José Malaga Malaga, Presidente del Directorio de Caja Arequipa, refiere que estar en el Ranking Merco de Responsabilidad ESG va con el ADN de la institución, que cuenta con una visión más amplia en la gestión social y del medio ambiente, gracias a que todas sus áreas están alineadas a la sostenibilidad.

Por David Rodríguez Andara
drodriguez@stakeholders.com.pe

José Malaga Malaga
Presidente del Directorio
de Caja Arequipa

¿Qué valor tiene para su empresa aparecer en el más reciente Ranking Merco de Responsabilidad ESG?

Subir 17 posiciones en el Ranking MERCO de Responsabilidad ESG, va de la mano con nuestro ADN como Caja Arequipa, de realizar una gestión 100% humana, con corazón y pensando en el cliente, sus familias y la comunidad.

Este reconocimiento nos llena de orgullo, porque estar entre las 100 mejores empresas del Perú, confirma que somos una institución con propósito, como gestores que aspira la inclusión financiera.

¿Cómo se vinculan los criterios ESG con la estrategia y planes de Sostenibilidad de la empresa?

Somos una institución referente dentro del sistema financiero del Perú, al ser la única microfinanciera comprometida desde ya varios años, de impactar positivamente no sólo en sus clientes, sino en el desarrollo sostenible del país.

Nuestra responsabilidad con el medio ambiente se basa en las acciones que realizamos como la Medición de Huella de Carbono, la medición de consumo y energía, el reciclaje que se realiza en nuestras principales agencias a nivel nacional, y los estándares GRI que presentamos en nuestras Memoria de Sostenibilidad y RSE.

Somos responsables en el ámbito social con nuestros clientes, colaboradores y proveedores, siendo reconocidos en este ranking por estos últimos 4 años consecutivos. Apoyamos a nuestros clientes de cerca con campañas de apoyo, inyectando capital de trabajo y realizando donaciones, como la Planta de Oxígeno en la ciudad de Arequipa.

No actuamos solos, fomentamos el voluntariado como parte de nuestra cultura organizacional, y gracias a ellos logramos la capacitación en educación financiera a muchos niños y jóvenes escolares y en el VRAEM con Mujeres para ayudarlas en nuevos emprendimientos.

También somos responsables en nivel ético y con gobierno corporativo, porque somos una de las entidades pioneras de ser parte del Global Alliance for Banking on Values (GABV), apoyándonos en mejorar con las calificaciones que nos brinda Microfinanza Rating (MFR) y cuyo resultado también está al alcance del público.

Por ello estoy seguro, que contamos con una visión más amplia en la gestión social y del medio ambiente, gracias a que todas nuestras áreas están alineadas a la sostenibilidad y han generado este gran reconocimiento, que es gracias a la labor de todos al creer que somos nosotros quienes estamos construyendo una empresa socialmente responsable.

¿Qué valor tienen los stakeholders dentro de su política de responsabilidad empresarial?

Creemos que la responsabilidad empresarial es transversal en nuestra organización, lo vemos desde la labor de nuestra fuerza comercial con nuestros clientes, la experiencia que buscamos generar en ellos, en afianzar nuestros vínculos con proveedores y en las acciones que tomamos con la comunidad, siempre con la visión de la triple rentabilidad.

Siempre hemos tenido el compromiso de participar de manera directa y activa con ellos, actuando de manera conjunta con el objetivo de generar impactos más sostenibles y perecederos en el tiempo, beneficiando a la sociedad y a sus futuras generaciones.

¿Cómo ve el desarrollo y aceptación de los criterios ESG en el sector empresarial peruano?

Es un camino a largo plazo, pero que ya se está viviendo en muchas empresas, a partir de la pandemia de la Covid-19. Es momento no solo de aceptar los criterios ESG, sino de hacerlos nuestros, porque nuestro futuro solo será posible si actuamos hoy







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.