En los próximos años, el deshielo de los glaciares será el principal motivo del incremento del nivel del mar en el planeta. Esto según un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) que, además, considera que el fenómeno afectará a 680 millones de personas en el mundo.

 

Actualmente se sabe que la tendencia de subida del nivel del mar es 3,6 milímetros por año. Esto es producto de dos factores: el deshielo de glaciares y mantos de hielo (entre 1,7 y 1,9 milímetros por año) y la expansión térmica del océano (entre 1,1 y 1,7 milímetros por año).

 

Además, las proyecciones para finales de este siglo indican que el nivel del mar subirá entre 43 y 84 centímetros, lo cual podrá variar dependiendo de la emisión de gases de efecto invernadero.

 

Según el investigador de la UPM, Francisco Navarro, los glaciares jugarán un rol fundamental en este incremento. “Entre el 47 y el 56% provendrá de la pérdida de masa de los glaciares, bien por fusión o por incremento de las tasas de descarga de icebergs”, comentó el catedrático.

 

Más allá del siglo XXI

 

Ya para el año 2300 el mar subiría entre 0,6 y 1,07 metros, en caso de menor emisión. Si la emisión fuera mayor, se prevé un incremento de entre 2,3 y 5,4 metros.

 

El investigador Navarro indica que, para ese momento, la contribución de los glaciares frente a los grandes mantos de hielo será “limitada” porque ya “habrán perdido gran parte de su masa y muchos habrán desaparecido”.

 

Sobre los mantos de hielo, por su parte, se sabe que cada uno pierde masa a su propio ritmo. Tal es el caso del manto ubicado en Groenlandia que se deshiela casi el doble de rápido que el de la Antártida, teniendo en cuenta que este último es 10 veces más grande.

 

En esa línea, Navarro advirtió que todavía existe “grandes discrepancias” y “mucha incertidumbre” sobre la contribución de los mantos de hielo para el periodo antes mencionado.

 

Por último, frente a estas proyecciones se indica que las consecuencias para las zonas costeras serán la erosión del litoral y la inundación de las zonas habitadas. Por ello, Navarro recordó que, frente a esta realidad, las naciones pueden contribuir a reducir el cambio climático mediante la adopción de acuerdos.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.