con distintas miradas, de consensos. Por otro lado, pertenecer a la red les ayuda a reconocer sus buenas prácticas y aprender de otras empresas.

En el aspecto educativo, ¿cuál es su propuesta metodológica?

Principalmente la metodología por proyectos. A diferencia de mi época, en que la educación era rígida y seccionada en matemáticas o lenguaje, ahora hay una visión de trabajar temas o problemáticas donde entran integralmente todas las materias. Por ejemplo, yo conversaba con muchos directores porque no tomamos la temática del mundial para aprender de geografía, de política. Un tema de la vida diaria se convierte en un material pedagógico, eso es lo que nosotros tratamos de inculcar. Te lo dice la neurociencia, pensamos de manera integral.

¿Qué tan efectivo es este tipo de implementación?

Los colegios llevan sus propios resultados, pero es en las pruebas mensuales que aplica el Minedu donde pueden verse objetivamente. Lamentablemente, la red comienza a operar en el 2016 y ese año fue la última vez que se aplicó la prueba mensual. No obstante, los directores están convencidos de que nuestra metodología es la adecuada al evidenciar un avance en las competencias de sus alumnos.

Además, le estamos dando al director el papel de acompañante pedagógico. Un buen director no está en su oficina. Está en el patio, está  ingresando a un aula, mirando cuál es su estrategia y luego compartiendo cómo puede mejorar pedagógicamente. Necesita capacidades de comunicación. Acá el director es una persona que representa la figura de un líder y a la vez es uno más. Tiene que ser cercano a los niños, docentes y, por supuesto, a los padres de familia.

¿Qué relación debería tener el director con los padres de familia?

También hay que orientar al padre de familia para que nos ayude en casa con el plan que tenemos en el colegio. Los padres trabajan 16 horas diarias, llegan agotados y no absuelven necesariamente todas las inquietudes de sus niños.

Todo esto hace que el director tenga una imagen de constante comunicación al interior de la escuela y en la comunidad. Si hay algún problema o reto en la comunidad, el director y todo el colegio tienen que estar presente. Nosotros recomendamos mucho que se hagan alianzas con otros colegios de sus zonas para hacer actividades conjuntas. Cada colegio tiene una filosofía o proyecto, lo que hay que hacer es cada vez mejorar nuestra propuesta, no centrarnos en la competencia.

¿Hay algún rol que tenga también el docente?

El docente se convierte en un facilitador. Educa+ les brinda a los docentes capacitaciones en las nuevas metodologías, y parte de estas es no solamente manejar la técnica, sino también lograr un enganche con el niño. Ser un referente para ayudarlo en su proceso y aprendizaje, además de construir un vínculo afectivo con el estudiante. No funcionan los limites, los castigos, lo que funciona es este vínculo, y eso lo vemos desde el nivel inicial. El maestro también tiene que saber cómo manejar situaciones de violencia en nuestros colegios, y con ayuda del colectivo de profesores, tener una actitud preventiva frente al tema. El profesor no solo cumple el rol de docente, sino de tutor.

Por último, el aspecto de la calidad educativa, ¿cómo lo entienden?

El colegio debe tener una adecuada distribución de salones, infraestructura; contemplar la forma en la que se conduce el docente con los niños, la manera en que nos relacionamos con los padres y con la familia; y sobre todo buenos resultados en aprendizaje. Por otro lado, nuestros estudiantes siempre están pendientes en desarrollar trabajos con otros colegios de la zona, como el parchar las pistas de Chosica. Ese también es un elemento de calidad: la proyección social, la preocupación por la comunidad, la sensibilidad frente a los problemas. Aspectos que últimamente los padres deben tomar en cuenta.

Etiquetas: , ,