El consenso es pieza fundamental para consolidar una minería más sostenible en el Perú

Fuente: El Comercio

Expertos reunidos en el evento Rumbo a Perumin señalaron que se deben establecer normas claras del juego que potencien el desarrollo sostenible, la competitividad y una visión de responsabilidad compartida del sector minero peruano, para lo cual es necesario alcanzar acuerdos entre el Estado, la empresa privada y las comunidades.

David Rodríguez Andara

drodriguez@stakeholders.com.pe

Nadie puede negar que el Perú tiene ventajas concretas para el desarrollo de la minería, pues es un país que cuenta con información geológica veraz, una tradición minera de siglos, y ricos yacimientos minerales. Sin embargo, es necesario crear las condiciones necesarias y garantizar un consenso entre todos los actores, para así poder garantizar el desarrollo de una minería moderna y sostenible, que respete el medio ambiente y genere aportes fiscales que permitan disminuir los niveles de pobreza y las brechas sociales.

Sobre este tema, Miguel Cardozo, presidente de Rumbo a Perumin, señaló en este evento que el Perú necesita de las inversiones mineras para impulsar el desarrollo económico de las regiones y así poder salir de la crisis que trajo la pandemia.

A su juicio, la minería es una pieza fundamental para avanzar en el desarrollo social del país, crecer económicamente, reducir las desigualdades y mirar el futuro con más optimismo. Sin embargo, indicó que para lograr esto es necesario apostar por el consenso, para poder salir de los problemas que hay actualmente el Perú y poder seguir avanzando hacia un desarrollo que sea sostenible, justo y equitativo, que sea además creado con el impulso de los sectores que tienen más posibilidades de empujar la economía, como es el sector minero nacional.

Al respecto, recordó que el Estado debe ser promotor de la actividad minero y el gobierno debe atraer inversiones para aprovechar la riqueza mineral que tiene el país, pero transmitiendo confianza y seguridad a los inversionistas.

“Hay que establecer normas de juego claras que potencien el desarrollo de la minería. Sobre todo actualmente con la coyuntura de precios altos en el mercado internacional de los minerales, que puede
generar ingresos suficientes para reactivar la economía y el desarrollo sostenible del país”, anotó.

Cardozo sostuvo que para tener un desarrollo sostenible en minería, es necesario que tener una racionalidad de largo plazo, que asegure predictibilidad, competitividad y que genere prosperidad
para todos los peruanos.

Fuente de desarrollo económico

Frente a la crisis económica generada por la pandemia de Covid-19, la minería es una fuente de desarrollo económico para el país, pues es una actividad que genera empleos directos e indirectos,
da recursos financieros a las regiones y genera conectividad, electricidad e infraestructura.

Así lo señaló Claudia Cooper, presidenta de Rumbo a PERUMIN, miembro de la comisión organizadora del I Congreso de Competitividad Minera y Sostenibilidad Social, y presidenta de la Bolsa de Valores de Lima (BVL), quien explicó es necesario alcanzar un acuerdo entre el Estado, la empresa privada y las comunidades para lograr el desarrollo de una minería sostenible en el país.

“El Estado es el responsable de la gestión del gasto y el garante del cumplimiento de las normas y los acuerdos de las normas; la empresa privada, tiene que trascender de la explotación de los recursos y generar inversiones sostenibles; y la comunidad, debe incorporar a todos sus stakeholders, frentes de defensas, rondas campesinas, agricultores, ganaderos y artesanos”, afirmó.

Asimismo indicó que varios expertos han señalado que para lograr el desarrollo sostenible en la minería peruana, la mejor política tributaria es ampliar la base y para eso hay que resolver la oposición social a
los proyectos. Sobre este punto, subrayó que las recomendaciones que se han hecho en torno a la tributación minera implican la generación de una estructura que facilite la licencia social de los proyectos
mineros, para así implementar contratos de desarrollo comunitario y tener una estructura de ingresos que permita gastar de manera sostenible, evitando los vaivenes por el nivel de precios a nivel internacional.

Búsqueda de consensos

Para alcanzar el desarrollo sostenible del país y de la minería como sector productivo es indispensable llegar a consensos entre las empresas, el Estado y las comunidades, en los cuales todos cumplan un rol bajo una visión de responsabilidad compartida.

Así piensa Roque Benavides, presidente del directorio de Compañía de Minas Buenaventura, quien también estuvo presente en Rumbo donde señaló que en el Perú no se necesita confrontar sino concertar, y, en ese sentido, la empresa privada no puede hacerlo sola, sino que para ello necesita el apoyo del Estado, para alcanzar consensos que apunten al desarrollo sostenible.

Advirtió que no se trata de decir si un proyecto minero va o no va en el país, sino de llegar a un entendimiento pensando en el futuro del país. “Lo que necesitamos es dialogar para llegar a consensos y lograr mayor bienestar para todos”, remarcó.

Asimismo, Benavides resaltó que el Perú debe emular a países líderes a nivel mundial en minería como Australia, en lo que se refiere a mantener el diálogo constructivo y respetar la ley y el estado de derecho para ser un país exitoso.

En ese sentido, señaló que dentro del consenso para el desarrollo sostenible de la minería en el país, el Estado debe a todo nivel definir reglas claras, acelerar los procesos, generar entornos favorables a la inversión, proveer de servicios básicos e invertir adecuadamente, y asegurar la contribución de los beneficios.

En cuanto a las empresas mineras, refirió que estas deben invertir de manera eficiente y responsable, tanto en lo económico, salud, social y ambiental, con una visión sostenible y de responsabilidad
compartida.

Sobre el rol de las comunidades, subrayó que estas deben conocer bien los beneficios de parte de la empresa privada del sector minero, para propiciar con ello un clima de armonía y entendimiento.

Un ejemplo a seguir

Por otro lado, Benavides sostuvo que es vital que las empresas mineras presentes en el Perú integren los llamados Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en sus respectivos negocios, para así ser más competitivas y sostenibles en el tiempo.

Puso como ejemplo la Compañía de Minas Buenaventura que prioriza cuatro objetivos que integran su negocio con los ODS: Gestión integral del agua, Mejora de la empleabilidad, Condiciones para la competitividad y Diversificación de la productividad local.

Al respecto, afirmó que como parte de su objetivo de Gestión integral del agua, la empresa recircula más del 90% del agua en sus operaciones. “Hay gente que habla sobre la economía circular, esta es una aplicación clara de la economía circular”, dijo.

En el caso de su objetivo Mejora de empleabilidad, puntualizó que la compañía genera 62% de la mano de obra regional, 115 millones de soles en servicios locales y 16 millones de soles en compras locales.

Los problemas a resolver

Según Pedro Francke, ministro de Economía y Finanzas, el gran problema nacional que afecta a los sectores productivos del país, como lo es la minería, son las brechas sociales, las desigualdades y la pobreza.

“Todavía en grandes regiones, provincias, distritos, hay toda una gran cantidad de poblados donde no hay agua potable, electricidad, servicios de salud ni conectividad”, precisó durante su participación en Rumbo a Perumin.

El ministro refirió que otro reto para el Perú es buscar soluciones para resolver la conflictividad social-política y el elevado nivel de corrupción que hay en el país. Además compartió su visión sobre la minería, de la cual dijo está conformada por un conjunto de actores, incluidas las empresas mineras, donde el sector privado tiene el rol esencial en la producción, y donde debe haber una colaboración de multiactores.

Etiquetas: ,