Durante siete días, los investigadores se embarcaron por el río, iniciando en el tramo que conecta con la ciudad de Pucallpa hasta la confluencia con el río Marañón y Amazonas.

WWF Perú en coordinación con la Asociación Solinia, el Centro de Rescate Amazónico (CREA) y el Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP), realizaron una expedición científica con el objetivo de estudiar a las poblaciones de delfines en el río Ucayali, con la participación de 12 investigadores pertenecientes a las organizaciones.

Al igual que los jaguares en los bosques, los delfines de río son los embajadores de los ríos amazónicos y tienen una importancia fundamental en los ámbitos ecológico, socio-económico y cultural para las comunidades locales de la cuenca amazónica. En la Amazonía peruana habitan dos especies de delfines de río: El delfín rosado (Inia geoffrensis) y el delfín gris (Sotalia fluviatilis). Ambos, cumplen un rol fundamental como depredadores tope en el equilibrio de los ecosistemas acuáticos y su presencia es un buen indicador del estado de conservación de los mismos. 

Sin embargo, la región amazónica en cuyos ríos habitan los delfines, que posee una gran biodiversidad y pluriculturalidad, afronta serias amenazas debido a actividades de alto impacto, como la minería y la tala ilegal, que destruyen sus hábitats. A estos problemas, se suman las amenazas que las propias especies afrontan, como la captura incidental o dirigida. Así, con mayor frecuencia, las poblaciones de estas especies se ven vulneradas.

Por ello, durante siete días, los investigadores se embarcaron por el río, iniciando en el tramo que conecta con la ciudad de Pucallpa hasta la confluencia con el río Marañón y Amazonas. 

Fabiola La Rosa de WWF Perú, Oficial del Programa de Vida Silvestre de WWF Perú señaló que el objetivo del recorrido fue realizar la identificación y registro visual del delfín rosado (Inia geoffrensis) y el delfín gris (Sotalia fluviatilis). “Posteriormente, con los datos recolectados, se realizará una estimación poblacional que permitirá determinar el estado de conservación de las mismas, su incremento o disminución en el tiempo y los factores que condicionan su bienestar”.

Durante el recorrido, de 985 km de longitud, se pudo registrar 352 observaciones de 541 delfines: 219 rosados (Inia geoffrensis) y 322 grises (Sotalia fluviatilis), entre los que se identificaron 18 crías.

Además, debido a las largas distancias que recorren, son especies ampliamente relacionadas con los ríos de curso libre. “Conocer el estado de las poblaciones de los delfines de río, nos permite tener un diagnóstico sobre la salud y funcionalidad de los ecosistemas fluviales, y de las actividades y condiciones que ponen en riesgo, tanto a la permanencia y viabilidad de sus poblaciones, como a la Amazonía”, señaló.

La colaboración entre investigadores permitió afinar el trabajo con estas especies emblemáticas de los ríos amazónicos. Por su parte, Freddy Arévalo, Investigador en Áreas naturales protegidas y Ecoturismo del IIAP, agregó que: “Se trabajó de manera muy coordinada; tanto antes, durante y después de la expedición. Debo decir que este tipo de actividades es, a su vez, el punto de partida o línea de base para otros estudios más especializados y para un monitoreo futuro.  







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.