Crean sofisticado software para impulsar la Responsabilidad Social Corporativa en las empresas

Child hands holding and caring a young green plant, Seedlings are growing from abundant soil, planting trees, reduce global warming, growing a tree, love nature, World Environment Day

El software que ha creado el ingeniero español Javier Pérez Barea es una de las últimas innovaciones en el mundo de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Denominado improCSR Global System, este programa permite tener un control a las empresas sobre sus acciones en la materia para así poder ajustar sus estrategias.

Pérez Barea, quien además es el primer y único español ganador de la Competición Mundial sobre Responsabilidad Social Corporativa CoBS 2020, creó el improCSR Global System basado en algoritmos que específicamente a través  de una base de datos hace posible “evaluar, comparar y optimizar” la responsabilidad social de las empresas en medio de la pandemia causada por la COVID-19.

Actualmente el software está en la fase beta. Es decir, se está testeando  con el apoyo de Ricardo Espantaleón de la Universidad de Córdoba (UCO) e investigadores de Bozok University (Turquía), The University of Nottingham (Reino Unido) y el Instituto de Empresa Business School (Madrid). Su aporte se configura fundamental, especialmente cuando el doctor en Computación Avanzada dirige el programa Mundialmente Responsables sobre responsabilidad social empresarial en República Dominicana, de donde también tiene experiencia.

A la hora de evaluar, el improCSR Global System  mide el rendimiento general de la empresa. En el proceso de optimización, hace posible mejorar la estrategia en RSC y también alinearse a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU y los Límites Planetarios, marco conceptual para la habitabilidad de la Tierra. Y desde una perspectiva del sector en el que se desenvuelve la empresa,  hay una monitorización integral de 3600 para las actividades.

Por otro lado, el improCSR cuenta con el respaldo de haber sido ideado desde el conocimiento, ya que incurren en él especialistas en Computación Avanzada, ingenieros y economistas con amplia trayectoria. Además, desde la computación es aplicable al concepto de slow strategy por buscar optimizar las estrategias con bases datos, aumentando así su objetividad y originalidad. Todo esto hace que la tecnología se ponga a disposición de la RSC a nivel global.

Para el objetivo de difundir este novedoso programa, no descartan que el crowfunding sea una vía en el que más empresas, de todos los sectores y el mundo, se beneficien en consonancia a su rol como agentes de cambio en la sociedad. Al fin y al cabo, lo que se halla a la vista del empleo del improCSR es potenciar la RSC de las empresas para no solo mejorar constantemente en sus estrategias, sino también obtener ventajas corporativas y maximizar sus beneficios, sobretodo en el contexto de la crisis mundial por el nuevo coronavirus.

Etiquetas: ,