Gabriel Disconzi Barboza: “El joven de hoy busca ser el protagonista en todo lo que hace”

Por: Marco Minaya
mminaya@stakeholders.com.pe


La ONG Parceiros Voluntários es una organización de la sociedad civil que ejerce voluntariado con diversas personas y líderes de organizaciones sin fines de lucro, con el fin de construir un mundo mejor. Gabriel Disconzi Barboza, coordinador de relaciones de dicha institución, conversó con Stakeholders acerca del alcance que tiene su organización en materia de voluntariado e incidencia social.

¿Cuál es la misión que desarrolla su organización?

Nosotros somo como un B2B del tercer sector. Nuestras actividades consisten en formar y encaminar a las personas para actuar como voluntarios en organizaciones, calificando la gestión de las ONG que están cerca de las comunidades. De esta forma, se propicie un espacio para crear programas de voluntariado corporativo para empresas.

También contamos con un programa que hace que jóvenes estudiantes de escuelas tengan actividades de voluntariado. Para eso creamos nuestras tecnologías y metodologías sociales, que tienen certificaciones nacionales e internacionales. Nuestro propósito es vivir en una sociedad sostenible, que tenga por base personas éticas y participativas. Creemos que con el voluntariado y la calificación llegaremos a ese ideal.

¿Cuál es el impacto que desarrolla su proyecto en la sociedad civil?

Con 21 años de actuación, podemos decir que cambiamos comportamientos en la sociedad. A la fecha, hemos movilizado a más de 470 mil voluntarios que impactaron en la vida de más de siete millones de personas. Cabe precisar que cuando desarrollamos actividades de voluntariado, también generamos el sentimiento de compromiso de las personas con sus comunidades, la ética y el interés por cuestiones sociales.

Asimismo, al hacer cursos de workshops para otras ONG, conseguimos que estas organizaciones puedan estar más juntas de las minorías en sus respectivas ciudades, con el fin de que cuenten con servicios de más calidad y puedan atender a muchas más personas. Tenemos más de 2 mil empresas movilizadas para el voluntariado, más de 19 mil líderes de ONG entrenados, 140 mil estudiantes de escuelas en la práctica voluntaria y ocho libros publicados.

¿Cuáles son las iniciativas o acciones más destacadas de su proyecto?

Tenemos dos programas que lideran nuestras actividades. El primero es el programa “Fortalecimiento de la red social” que implica una metodología que usamos para captar voluntarios y capacitar a las ONG. En ello realizamos una serie de cursos, que abordan temáticas como la transparencia, comunicación, finanzas, coordinación de voluntarios, entre otros. En ese sentido, todos nuestros voluntarios tienen que pasar por un encuentro de concientización en que charlamos sobre las actitudes, legislación y cómo debe ser realizado el trabajo voluntario en las ONG.

El segundo programa se llama “Valores en la educación”, que tiene el objetivo de desarrollar la práctica del voluntariado en los estudiantes, entre el rango de 6 a 20 años de las escuelas. Entre nuestras acciones de incidencia, se crea el debate sobre cuestiones de voluntariado dentro de las aulas. Esta iniciativa está focalizada en el protagonismo del joven que crea valores éticos y participativos en los niños y adolescentes, quienes serán los lideres del futuro.

¿Qué espera lograr en los próximos años con la implementación de su proyecto?

Deseamos construir en la sociedad civil el concepto de que el voluntariado no es una actitud, pero sí una cultura. El voluntariado debe tener compromiso y pasión por el trabajo que se desarrolla en una ONG. El participante cede su tiempo, conocimiento y emoción, recibiendo, por otra parte, nuevas competencias y experiencias únicas. En países de Europa y en Norteamérica, el voluntariado es un requisito para empezar la vida profesional y académica, dado que existe ese tipo de cultura.

¿Por qué es importante que jóvenes asuman un nuevo liderazgo en la actualidad?

El joven tiene un pensamiento diferente. No le gusta las diferencias que existe en la sociedad. Su convicción le impide cerrar sus ojos delante del mundo actual. Tienen un deseo de cambio en su alma. Ellos también tienen ideales de participación y colectividad. Sus ideas tienen una característica en común: buscan cambiar el statu quo de la sociedad. Abrir espacios de dialogo y liderazgo para los jóvenes es brindar oportunidad a que la sociedad civil sea más innovadora, colectiva y participativa con las minorías.

¿Cuáles son las motivaciones de los jóvenes por cambiar la situación actual?

La sociedad no es totalmente correcta con las minorías. Frente a ello, el joven actual tiene un deseo de cambio. A diferencia de las generaciones anteriores, el joven de hoy busca ser el protagonista en todo lo que hace, involucrando en su camino una serie de cuestiones sociales. Este joven quiere un mundo mejor, para su familia y amigos. Esta motivación hace que los jóvenes tengan en su ADN una participación colectiva.

También hay un ascenso en el empleo de la tecnología como medio para que puedan ocurrir encuentros, debates, foros, lo que hace natural que las personas estén más conectadas. Considero que el deseo de hacer diferentes cosas para el mundo, junto con las posibilidades y nuevos comportamientos que emergieron con la internet, hacen que los jóvenes sean naturalmente transformadores de realidades.

Etiquetas: