fbpx

Gonzalo Quijandría:“El factor más importante en el trabajo con las comunidades es la generación de confianza”

[shareaholic app="share_buttons" id="26216618"]
Gonzalo Quijandría Fernandez, Director de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de Minsur S.A.
POR MARCO MINAYA
mminaya@stakeholders.com.pe

 

En el marco del evento PERUMIN 34, Stakeholders entrevistó a Gonzalo Quijandría Fernandez, director de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de Minsur S.A., quien compartió la visión que tiene la compañía en materia de sostenibilidad y la forma en que vienen trabajando con las comunidades para generar mayor confianza.

¿Cuáles son las expectativas que tiene Minsur para el PERUMIN 34?

Perumin es el espacio para que cada dos años el sector minero analice los avances e innovaciones tanto tecnológicos, comerciales y productivos como en prácticas socio ambientales, que se vienen experimentando en la industria minera mundial.

Sirve también para reflexionar sobre los retos que implica mantener el crecimiento de una actividad que representa el 60 % de nuestras exportaciones, y tratar de encontrar los factores que puedan permitir que más peruanos se beneficien de este crecimiento.

Para la presente edición de PERUMIN 34 Convención Minera, el lema es Minería: Ciencia, Innovación, Tecnología y Educación. Para Minsur, ¿de qué forma integran estos ámbitos todo su proceso de gestión social y ambiental? ¿Cuál es el trabajo que desarrollan en cada campo?

El lema del actual Perumin menciona cuatro aspectos que están presentes en el día a día del sector, y muchas veces dejamos de lado cuando pensamos en esta actividad que es altamente especializada en los campos de ciencia y tecnología.

Asimismo, el sector minero es una importante fuente de innovación, no sólo en la búsqueda de eficiencias que permitan optimizar costos, sino también porque es parte del aprendizaje constante para continuar aprovechando los recursos naturales de manera sostenible, mediante prácticas ambientales que buscan permanentemente reducir los impactos de la actividad. Minsur, por ejemplo, junto con Microsoft desarrolló una solución para monitorear la calidad del agua aplicando inteligencia artificial.

Es importante también la mención a la educación, como camino identificado para poder lograr que más peruanos cuenten con recursos para poder aprovechar los beneficios de la actividad. En el caso de Minsur, la inversión social en educación es uno de nuestros pilares en la relación con las comunidades. Jóvenes con educación tienen mayores posibilidades de hacerse una carrera en la minería o en la rama que ellos deseen, y de contribuir con el desarrollo de sus localidades.

Minsur se ha caracterizado siempre por ser una empresa reconocida por su vanguardia, competitividad y modelo de gestión social y ambiental con sus grupos de interés. ¿Cuáles han sido los factores más importantes al momento de trabajar con las comunidades?

El factor más importante en el trabajo con las comunidades es la generación de confianza. Esta no se logra de la noche a la mañana ni se mantiene incólume una vez alcanzada, es una labor que se basa en las prácticas de toda la operación y en la que no puede haber pausas.

Minsur tiene operaciones que tienen más de cuarenta años, y otras con menos de una década. En todas, el esfuerzo por mantener la confianza de las comunidades, tanto en nuestras prácticas ambientales, como nuestros programas sociales o la generación de puestos de trabajo, es el mismo, y nos permite afrontar las situaciones más complicadas a través de procesos de diálogo que no podría llegar a buen puerto de otra manera.

Este estilo de relacionamiento parte de nuestra misión empresarial y nuestra política de Sostenibilidad, nuestro código de ética, los valores corporativos y nuestros estándares alineados a los principios del ICMM que constantemente revisamos.

Pese a los esfuerzos que hace el sector en materia de minería responsable, ¿por qué cuesta mucho trabajo apostar a largo plazo por una minería sostenible?

No es un tema de cuánto esfuerzo requiera, que es el que todo sector que pretenda llevar a cabo una labor responsable debe hacer, sino que es indispensable apostar por una minería sostenible por la supervivencia misma del sector.

No se trata únicamente de las consecuencias en el largo plazo en nuestro planeta si por ejemplo no apostamos por mayores fuentes de energía limpia, sino que en el mediano y corto plazo habrá consecuencias en el negocio para los que no se hayan adaptado a los nuevos estándares.

Por ejemplo, hoy varios consumidores finales de productos ligados a la industria electrónica vienen exigiendo los más altos estándares sociales y ambientales a sus proveedores de minerales, y constantemente están buscando productos que sustituyan a minerales cuyos productores no garanticen estos cumplimientos.

El Perú es un país minero por historia, ¿de qué forma Minsur ha contribuido con el desarrollo del país a nivel social, económico y ambiental?

Minsur es una empresa de capitales peruanos que viene operando en nuestro país desde hace más de cuarenta años. En este camino hemos alcanzado algunos hitos que nos permiten entender mejor nuestra contribución. Entre estos, creo que lo más relevante ha sido lograr ser la primera empresa peruana y tercera a nivel latinoamericano en ingresar al ICMM (Consejo Internacional de Minería y Metales), que es una asociación de las empresas con más altos estándares sociales y ambientales del mundo. Ser miembro del ICMM implica hacer “minería con principios”, en referencia a los 10 principios a los que nos comprometemos las empresas que lo integramos.

Esto tiene un impacto en el sector minero peruano, pues ahora una empresa de nuestro país participa en las discusiones para diseñar el nuevo estándar de minería en el mundo, que tiene como propósito, entre otros, adaptarse a los retos de cambio climático, reducir los impactos ambientales, elevar la calidad de vida de las zonas donde operamos, etc.

En cuanto al aspecto social, existe un trabajo intensificado con Acción contra el Hambre para afrontar las bajas temperatura. ¿En qué consiste la estrategia que desarrollan con las comunidades?

En Minsur, como empresa del grupo BRECA, tenemos un mandato de enfocar gran parte de nuestros esfuerzos en el desarrollo infantil temprano. Como parte de estos esfuerzos, hemos llevado a cabo varios proyectos, entre estos el proyecto Sami, que trabajamos con la ONG Sumbi y con Acción contra el Hambre, que ejecutamos en los distritos de Antauta y Ajoyani en Puno y que implica trabajar con la comunidad en la articulación para facilitar el desarrollo del plan para la disminución de la anemia y desnutrición crónica.

Este proyecto es un buen ejemplo de nuestro enfoque multiactor, en donde la autoridad local juega un rol fundamental como coordinador de todos los actores involucrados, con el objetivo de darle sostenibilidad al proyecto. Esta estrategia ha sido fundamental para poder reducir los niveles de anemia en más de 50 puntos porcentuales y para sentar las bases de un nuevo sistema de atención integral (familia-comunidad-autoridades) a la primera infancia.

Considerando que las empresas mineras formales solo demandan el 1.04 % del agua que consumen en el país, ¿de qué forma Minsur trabaja con el recurso hídrico?

En Minsur hemos desarrollado una política de excelencia en la gestión del agua, que se aplica a todas nuestras operaciones, y que es una muestra de cómo gestionar los recursos de manera responsable. En esta política se promueve el uso constante de tecnologías para asegurar un menor consumo de agua y garantizar que no haya impactos sobre este recurso. Así, reciclamos un gran porcentaje del agua usada en nuestras operaciones y la se devuelve, es tratada en modernas plantas de tratamiento. Asimismo, nos obligamos a medir nuestro consumo e irlo reduciendo paulatinamente.

Se busca que el país sea un territorio prospero con un buen manejo de nuestros recursos naturales. ¿Qué puede aportar la minería responsable desde la perspectiva de Minsur?

La minería no es sólo el sector que genera una gran cantidad de recursos económicos a los distintos niveles de gobierno, es también un socio de las comunidades para lograr que estos recursos beneficien las zonas donde opera, y desarrollar proyectos que permiten alcanzar mayores niveles de prosperidad.

Ejemplos de estos abundan en la minería formal. La preocupación hoy está en cómo seguir generando estos recursos y a la vez elevar los estándares ambientales y sociales de las empresas. Este reto es asumido cada vez con mayor énfasis en las empresas a nivel mundial.

El Perú es un actor importante para la minería en el mundo, y como tal, las empresas locales no son ajenas a estos desafíos. El aporte más importante de la industria minera a los países donde opera está aún por verse, y está relacionado a la cultura de sostenibilidad que se viene generando entre todos los actores del sector, y en las zonas donde operamos, que usualmente son las más apartadas y necesitadas del país.

Etiquetas: , , , ,