PRIDER: Un sólido motor de Inversión Social Sostenible

Foto de Mónica Suárez Galindo (PNUD).

Por Chriss Ríos Solano 
crios@stakeholders.com.pe

El Programa Inclusivo de Desarrollo Empresarial Rural – PRIDER – fue creado en el 2005 por el Banco de Desarrollo del Perú – COFIDE para lograr un desarrollo económico local que promueva la cultura de ahorro, crédito y emprendimiento en poblaciones de escasos recursos del sector rural, contribuyendo así a la reducción de la pobreza y al desarrollo sostenible de las personas.

Para conocer a profundidad los detalles de PRIDER, Stakeholders sostuvo una entrevista con Manuel Layseca, Subgerente de Inclusión Financiera de COFIDE y principal vocero del proyecto, quien respondió nuestras preguntas acerca de esta importante iniciativa de inversión social sostenible.

¿Qué sucesos llevaron a COFIDE a crear PRIDER?  

Existía una experiencia exitosa de Grupos de Ahorro rurales que se llevó a cabo en Honduras durante la década de 1990 con el apoyo del PNUD. Su peculiaridad era que se aplicaba una metodología de Cajas Rurales de Ahorro y Crédito conformadas por grupos de entre 15 y 50 personas, quienes ahorraban y se prestaban entre sí aquel capital. También había antecedentes en comunidades bastante pobres de Asia y África en forma de pequeñas asociaciones que tenían un compromiso de ahorro y préstamos mutuos.

Pues bien, es a raíz de estos hechos que COFIDE se inspiró y, desde su rol de banca de desarrollo, introdujo en el año 2005 esta metodología en el Perú, debido a que asumió la administración de la fiducia de la Cooperativa Cayaltí (Lambayeque) y buscó complementar su intervención con un programa de apoyo social y económico para la población de la zona.

¿Bajo qué enfoques y parámetros opera?

PRIDER pretende establecer el desarrollo económico local en sus zonas de intervención mediante 2 ejes puntuales: la alfabetización financiera y el desarrollo de capacidades productivas con articulación del mercado.

  • Alfabetización financiera.- Se fomenta la creación de Uniones de Crédito y Ahorro (UNICA) en base a organizaciones sociales conformadas por grupos de 10 a 30 personas unidas de forma voluntaria, que generan un fondo común para brindar servicios de ahorro y crédito entre sus participantes, financiando así sus actividades productivas. Las características de la UNICA son el alto grado de confianza que genera, la fuerza colectiva, el apalancamiento de recursos comunes y el desarrollo empresarial de la gente.
  • Desarrollo de capacidades productivas.- Este eje de encadenamiento articulado al mercado busca lograr la sostenibilidad productiva de los pequeños productores agropecuarios y la generación de cadenas productivas que los inserten al mercado. Una vez identificadas estas cadenas, se busca cerrar las brechas en el manejo técnico-productivo mediante asistencia técnica permanente, luego se hace un acompañamiento en la gestión comercial y se consolida el vínculo.

¿Qué papel juega la RSE y Sostenibilidad en PRIDER?

Manuel Layseca – Subgerente de Inclusión Financiera de COFIDE

Con PRIDER contribuimos a la mejora de las condiciones de vida de las comunidades rurales, generando un cambio de comportamiento en la población, fortaleciendo sus capacidades con un alto nivel de “apropiabilidad”. Este aporte representa un auténtico desarrollo sostenible, pues se trata de una huella que perdurará en el tiempo. Estos pobladores pasan a ser actores de su propio desarrollo bajo una metodología de “aprender haciendo”, formando así una cultura de ahorro, crédito y emprendimiento.

A la fecha, ¿Cuáles han sido los principales logros?

PRIDER ha logrado impactar en la vida de más de 17,000 pobladores rurales, logrando en más de 90 distritos rurales de 6 regiones del país, un crecimiento sostenible en su economía. Juntos han logrado conformar un capital social en ahorro de más de 17 millones de soles; han realizado ellos mismos más de 150 mil operaciones de préstamos, por un monto total mayor a los 115 millones de soles. Se han generado un sin número de emprendimientos individuales como colectivos en sectores agro pecuarios, de comercio y servicios. Hemos generado espacios favorables para la inversión.

¿Cuáles son los ejemplos más representativos de estos logros antes mencionados?

Hay muchas experiencias exitosas, sin embargo, podríamos mencionar tres casos particulares de emprendimientos colectivos, uno en Cajamarca y dos en Ayacucho, que paso a detalar a continuación.

  • Cadena Productiva de Rosas – Proyecto ALAC – Yanacocha (Cajamarca): son 20 agricultores comprometidos en los distritos de Porcón (5), Encañada (10) y Baños del Inca (5), a quienes mantienen relaciones comerciales con Rosatel, Ediflor, Flores y Detalles, Follajes Ami.
  • Cadena Productiva de Quinua Blanca – Proyecto PNUD – Ayacucho: son 60 agricultores comprometidos en los distritos de Acocro (51), Tambillo (1), Vilcashuaman (5), Cangallo (3), quienes mantienen relaciones comerciales con la empresa agroexportadora Vínculos Agrícolas.
  • Cadena Productiva de Palta fuerte – Proyecto PNUD – Ayacucho: son 26 agricultores comprometidos en los distritos de Ninabamba (18), San Jose de Colpa (8), quienes mantienen relaciones comerciales con el mercado con el Mercado Mayorista de Lima.

Sobre su participación por primera vez en Perumin, ¿Qué beneficios y alianzas generó PRIDER?

La propuesta de COFIDE, como banco de desarrollo del Perú, en PERUMIN fue brindar al sector minero la posibilidad de invertir socialmente de forma sostenible mediante el PRIDER, por ser un instrumento que genera soluciones permanentes en armonía con el entorno. En la edición 2017 de esta Convención Minera se logró establecer contactos con 15 empresas mineras, de las cuales con 4 empresas nos encontramos en un proceso bastante avanzado, visualizando que inicien operaciones con PRIDER a inicios del próximo año.

¿Cómo aporta PRIDER al logro de una minería inclusiva y sostenible?

PRIDER es un programa que contribuye con varios de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS); como el Fin de la Pobreza, Educación de Calidad, Igualdad de Género, Trabajo Decente y Crecimiento Económico, Reducción de la Desigualdad y Alianzas para Lograr los Objetivos. Su punto más trascendental es que se trata de un programa basado en la confianza, y que a través de ella se logra un tejido social sólido que potencia su propio desarrollo local.

Hoy el sector minero cuenta con muy buenas proyecciones para los próximos años y, en ese escenario, el PRIDER se presenta como un instrumento que a través de la inversión social sostenible, fortalece y consolida las relaciones entre la comunidad y la empresa.

Cadena Productiva de Rosas – Proyecto ALAC – Yanacocha (Cajamarca)

Etiquetas: , , ,