Álvaro Correa: “Nos comprometemos a impulsar la integración de una estrategia que abarca actividades medioambientales, sociales y de gobierno corporativo”

Álvaro Correa, CEO Adjunto de Credicorp, habló con Stakeholders sobre el primer Reporte de Sostenibilidad consolidado del Grupo y señaló que este tiene un gran valor en tanto refleja el compromiso social y un esfuerzo de Credicorp y sus subsidiarias para diseñar una estrategia que transforme el modelo de negocios hacia uno no solo rentable, sino responsable y sostenible en el largo plazo.

POR DAVID RODRÍGUEZ ANDARA
drodriguez@stakeholders.com.pe

¿Qué significa para Credicorp el hecho de haber presentado su primer Reporte de Sostenibilidad?
La decisión de embarcarnos en nuestra ruta de Sostenibilidad marca un antes y un después para Credicorp. Supone el punto de partida de un proceso de cambio para, sin dejar en lo absoluto de ser competitivos, guiarnos como organización por un propósito que consiste en contribuir a mejorar la vida de las personas acelerando los cambios que la sociedad necesita.

Como mencionas, es la primera vez que presentamos un Reporte de Sostenibilidad consolidado a nivel Grupo. En este, y con el fin de generar más valor en el largo plazo para la sociedad, nos comprometemos a impulsar la integración de una estrategia que abarca actividades medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG, por sus siglas en inglés). El reporte muestra de manera clara los pilares que guian y guiarán nuestras actividades de ahora en adelante.

¿Qué acciones estratégicas enfocadas en sus stakeholders han puesto en marcha durante la emergencia sanitaria por el COVID-19?
El contexto de crisis fue muy retador para todos. En lo que toca al sistema financiero, recuerda que este nunca dejó de operar. Nuestra respuesta a la emergencia sanitaria se enfocó en tres frentes: colaboradores, clientes y ciudadanía.

En primer lugar, teníamos que asegurar el bienestar físico y emocional de nuestros más de 35 mil colaboradores: ellos son la prioridad. Por eso, nos enfocamos en proteger su salud en la medida de nuestras posibilidades y en facilitar su trabajo seguro desde el día uno. Nuestros más de 19 mil colaboradores de primera línea, los que atienden en las agencias, por ejemplo, reciben equipos de protección personal y laboran en ambientes bajo todas las medidas de seguridad que se pueden implementar. Además, hasta hoy el 95% de los equipos administrativos se encuentra trabajando de manera remota y mientras ello sea necesario para protegerlos, así seguiremos.

Con respecto a nuestros clientes, durante el 2020 brindamos diversas facilidades en Perú, Colombia y Bolivia, donde operamos entidades bancarias. En suma, en estos tres países reestructuramos y refinanciamos créditos para más de 1.5 millones de clientes por más de 35 mil millones de soles. Asimismo, hemos pagado seguros de vida atribuibles al COVID-19 por más de S/450 millones, demostrando que la protección funciona especialmente en los momentos más difíciles, y se ha retirado S/10,000 millones de soles de nuestros fondos administrados en Prima AFP para aliviar el impacto de la pandemia. Además, nuestras subsidiarias ofrecieron facilidades adicionales como la exoneración de comisiones en ciertos servicios bancarios, la reprogramación del pago de primas de seguro, el reembolso parcial en primas de seguro vehicular y la cobertura para casos de COVID-19 en nuestras pólizas de salud y de vida.

Por otro lado, conscientes del durísimo impacto que ha generado la pandemia en la sociedad, hemos desplegado distintas acciones para apoyar a la ciudadanía. Así, 136 mil familias peruanas vulnerables se beneficiaron de la campaña #YoMeSumo, la cual recolectó S/126 millones. De ellos, S/110 millones corresponden a donaciones del BCP y Mibanco. Asimismo, Pacífico realizó una donación de 5 millones de soles para otorgar pólizas de seguro de vida para personas que sacrificadamente se encuentran en la primera línea de batalla, como los médicos y miembros de la PNP y las Fuerzas Armadas. Asimismo, Pacífico, Prima y Credicorp Capital se sumaron con 4 millones de soles a Respira Perú, una iniciativa de la Sociedad Nacional de Industrias, la USIL y la Conferencia Episcopal que busca dotar a nuestro sistema de salud con oxígeno medicinal.

Durante el 2020 el trabajo público-privado tomó, además, especial relevancia. Distribuimos los bonos brindados por el Estado, tanto físicamente a través de nuestra red bancaria como digitalmente a través de Yape. Asimismo, el BCP y Mibanco participaron activamente en los programas de estímulo del gobierno. Con Reactiva Perú y el Fondo de Apoyo Empresarial (FAE) se canalizaron 24 mil millones de soles, los cuales han sido claves para la continuidad de los negocios de más de 60 mil clientes de la mediana, pequeña y microempresa.

Desde el frente salud, pusimos a disposición nuestra red de clínicas para atender casos de COVID-19. Para ello, realizamos un esfuerzo logístico para dividir la atención en COVID-19 y no COVID-19, lo cual implicó modificaciones en la infraestructura que fueron implementadas rápidamente. Además, se desarrollaron programas de bioseguridad que permitieron el trabajo seguro del personal y la atención de pacientes. En ningún momento se descontinuó la atención primaria cuando las citas ambulatorias o de tratamientos generales se detuvieron por completo. Nuestros esfuerzos continúan porque esta situación aún no ha terminado. Seguimos velando por nuestros colaboradores, acompañando a nuestros clientes y ayudando a la sociedad a mitigar los efectos negativos de la pandemia.

¿De qué manera han desarrollado el tema del trabajo remoto durante la pandemia?
Lo implementamos para todas aquellas funciones que así lo permitiesen. Como comenté anteriormente, hoy el 95% de los equipos administrativos se encuentra trabajando bajo esta modalidad. Nuestro objetivo siempre ha sido desde un inicio el velar por el bienestar de nuestros colaboradores. Por ello, hemos habilitado un sistema digital que ayuda a la prevención, monitoreo y soporte de casos COVID-19 dentro de nuestros equipos. Nos sentimos orgullosos de contar con los más altos niveles de satisfacción del colaborador en los últimos tiempos.

¿Cuáles son los principales logros a destacar en este reporte?
Creo que el reporte tiene un gran valor en tanto refleja nuestro compromiso social y un esfuerzo, de la mano con las subsidiarias, para diseñar una estrategia que transforme el modelo de negocios hacia uno no solo rentable, sino responsable y sostenible en el largo plazo. Como grupo veníamos ejecutando distintas y valiosas iniciativas en el marco de la sostenibilidad, pero ahora tenemos un norte más claro y transversal a todas las empresas de la organización.

Para ello, desarrollamos y comenzamos a implementar un Programa de Sostenibilidad con objetivos quinquenales, con una estrategia específica para mejorar y fortalecer nuestros lazos y nuestro compromiso con la sociedad. Lo que queremos es garantizar la aplicación y el despliegue eficaz de esta estrategia y actualmente trabajamos para afinar las iniciativas que emprenderemos y las metas que usaremos para medir nuestro avance. Es clave complementar la forma tradicional como medimos el éxito de nuestros negocios, incluyendo métricas no financieras como nuestros niveles de inclusión financiera, el alcance y efectividad de nuestros programas de educación financiera, la percepción de nuestros clientes en cuanto a simplicidad y transparencia, entre otros.

¿Cuáles son los riesgos y oportunidades que lograron identificar a raíz de este reporte?
Desde Credicorp emprendimos un proceso de reflexión para definir el papel que deseamos tener en la sociedad y en el mundo empresarial. Utilizamos la información recogida en ambos procesos para redefinir nuestra Visión, Propósito y Valores, para así alinearlos mejor con nuestro rol actual en la sociedad y en los negocios.

Durante el 2020, más de 30 líderes de seis de nuestras más grandes subsidiarias trabajaron a lo largo de cinco meses identificando riesgos y oportunidades relacionados con la sostenibilidad, que pudieran crear valor o crecimiento financiero o estratégico, y generar impactos positivos para la sociedad y para cada uno de nuestros negocios.

También venimos trabajando en el frente medioambiental. Nos encontramos diseñando un plan de acción con el cual podamos abordar con mayor profundidad estos temas, incluyendo el acompañamiento a nuestros clientes hacia una transición a prácticas ambientalmente más sostenibles.

¿Cómo la empresa está logrando la integración de la estrategia ESG en su gestión de negocios?
El año pasado iniciamos nuestro proyecto para introducir la sostenibilidad en el centro de nuestros negocios e identificar nuevas oportunidades que pudieran generar impactos significativos y positivos para Credicorp y para la sociedad.

Llevamos a cabo una serie de talleres de diseño de estrategia a nivel de gerencia y líderes de la organización, y definimos tres pilares que están alineados con quiénes somos como Grupo, así como con nuestro compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Estos tres pilares guiarán nuestras acciones en el periodo 2020-2025.

El liderazgo en ESG posibilita un crecimiento estratégico, se anticipa a tendencias y retos, y mejora la resiliencia y la agilidad. Integrar criterios ESG en la estrategia de negocio significa también alinear a las empresas de Credicorp con las expectativas de lo esperan nuestros grupos de interés de cada una de ellas.

Adicionalmente, hemos diseñado un esquema de gobierno que permita integrar de manera efectiva la visión de sostenibilidad en la gestión de nuestros negocios. Por ejemplo, hoy contamos con un Comité de Sostenibilidad a nivel Directorio (antes Comité de Gobierno Corporativo), con Sponsor de Sostenibilidad a nivel corporativo (yo, como CEO adjunto de Credicorp) y a nivel subsidiaria (los CEOs de cada una de ellas) y líderes de Sostenibilidad también a ambos niveles.

¿Cuáles son los pilares sobre los cuales desarrollarán su estrategia de sostenibilidad?
Sabemos que nuestras subsidiarias tienen un rol relevante en las sociedades y en las economías en las que operan. Por eso, nuestro primer pilar es crear una economía más sostenible e inclusiva. Los esfuerzos están dirigidos a apoyar el crecimiento de las PYMEs y los clientes de microfinanzas, impulsando proactivamente la inclusión financiera, no solo con soluciones bancarias sino también con herramientas digitales como Yape.

Desde otra perspectiva, buscamos acompañar a otras compañías a mejorar su desempeño socioambiental y es por ello que optamos por incluir las finanzas sostenibles en nuestra estrategia de sostenibilidad. En lo que a nuestros clientes corresponde, ello implica ayudarlos a efectuar una transición a prácticas de negocio más verdes y sostenibles a través de oportunidades de financiamiento, pero también a identificar riesgos medioambientales como fuente de oportunidades para hacer que nuestras carteras, clientes y la economía en general se vuelvan más resilientes en el largo plazo.

Los pasos iniciales dados en esta dirección se concentrarán en categorizar nuestra cartera y fortalecer nuestra gestión de riesgos para que incluyan aspectos socioambientales. Por otro lado, desde nuestras inversiones, promovemos también las inversiones responsables, con Pacífico, Prima y Credicorp Capital como signatarios de los Principios de Inversión Responsable (PRI) de las Naciones Unidas.

En segundo lugar, tenemos como objetivo mejorar la salud financiera de los ciudadanos. Somos conscientes de que para incluir a las personas al sistema financiero es fundamental proveer educación financiera para un mejor manejo de sus finanzas personales y así fomentar una relación saludable con el sistema financiero. Todas nuestras grandes subsidiarias: BCP, BCP Bolivia, Pacífico, Prima, y Mibanco, participan activamente en la educación financiera. Planeamos construir relaciones de confianza mediante la transparencia y la simplicidad, al mismo tiempo que ampliaremos no solo el alcance, sino también el contenido y las herramientas de nuestros programas de educación financiera.

Luego tenemos nuestro tercer pilar que es empoderar a las personas para que puedan prosperar. Esto último lo hacemos desde distintos frentes. Algunos ejemplos: Durante el 2020, reafirmamos nuestro compromiso con la equidad de género tanto al interior de la organización como en la sociedad. Además, nos propusimos mejorar y alinear nuestras prácticas de gobierno corporativo con estándares internacionales. Ahora tenemos un directorio más independiente y diverso; contamos con dos directoras mujeres en el Directorio de Credicorp y hoy contamos con directoras mujeres en todas las principales subsidiarias de Credicorp.

¿Cómo definiría las bases del nuevo propósito, nueva visión y nuevos valores corporativos que maneja la empresa?
Todo parte desde el momento en que decidimos incorporar el gen sostenible al ADN de Credicorp. Las bases de nuestros compromisos tienen una mirada cliente-céntrica, lo que significa dar servicio y acompañar a las personas. Queremos contribuir a mejorar sus vidas. Y dada la relevancia de Credicorp en los países en los que operamos, queremos tener un rol de agente de cambio y promover los cambios que nuestros países necesitan.

Con eso claro llegamos a definir nuestra nueva visión, que es ser un líder financiero sostenible en Latinoamérica guiado por un gran propósito, orientado al futuro y enfocado en crear valor para nuestros colaboradores, clientes, accionistas y para los países donde operamos. Todo esto, desde la mirada de nuestros valores, que son respeto, honestidad, equidad y sostenibilidad.

¿Cómo han manejado el proceso de transformación digital dentro de la institución?
Sin duda, nuestra ruta de digitalización se aceleró (por la pandemia) de manera importante en todas las empresas del Grupo. Las metas en transacciones y servicios digitales que estaban fijadas para tres años se alcanzaron en tres o cinco meses gracias a la rápida adaptación de nuestros equipos. Algunos tuvieron que acoplarse al trabajo remoto y este proceso se llevó con éxito.

En nuestra subsidiaria más grande, el BCP, el año pasado se registró un incremento de 70% de ventas por canales digitales. Asimismo, la comunidad de yaperos, usuarios de nuestra billetera digital, superó los 5 millones y más del 10% de esos yaperos se afiliaron a Yape solo con su DNI, sin tener una cuenta de ahorros. En Pacífico el avance de los servicios digitales ha sido notable, derivando un porcentaje muy relevante de interacciones con clientes hacia medios digitales.

La digitalización fue fundamental para todas las empresas, especialmente las pequeñas y las medianas, que se apalancaron de ella para asegurar la continuidad de sus negocios. Esta situación, finalmente, es un gran impulsor de la inclusión financiera, que es algo con lo que estamos comprometidos. La inclusión digital es un gran aliado para ello. Vamos a seguir construyendo sobre lo avanzado en el 2020.

¿Qué papel cumple la equidad de género en Credicorp?
Estamos convencidos de que el desarrollo de un país requiere de la participación de mujeres y hombres en todas las esferas de la sociedad en igualdad de oportunidades. Por ello, desde el 2019 pusimos en marcha un Programa de Equidad de Género en todas las empresas del grupo con el fin de consolidar una cultura de respeto y equidad y con el objetivo de cerrar potenciales brechas de género en la trayectoria profesional de nuestros equipos.

Con este claro objetivo en mente, buscamos construir, en primer lugar, un entorno laboral que garantice a nuestros colaboradores igualdad de oportunidades en su desarrollo profesional. Asimismo, nos enfocamos en seguir fortaleciendo la cultura de tolerancia cero contra el hostigamiento sexual laboral, pues esta es una forma de violencia en el trabajo que debe ser prevenida y sancionada severamente. En tercer término, seguiremos promoviendo una cultura de trabajo que permita la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, reconociendo que las personas que conforman la organización tienen distintas realidades y necesidades.

Para definir nuestras acciones en este frente, a inicios del 2020 se creó el Comité de Equidad de Género, presidido por Walter Bayly, el CEO del holding, y compuesto por seis miembros de forma equitativa, dentro de los cuales tengo la honra de encontrarme.

Desde este espacio se evalúan los planes y prioridades y monitorean los avances cada trimestre. El comité lleva las cifras de la evolución del personal: actualmente, casi el 40% de mandos medios de Credicorp, así como aproximadamente el 30% de líderes senior está representado por colaboradoras. Estas cifras nos ponen por encima del promedio si miramos el ranking global de género Equileap, que reúne a las 200 empresas con mejores prácticas en equidad de género a nivel global (tiene como referencia una participación femenina de 26% a nivel ejecutivo y 32% a nivel de mandos medios), pero que sin duda buscamos mejorar y potenciar.

¿Cuáles son las principales enseñanzas que ha dejado esta pandemia a la empresa?
A pesar de la incertidumbre y la difícil situación, nuestro objetivo siempre ha sido esforzarnos para acompañar a nuestra gente y a la sociedad en general, mostrando resiliencia ante los momentos más críticos.

En este trayecto hemos aprendido de nuestros aciertos y también de nuestros errores. Hemos valorado la retroalimentación que recibimos de nuestros colaboradores, clientes, accionistas y de la comunidad en general, para implementar siempre las mejoras que sean necesarias.

Si bien durante muchos años las subsidiarias de Credicorp han participado activamente en las sociedades y economías en las que operamos, éramos conscientes de que necesitábamos abordar un nuevo rol con un enfoque más integral. Hoy tenemos como objetivo hacer que la sostenibilidad sea un componente clave de nuestra estrategia, y así garantizar nuestra competitividad a largo plazo y contribuir al bienestar de los países en los que operamos.