El retraso en el proceso de licitación y ejecución de los proyectos vinculantes del Plan de Transmisión 2021–2030, cuya ejecución debe iniciarse entre 2023 y 2024, generará severas consecuencias en el mercado eléctrico, según un pronunciamiento de la Asociación Peruana de Energías Renovables (SPR).

Brendan Oviedo, presidente del organismo, dijo que el retraso se debe principalmente al marco legal para las licitaciones de proyectos de inversión, el cual contiene diversas etapas que ya han sido parcialmente atendidas por el Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional (Coes), el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinerming) y el Ministerio de Energía y Minas (Minem).

“Como consecuencia de ello, se retardan los procesos y se pone en riesgo la continuidad del suministro de electricidad por falta de generación eficiente e infraestructura de transmisión”, dijo Oviedo. Agregó que aún existen proyectos del Plan de Transmisión 2019 – 2028 esperando ser licitados.

La demora, según el ejecutivo, podría generar congestión en el sistema eléctrico, impulsar precios más altos de electricidad que afectarán a los usuarios finales, y postergar la operación comercial de diversos proyectos en base a energías renovables no convencionales de bajos costos, incluso arriesgar la continuidad del suministro de electricidad por falta de generación eficiente e infraestructura de transmisión.

“Estos efectos en el sector alcanzarán a la economía, pues se perderán oportunidades de inversión y generación de empleo, tan necesarios y urgentes en el actual contexto”, señaló.

Oviedo agregó que, de mantenerse el esquema actual, las licitaciones del Plan de Transmisión 2021-2030 requeridas según el Coes para el 31 de diciembre del 2024, tendrían por lo menos tres años de retraso afectando la seguridad del sistema eléctrico, así como el ingreso de nuevos proyectos de energía y los precios de electricidad.

“El potencial de desarrollo de nuevas centrales renovables es muy alto. Tan solo, considerando los proyectos incluidos por el COES en el Plan de Transmisión 2021 – 2030, serían de más de 8000 MW en proyectos eólicos y solares con inversiones superiores a los 8000 millones de dólares y con el potencial de generar más de 40.000 puestos de trabajo directos e indirectos en los próximos años”, dijo.

El atraso en el ingreso de centrales renovables también implicaría dejar de aprovechar la oportunidad de los bajos costos de generación de las renovables hoy en el Perú, que se encuentran en rangos de USD 30 a USD 35 MWh, aproximadamente 50 % menos que los costos de generación actuales del mercado regulado.

En este sentido, resaltó que la ejecución de los proyectos vinculantes del Plan de Transmisión es indispensable para garantizar la entrada de nuevas centrales de generación con energías renovables de bajos costos, evitar interrupciones de suministro a nivel nacional (apagones) y bloquear incrementos en el costo de electricidad que pagan los usuarios.  







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.