¿Cómo lograr la igualdad de género en mi empresa?

Cecilia Rizo Patrón
– Directora Ejecutiva de Avanza Sostenible

DANPER, una de las empresas agroexportadoras más importantes del Perú, es la primera empresa peruana certificada en EDGE, sistema líder de certificación global de la equidad de género en el trabajo.

La certificación EDGE es la metodología líder de evaluación y estándar de certificación empresarial para la igualdad de género a nivel global. Fue lanzada durante el Foro Económico Mundial del 2011, y fue diseñada para ayudar a las empresas a crear un espacio de trabajo óptimo para mujeres y hombres. EDGE se distingue por asegurar la igualdad de género a través de:

  • Igualdad de remuneración por trabajo de igual valor
  • Contratación y promoción
  • Capacitación en liderazgo y desarrollo de la tutoría
  • Flexibilidad laboral
  • Cultura de las organizaciones

Danper se ha comprometido a que mujeres y hombres tengan las mismas oportunidades para desarrollar sus habilidades y capacidades. Es así que ha establecido que el 50% del personal elegido en los procesos de selección sean mujeres. Actualmente, la mitad de su personal está constituido por mujeres en diferentes puestos de trabajo, desde líderes operativos hasta cargos de confianza (jefaturas y gerencias corporativas).

También realiza campañas y actividades inclusivas, como los concursos Miss y Mr. Danper,  y cuentan con un manual de lenguaje inclusivo que busca eliminar estereotipos y/o diferencias entre mujeres y hombres.

Es así que este modelo empresarial del Danper busca contribuir a la problemática de la discriminación hacia la mujer en nuestro país. Actualmente en el Perú las mujeres ganan 30% menos que los hombres; sólo el 29% de los cargos directivos de las empresas en el Perú son ocupadas por mujeres y; de acuerdo a las últimas elecciones municipales de octubre del 2014, sólo el 2.78 % de municipios distritales se encuentran dirigidos por mujeres. Asimismo, sólo el 26% de las congresistas electas en las elecciones 2016 son mujeres

Al parecer,  el 2017 no será el año que logremos una igualdad de género.

Por otro lado, de acuerdo al estudio de McKinsey Global Institute se ha concluido que asegurar una participación igualitaria para hombres y mujeres generaría un boom económico mundial. La economía mundial podría crecer en 20 trillones de dólares si las mujeres tuvieran una participación igualitaria, casi el PBI combinado de Estados unidos y China.[3]

Es en este contexto que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) plantea como uno de sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) al 2030, el ODS Nº5: lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas.

Pero…¿Cómo lograr la igualdad de género dentro de la empresa?

Para lograr una mayor igualdad de género, el sector privado tiene un importante rol; que puede empezar a implementarse siguiendo los siguientes pasos.

  1. ¿Hay un techo profesional en tu empresa?

Identificar cuántas mujeres hay en puesto gerenciales en la empresa  y por qué, es una forma de tomar la temperatura a tu empresa sobre cómo se encuentra con respecto a la igualdad de géneros.

  1. Mire su brecha salarial de género (y busque reducirla)

La brecha salarial por género sólo puede persistir dentro de una cultura del secreto. Necesitamos instalar una nueva cultura de transparencia. Póngase el reto de investigar la brecha salarial dentro de su empresa, en qué áreas se da y en qué categorías profesionales y por qué.

Conociendo esta brecha salarial se pueden tomar medidas para disminuirla, tales como políticas y procedimiento que aseguren la igualdad en el centro de trabajo

  1. Desafíe las barreras que impiden que las mujeres progresan

Ciertos hechos irrefutables, como la lactancia materna y el parto, obviamente, afectan el papel de la mujer en la crianza de los hijos. Sin embargo, muchas mujeres definitivamente quieren volver al trabajo tras el permiso de maternidad,  al igual que muchos hombres quisieran estar más involucrados en la crianza de los hijos, a pesar de las percepciones erróneas culturales alrededor de esta idea. Las empresas deberían  poner en práctica políticas de apoyo a las decisiones de los padres, como por ejemplo, horario flexible donde el trabajador o trabajadora elige la hora de entrada y salida, teletrabajo, donde ciertas horas o días pueden trabajarse desde casa. La inversión que se haga en implementar herramientas tecnológicas para facilitar el teletrabajo, será rápidamente recuperada por la empresa, a través de mayor productividad y trabajadores más motivados.

  1. Promover el desarrollo de mujeres líderes

Hay diferencias reales de género que deben reconocerse y superarse; a veces se requerirá la empatía y, a veces las mujeres necesitarán programas específicos de género para sacar lo mejor de ellas mismas. Es importante desarrollar programas de coaching  y mentoring para brindar a los talentos femeninos con la confianza que necesitan para prosperar en sus carreras. Hacer que las mujeres sean más visibles debería ser una prioridad en la agenda.

  1. No se olvide de los hombres

Esto se trata de que todos tengan la misma oportunidad. El objetivo de cualquier iniciativa de igualdad no debe ser la creación de una ventaja indebida para las mujeres, sino simplemente eliminar los obstáculos a la igualdad de condiciones. Nadie querría ser promovido simplemente porque son mujeres. No se trata de declarar la guerra a los hombres, sino todo lo contrario. Se trata de amplificar el talento femenino, mientras que se colocan de lado a lado con sus colegas masculinos para impulsar el éxito de la empresa de manera conjunta, por igual.

Como plantea la ONU, si se facilita a las mujeres igualdad en el acceso a un trabajo decente y representación en los procesos de adopción de decisiones políticas y económicas, se impulsarán las economías sostenibles y se beneficiará a las sociedades y a la humanidad en su conjunto.

 

Etiquetas: ,