fbpx

Mariella Hague: “El Design Thinking representa un modelo transversal de desarrollo en todos los negocios”

[shareaholic app="share_buttons" id="26216618"]

Marco Minaya
mminaya@stakeholders.com.pe

Mariella Hague es la primera persona en América Latina — y única a la fecha — en obtener una certificación en Advanced Creativity & Innovation Program, y primera trainer en Advanced Creative Problem Solving que puede otorgar esta certificación en AL.


¿Qué es Paradero?

 

Paradero, espacio de entretenimiento en innovación y desarrollo que Hague dirige, cuenta con una metodología propia e incorpora distintas herramientas de innovación, que sirven para entrenar a las personas en la práctica de conectar su cerebro con su corazón, buscando retarlos constantemente.

 

Las principales herramientas que emplea Paradero:

 

  • Design Thinking – Método Lombard: combina el Design Thinking con el Business Model Canvas, generando una propuesta que permite generar una visión de negocio única enfocada en la propuesta de valor que persiga cada organización.
  • Creative Problem Solving y Barret: esta herramienta se enfoca en obtener soluciones creativas para abordar los diversos problemas de las organizaciones. Se basa en la pirámide de Barrett, la cual a su vez tiene su origen en la pirámide de necesidades de Maslow, pero esta extiende su aplicación hacia los equipos, las organizaciones y la sociedad. Tiene una mirada personal más fuerte que sirve para enfocarse en los procesos y problemas de la organización.

 

Junto con estas herramientas, Paradero usa detonadores como:

 

  • Try Triggers: este detonador permite cuestionarse en procesos creativos y procesos de transformación de mindset.
  • LEGO® Serious Play®‎: permite construir conceptos a través de una visión compartida con el equipo.

Points of You™: brinda una mirada interna de auto reconocimiento, la cual busca que la persona esté presente emocional y mentalmente.

 

En entrevista para Stakeholders, Mariella Hague nos cuenta que el propósito de Paradero es activar el rol innovador en las personas, transformando sus vidas para que generen valor en su entorno. Para esto facilitan herramientas de innovación que, al ser incorporadas en su vida personal, pasan a ser totalmente aplicables en el ámbito profesional. La vocera de Paradero destacó el Design Thinking como herramienta clave para fomentar la innovación en las personas y las organizaciones.

 

¿Cuál es la situación del empleo del Design Thinking en nuestro mercado?

 

En algún momento, he sentido que se ha convertido en una moda, sin embargo, es lo que rige todos los planeamientos estratégicos de las grandes empresas en la actualidad. En este caso, la innovación va desde las más pequeñas de las empresas hasta las grandes corporaciones. Muchas de estas están replanteando la forma de hacer negocios. Esto hace que mucha gente involucre procesos como el Design Thinking dentro de sus organizaciones.

 

Ya que se trabaja para conseguir el “reseteo” de las personas, ¿esta metodología tiene alguna relación con el Coaching?

 

No necesariamente está relacionado, pero en algunos casos hay un punto que tenemos en común: el juicio. El Coaching trabaja el juicio para romperlo, pero no lo trabaja para transformarlo en una oportunidad de empatía que genere innovación.

 

En el mercado actual, muchas universidades e institutos ofrecen este tipo de enseñanzas al público en general. Sin embargo, ¿qué hace que este tipo de metodologías sirva como mecanismo de innovación en las personas?

 

Es una metodología creada como diseño de pensamiento, que hace muchos años se utilizaba para tratar temas de creatividad. En la actualidad, se emplea como un modelo de gestión en los negocios, permitiendo que a raíz de una idea inicial o problema se pase al desarrollo de un proyecto con el fin de volverla un modelo de negocio. Como ejemplo tenemos a todas las startups que buscan solucionar una problemática inicial. Modelos de negocio como Uber y Rappi han encontrado una necesidad en el usuario, cuya pregunta desde el nacimiento del negocio fue siempre el cómo pueden solucionarlo.

 

¿Qué hace  que esta metodología sea distinta al resto que existe en el mercado?

 

Design Thinking se diferencia de otros modelos en que este pasa por un proceso muy grande de ideación. Antes se enfatizaba su empleo a empresas de creatividad y publicidad. Sin embargo, ahora es un modelo transversal de desarrollo en todos los negocios. En este contexto, nosotros desarrollamos el método Lombard que en combinación con el Bussiness Model Canvas, basado en un modelo de negocio que se emplea desde hace años en Harvard.

 

En el proceso de Design Thinking, la ideación es muy grande, siendo enormes las soluciones a un problema determinado. Cuando alguien tiene una gran idea y requiere de dinero para presentarlos en el marco de un negocio, es realmente el momento en que entra a emplearse esta metodología. Lo que hacemos nosotros es desarrollar las habilidades de quien está detrás de este tipo de ideas para que puedan tener roles como innovador.

 

También hay empresas de diversos rubros que trabajan en este tipo de metodología. Muchas de ellas cuentan con varios certificados y casos de éxito. Pese a ello, igual nos convocan porque tienen una serie de dificultades que les impide avanzar. Desde el típico caso de que su capital humano no hace nada hasta la propia inoperatividad del proyecto. En ese sentido, en Paradero trabajamos empleando el “reseteo” de la mentalidad. Entonces, somos aquellos facilitadores que permiten que las personas puedan generar valor real a través de las herramientas de innovación y que aspiren a una mentalidad de crecimiento.

 

Por otra parte, ¿has tenido problemas con aquellos escépticos que no creen en este tipo de metodologías?

 

Existen muchos mitos que giran en torno al Design Thinking. Por ejemplo, cuando se habla de innovar en grupo. Sin embargo, en las típicas reuniones convencionales en donde están conversando sobre las necesidades de alguien o de algo, se piensa que tocar estos temas es una pérdida de tiempo y que la gente no está haciendo nada al respecto. En ese escenario, lo que hacen es no poner en valor ese tiempo que le dan para idear algo que se encuentre estructurado.

 

Para empezar, el Design Thinking no les va a solucionar todo. Se tiene que poner en valor el tiempo de los colaboradores, sin embargo, se cree que las áreas de innovación se toman mucho tiempo para hacer las cosas, porque no las hacer de hoy para mañana. Los equipos de innovación no necesariamente están enfocados en la hora en que demora conocer a una persona, porque toma tiempo en conocer a alguien. Entonces, si una empresa genera un área de innovación, debe tener en claro que esa gente necesita tiempo y recursos, y que no depende de si están 8 horas o que estén en una oficina. Esto es un factor en que las empresas no están preparadas.

 

Otro tema interesante abarca en torno a la digitalización, dado que esto no es lo mismo que innovar. Las empresas están acostumbradas a que la innovación parta de la transformación digital, o, en el peor de los casos, digitalizar algo o volverlo una App. No podemos hablar de innovación si es que este esfuerzo por parte de la empresa no fue conseguido para agilizar el servicio de una persona y mejor su proceso de trabajo.

 

 

Sobre los Pasajeros (clientes):

 

  • Paradero capacita a personas para que tengan roles innovadores. Hacen un “reseteo” mental, es como un lavado de cerebro. Este nuevo “mindset” debe entender qué cosa es un prejuicio y vencerlo. Debemos entender la verdadera necesidad.
  • Entre nuestros clientes figuran Pandero, Cálida, empresas bancarias y de minería.
  • Cuentan con programas ejecutivos como individuales. Depende el tipo de servicio que requiere el cliente.
  • Cualquier persona u organización puede ser cliente de Paradero, siempre que tenga la necesidad y deseo de cambiar su cultura (personal o corporativa) para generar la innovación, a partir de un cambio transversal de su forma de pensar y sentir las cosas.
  • Gran parte de sus pasajeros (30 %) son trabajadores independientes/tienen un negocio propio, mientras que el resto son dependientes. De este grupo, aproximadamente el 20 % de clientes son empresas, principalmente de los sectores de construcción, entretenimiento, banca, minería, entre otros.

 

 

Etiquetas: , ,