Promoviendo oportunidades de conservación con desarrollo. El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP), organismo adscrito al Ministerio del Ambiente, marcó el inicio de uno de los proyectos más importantes para el ordenamiento y mejora del manejo de castaña en la Reserva Nacional Tambopata que beneficiará directamente a más de 650 familias de Madre de Dios.

Se trata del proyecto de inversión pública “Mejoramiento de la gestión para el aprovechamiento sostenible del recurso castaña”, iniciativa seleccionada por el Programa MINAM + CAF que busca contribuir con el uso sostenible de la diversidad biológica de esta área protegida a partir de experiencias locales basadas en un trabajo integral entre el SERNANP y castañeros capacitados y empoderados con la conservación de la Reserva y sus recursos.

Para ello, como parte de este proyecto, se realizará un inventario o censo de los árboles de castaña en una extensión de 76,731.10 hectáreas y se garantizará su aprovechamiento sostenible y ordenado. Además, se identificarán recursos asociados como aguaje, ungurahui y palmiche, lo que permitirá diversificar las oportunidades de aprovechamiento de las comunidades locales a las que se capacitará además en técnicas de recojo, manipulación, transporte y comercialización de esta semilla amazónica.

Dando inicio a la implementación de este proyecto la directora del Programa MINAM- CAF, Carmen Kameco, y el jefe del SERNANP, Pedro Gamboa Moquillaza, realizaron una visita hasta uno de los emprendimientos que se viene desarrollando al interior del área protegida, en donde se plaqueó el primer árbol de castaña como inicio simbólico del censo.

“Este proyecto impacta no solo en la mejora de la calidad de vida de los pobladores que realizan esta actividad sino también en la conservación de esta área protegida y fortalece el desarrollo sostenible de esta región”, precisó la directora del Programa MINAM- CAF al destacar que este tipo de iniciativas contribuye a consolidar un Perú sostenible y orientado a la mejora de la calidad de vida de las poblaciones vulnerables.

Por su parte el jefe del SERNANP destacó que este proyecto tiene un gran futuro por delante, pero que ello solo será posible mientras se fortalezca un trabajo en equipo entre el Estado y los castañeros, quienes se han convertido en los principales aliados de la conservación de la Reserva. “No hay área natural protegida que se cree sin que se promueva desarrollo sostenible y beneficios para sus poblaciones locales, pero esto se puede cumplir siempre y cuando trabajemos todos juntos por su conservación”, añadió.

Como parte del proyecto se mejorarán también las condiciones de acceso y transporte a los castañales, a través de la construcción de escalinatas y otras infraestructuras que permitirán ahorrar tiempo y brindar comodidad a los productores locales. Además, se implementarán y actualizarán las herramientas de gestión del área protegida fortaleciendo las actividades de promoción, supervisión, vigilancia y control.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.