El Índice Global del Hambre en el Perú (IGH) señala que la pandemia de la COVID-19 afectó la economía de las familias y su seguridad alimentaria

El informe sobre el Índice Global del Hambre en el Perú (IGH) presentado por las organizaciones miembros de la red Alliance2015, Fundación Ayuda en Acción, Cesvi, HELVETAS y Welthungerhilfe, revela que la pandemia de la COVID-19 no sólo ha quebrantado la salud y la economía de las familias sino también su seguridad alimentaria y nutricional.

Este último informe realizado en el 2020, señala que el Perú registra un IGH de 17 puntos, lo que significa que ha regresado al estado crítico del 2014 que denotaba un índice de 16.7, retrocediendo así siete años en la lucha contra el hambre, donde además se ha puesto en evidencia que los departamentos costeros son los que ha tenido un mayor impacto negativo que aquellos ubicados en la sierra y la selva.

Es así que la costa pasó de un IGH de 11.4 en el 2019 a 18.2 en el 2020, donde Lima Metropolitana pasó de 15.9 a 16.5 puntos este año con efectos negativos sobre el hambre, pero no tan severos. En el caso de la sierra, el indicador de hambre pasó de 17.6 (2019) a 19.2 puntos (2020) mientras que la selva fue el único territorio que mostró mejoras en su IGH pese a la pandemia pasando de un IGH de 18.7 en el 2019 a 15.9 puntos en el 2020.

Las restricciones de transporte generaron la tendencia a la baja en la costa y la sierra, ya que buena parte de la economía familiar se sustenta en la pluriactividad, que implica desplazamientos laborales de gran magnitud. En tanto, la resiliencia de la región amazónica se debe a la continuidad de la comercialización de cultivos agroindustriales como la palma aceitera, el café, cacao, etc.

Los departamentos de Apurímac, Huancavelica, Ucayali, Loreto, Huánuco, Ayacucho y Cusco fueron fuertemente golpeados por la pandemia perdiendo los avances conseguidos por varios años en materia alimentaria.

Predicciones al 2021

El retroceso de las cifras del IGH será más desalentador en el año 2021. Si bien, en los primeros trimestres del 2021 la economía experimentó un efecto rebote, luego se vio opacado por la crisis política y el contexto internacional que han generado presiones inflacionarias considerables, afectando la capacidad adquisitiva de la población.

“Según las proyecciones que recoge este informe para el ámbito nacional, en un escenario de impacto leve, el IGH 2021 se situaría en 16.1, cifra lejana de la alcanzada en el 2019 con 15.7 puntos. En un escenario de impacto moderado, el índice se situará en 16.6, cifra similar a la del 2014. Y bajo un escenario de impacto severo, el IGH se registrarían en 16.8, es decir, en un nivel muy similar al registrado en la pandemia”, sostuvo William Campbell, vocero de la red Alliance2015 y director de Fundación Ayuda en Acción Perú, durante su presentación.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.