Seguridad hídrica: el futuro del agua

También denominada el oro líquido del planeta, el agua se presenta como un recurso indispensable para el desarrollo integral de todos los ciudadanos. Si bien no fue hasta el 2010 que la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció explícitamente al agua y saneamiento como derecho humano fundamental; disponer de ésta ha sido siempre imprescindible para la realización de cualquier actividad social y económica.

 

Álvaro Fabián Suárez
asuarez@stakeholders.com.pe

 

El Perú ocupa sólo el 0.84% de la superficie continental del planeta, sin embargo, contiene casi el 5% del volumen de agua dulce superficial del mundo. Asimismo, según el Sistema de Información Global en Agua y Agricultura de la FAO, el Perú se posiciona como el octavo país con mayor cantidad de reservas de agua dulce del mundo.

En nuestro país existen diversos instrumentos de gestión de recursos hídricos y otros que contribuyen a dicha gestión. El instrumento más directo para la gestión del agua son los Consejos de Recursos Hídricos de Cuenca, siendo la Autoridad Nacional del Agua (ANA) el ente rector en brindar las orientaciones correspondientes. Según el Ministerio de Ambiente (MINAM), a la fecha, se han constituido 13 consejos de las 29 que la ANA tiene planificada, con la principal función de facilitar la coordinación entre las autoridades regionales y locales, la sociedad civil y los usuarios del agua en la planificación y gestión del agua mediante el Plan de Gestión de Recursos Hídricos en la Cuenca.

Francisco Dumler,
Presidente del Directorio de Sedapal

Por otro lado, el caso limeño es distinto. Francisco Dumler, presidente del Directorio de Sedapal, explica que en la mayoría de ciudades de nuestro país, el uso del agua es prioritariamente agrícola y en la capital presenta una forma de distribución totalmente inversa.

“En el resto de ciudades el uso del agua es prioritariamente agrícola. Más del 80% del uso del agua en las ciudades es de uso agrario y alrededor del 15% es poblacional e industrial, a excepción de Lima. Nuestra capital es sui generis. Es exactamente a la inversa. Más del 80% del uso del agua de la cuenca del Rímac es poblacional”, explica Dumler.

Esta distribución distintiva del agua en la capital es la que posiciona a Sedapal como uno de los pilares principales de la gobernanza del vital recurso en Lima; siendo siempre regulada por la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass).

Agua para todos

The Global Water Partnership (GWP) define a la seguridad hídrica como la provisión confiable de agua cuantitativa y cualitativamente aceptable para la salud, la producción de bienes y servicios y los medios de subsistencia, junto con un nivel aceptable de riesgos relacionados con el agua. En otras palabras, poder garantizar el agua para todas y todos.

Con la actual crisis de cambio climático que está atravesando mundialmente, este término cobra cada vez más relevancia como medida de protección del agua. La estrategia global de GWP hacia el año 2020 sostiene que el desarrollo sostenible no será viable sin un mundo con seguridad hídrica.

El Perú no le es ajeno y existen diversas iniciativas desde el sector público y privado que se están impulsando para poder garantizar un uso efectivo de los recursos hídricos.

La Dirección General de Economía y Financiamiento Ambiental del MINAM señala que, dentro de este marco, se cuenta con la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica, la Estrategia Nacional de Humedales y la Estrategia Nacional del Cambio Climático; las cuales tienen dentro de los objetivos, metas e indicadores la conservación y recuperación de los ecosistemas proveedores de servicios ecosistémicos, como el de regulación hídrica que brinda agua en época seca.

Asimismo, este ministerio refiere que, recientemente, se ha conformado la Comisión Multisectorial que estará a cargo del seguimiento a la elaboración del Informe País “Gobernanza del agua en el Perú”. El diálogo político de actores que se desplegará para este proceso estará centrado en temas como: fortalecer la gobernanza de los recursos hídricos; asegurar la reinversión en políticas eficaces y eficientes de abastecimiento de agua; fortalecer el marco regulatorio para la provisión de servicios de agua y saneamiento; entre otros.

Por otra parte, Sedapal ha apostado por la creación de infraestructura verde como método para promover la seguridad hídrica en Lima, mediante el proyecto de Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica, realizado junto con Forest Trends, The Nature Conservancy y 2030 Water Resources Group.

A casi cinco años de la aprobación del Plan Maestro Optimizado de Sedapal aprobado en el 2015, donde se establece el cobro de una tarifa mensual a los ciudadanos limeños para la conservación y restauración de las fuentes de agua en las cuencas altas, el organismo inició en diciembre de 2019 el primer paquete de proyectos ecosistémicos.

Dumler explica que este plan tiene como finalidad impulsar la conservación y restauración de la infraestructura natural en las cuencas de los ríos Chillón, Rímac y Lurín. Para lograr este objetivo se cuentan con más de cien proyectos de infraestructura, de los cuales seis ya están entrando a proceso de ejecución esta primera mitad del año.

Preservación del recurso

Verónica Bonifaz,
Directora de Asuntos Públicos,
Comunicaciones y Sustentabilidad en Arca
Continental Lindley

Dentro de esta misma línea, existen varias empresas del sector privado que optan por políticas de reducción y saneamiento del agua. Verónica Bonifaz, directora de asuntos públicos, comunicaciones y sustentabilidad en Arca Continental Lindley, explica que, como parte del sistema Coca-Cola, la empresa optó por varias medidas para la preservación de este recurso.

“Cuidar el agua es una prioridad en nuestras operaciones y lo hacemos a través de tres medidas decisivas: reducción, reutilización y reposición”, agrega.

Actualmente, Arca Continental cuenta con dos Certificaciones LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), las cuales sirven como reconocimiento a los altos estándares de construcción sostenible y responsable con el medio ambiente que siguen en sus plantas ubicadas en Trujillo y Pucusana.

Bonifaz explica que existen diversos retos en cuanto a la gestión del agua. Ella define a la gobernanza de este recurso como uno de los más importantes, haciendo referencia al conjunto de sistemas políticos, legales, socio-económicos y administrativos que impactan en la gestión de los recursos hídricos y los servicios de saneamiento.

“Debemos seguir trabajando en conjunto entre empresas, Estado, gobiernos locales, ONGs y sociedad civil para promover mejoras y soluciones en esta temática en nuestro país. Existen importantes avances liderados por plataformas como la OCDE y 2030 Water Resources Group.  Sin embargo, estamos seguros de que podemos lograr un impacto colectivo mucho mayor trabajando a través de alianzas”, finaliza.

Etiquetas: , , , , , , , , ,