El estudio encontró que 60% de los productos etiquetados como compostables no se descomponen como prometen.

A medida que aumenta la conciencia ambiental, los consumidores buscan productos más amigables con el planeta, lo que ha hecho crecer la comercialización de plásticos aparentemente compostables en el hogar.

Se trata de materiales plásticos que prometen que, una vez acabada su vida útil, se descompondrán y se convertirán en composta orgánica a una velocidad similar a la del resto de materiales y sin dejar residuos tóxicos.

No obstante, un nuevo estudio realizado por el Centro de Innovación de Residuos Plásticos del University College London señala que, en realidad, gran parte de los plásticos que se ofrecen como bolsas compostables son greenwash: no se desintegran como prometen en sus etiquetas de venta.

El estudio encontró que 60% de los productos etiquetados como compostables no se descomponen como prometen. “En el laboratorio, donde [estos plásticos] han sido probados y pagados por un fabricante, se comportaron de una manera y se determinó que son compostables en un compostador doméstico”, dijo Danielle Purkiss, investigadora y autora principal del estudio.

Sin embargo, los especialistas encontraron que el 14% de los artículos de empaque de plástico estaban certificados como «compostables industrialmente» y el 46% no tienen certificación de compostaje. Por ejemplo, podrían ser «100% biodegradables», lo que generalmente significa que no se pueden compostar.

Las personas quieren hacer lo correcto, pero parecen navegar entre la confusión con las etiquetas y luchan por saber qué va dónde, y el 85% sigue entusiasmado con la compra de plásticos compostables, según el informe.

Los investigadores basaron sus hallazgos en datos de 9 mil 700 personas en todo el Reino Unido que completaron una encuesta llamada Big Compost Experiment sobre su comprensión de los desechos plásticos, 1,600 de las cuales participaron en un experimento de compostaje doméstico y 900 lo completaron. 

Los que participaron tenían una variedad de compostadores, desde gusanos hasta trincheras al aire libre. Los participantes usaron palas, paletas y tamices para revisar su composta y buscar rastros de plástico antes de registrar los resultados en línea. 

Los hallazgos mostraron que no había ninguna especificación que fuera confiablemente compostable en el hogar. El estudio también sugiere que las pruebas de laboratorio para estos materiales no funcionan, lo cual es un problema más amplio para el sector de los plásticos, y cuestiona si estos estándares de productos realmente protegen el medio ambiente.

¿Qué es el greenwasing?

El concepto Greenwashing, es un término en inglés utilizado para ver las malas prácticas que algunas empresas realizan cuando presentan un producto o cualquier propuesta como respetuoso ante el medio ambiente aunque en realidad, no lo sea.

Es un “maquillaje” de cara al observador o posible cliente para dar una idea falsa sobre algo que en realidad no es tan «verde» como se aparenta, ni tampoco practican la economía circular en sus empresas.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.