Desde este 13 al 15 de septiembre, se viene realizando este espacio con la finalidad de dialogar y proponer soluciones sobre una óptima adopción del modelo de Economía Circular (EC) en las diferentes actividades económicas.

El V Foro Internacional de Economía Circular, organizado por la Unión Europea y el Minam, presentó en su primera jornada una variedad de exposiciones respecto a este tema. Los expertos analizaron este modelo bajo la implementación de parques ecoindustriales, el sector agroalimentario y pesquero, etc. 

Bart Van Hoof, profesor de la Universidad de los Andes de Colombia, conversó en un primer momento acerca del modelo mariposa de la economía circular, el cual consiste en hacer más eficiente y efectivo los flujos de materiales y energía que se usan en distintos procesos industriales. 

“Vemos al medio de este modelo a la cadena de valor que es el objeto de análisis de la economía circular. Esta última parte de analizar los flujos que se transforman a lo largo de la cadena de valor. Para ello, hay recursos propios de la industria como de la parte agrícola”, indicó.

Desde el Ministerio de la Producción (PRODUCE) existen iniciativas para fomentar la incorporación de este enfoque en los modelos de negocio del país. Edson Espinoza, director de Gestión Ambiental de dicha institución, dijo a su turno que es necesario conseguir que la industria manufacturera sea innovadora, inclusiva y sostenible. En este fin, la articulación es clave.

«Desde el Ministerio de la Producción existen iniciativas de economía circular para fomentar la incorporación de este enfoque en los modelos de negocio del país».

“Hay una demanda de retos, lo cual no implica un trabajo aislado. Es necesario trabajar de forma cooperativa, mancomunada con distintos actores. Por ejemplo, implementar una norma técnica implica articular con el INACAL; si es reglamentos sobre el plástico de un solo uso, implica hacerlo con el Minam; etc.”, expuso.

Añadió que en el país se ha establecido una Hoja de Ruta hacia la Economía Circular. Aquí se contempla el desarrollo de una industria responsable, mediante el aseguramiento del financiamiento de la innovación y un impulso al crecimiento económico. 

En una siguiente sesión, Jesús Salazar, presidente de la Sociedad Nacional de Industrias, explicó el rol que viene ocupando la EC en las empresas que conforman el gremio. Según una encuesta, se reveló que casi el 77% de ellos vinculan la EC directamente con la sostenibilidad. El 41% aseguró incluirla en su estrategia empresarial, mientras que un 32% aún se encontraba investigando al respecto.

“Hasta hace unos años atrás, cuando uno hablaba de sostenibilidad, generalmente se relacionaba con el tema ambiental. Hoy no, se entiende que es un conjunto”, mencionó. 

Sobre las motivaciones empresariales para desarrollar la EC, sostuvo que las compañías entienden que les ayuda a mejorar las estrategias de sostenibilidad, ahorrar costos y optimizar su reputación. Además, perciben entre sus beneficios ventajas competitivas, buena imagen y reputación, y ahorro de costos.

Parques ecoindustriales y pesca

Los parque ecoindustriales representan una gran oportunidad de sinergias entre diversos rubros en favor de la sostenibilidad. En el país, existe un gran tramo por recorrer para su adecuada implementación. En el foro, Andrea Serrudo, coordinadora de Operaciones y Comunicaciones de Parques Eco-Industriales – PEI, definió en esencia su concepto.

“Son una comunidad de negocios manufacturera que comparten servicios dentro de una propiedad común. Los miembros buscan mejorar el desempeño ambiental, económico y social a través de la colaboración en la administración de los aspectos ambientales y de recursos”, señaló.

La especialista añadió que el proyecto tiene una base intersectorial, ya que PRODUCE, ONU y la Cooperación Suiza en Perú han sumado esfuerzos en un mismo propósito. Asimismo, dijo que, a la fecha, se ha ejecutado un mapeo de partes interesadas en parques ecoindustriales y otras acciones.

«Los parque ecoindustriales representan una gran oportunidad de sinergias entre diversos rubros en favor de la sostenibilidad».

“Se han desarrollado varios talleres de capacitación con actores del sector público, privado y la academia. Se tiene una Hoja de Ruta en temas normativos de Parques Industriales, así como se ha modificado el Reglamento del Sistema Nacional de Parques Industriales (SNPI) para incluir conceptos de sostenibilidad”, subrayó. 

Por otro lado, Cayetana Aljovín, presidenta del Directorio de la Sociedad Nacional de Pesquería, mencionó que el gremio del sector pesquero está comprometido con el cambio hacia la circularidad. Habló de lo fundamental del ODS 14, de la importancia de los océanos para el planeta y del deterioro continuo de los mismos.

“8 millones de toneladas de plástico son vertidos al mar peruano cada año. El 91% de estos no se recicla. Se calcula que (de seguir así) al 2050 habrá más plástico que peces. Por ello, todos nuestros esfuerzos están centrados en generar el menor impacto ambiental, para lo cual se ha invertido más de 550 millones de dólares en los últimos 10 años desde el gremio”, enfatizó. 

Sector agroalimentario

No trabajar en el reciclaje de plásticos, por ejemplo, puede traer serias consecuencias negativas para los seres humanos. Luud Clercx, project manager de AgroFairEn, señaló que el plástico está contaminando ecosistemas terrestres y marinos. Más preocupante aún, reflexionó, es que este ya está formando parte de la cadena alimenticia de las personas.

“Este microplástico está siendo ingerido por peces y otros animales. Ya se encontró en leche, carne y cultivos, en las propiedades del suelo. Los patógenos se adhieren a los microplásticos y pueden causar enfermedades también. Los estudios en salud recién han comenzado”, complementó.

Finalmente, Leontine Crisson, consejera agrícola para la Embajada de los Países Bajos de Perú, Ecuador y Colombia, reiteró ante todo lo expuesto lo vital que resulta priorizar el modelo de economía circular en el sector agrícola, especialmente porque es el 70 % de sustento para las personas en zonas rurales y 30 % en las urbanas.

“Cambiar el sistema agroalimentario no es una tarea fácil, pero sí es necesario. Si bien el Perú es considerado como un país minero, no hay sector más crítico para la sociedad que el agropecuario, por eso es tan importante poder abordar estos temas”, concluyó. 







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.