Nelson Alvarado: “El liderazgo consciente es crucial para identificar nuestras fortalezas y debilidades en esta coyuntura”

Para Nelson Alvarado, gerente de Imagen y Comunicación de BBVA y de la Fundación de la compañía, mantener la cercanía con los colaboradores ha sido clave para poder sobrellevar la pandemia por el nuevo coronavirus. Resalta, además, la capacidad de ver en este contexto la oportunidad de fortalecerse como equipo.

POR ILLARI LOAIZA
iloayza@stakeholders.com.pe

Nelson Alvarado,
Gerente de Imagen y Comunicación de BBVA y de la Fundación de la compañía

¿A qué desafíos se enfrentaron en lo que se refiere a lo traído por la pandemia por la COVID-19?
Los retos se multiplicaron en distintos ámbitos y el banco puso como prioridad absoluta, desde el principio, la salud. La salud de los clientes y la salud de los empleados. No olvidemos que hemos estado prestando un servicio esencial durante este tiempo tan difícil. Respecto a mi área en particular, los retos principales fueron la adopción del trabajo remoto en tiempo récord, mantener la comunicación permanente con nuestros stakeholders en un entorno de alta incertidumbre y la necesidad de adaptar rápidamente y digitalizar nuestros programas de lectura para seguir atendiendo a miles de escolares de distintas regiones del país a través de la educación a distancia.

Hemos estado también apoyando con donaciones, con equipamiento médico y víveres, y hemos mantenido nuestro apoyo a muchas actividades culturales que también tuvieron que reinventarse en este contexto.

¿Cómo tomaron esta situación desde el interior de la organización?
Estamos viviendo una experiencia muy intensa para todos, un gran cambio en nuestras vidas, en nuestro día a día. Todos nos hemos visto afectados por la pandemia. Los equipos también tenemos familias, amigos o conocidos y muchos de ellos han sufrido la enfermedad. Sin embargo, a pesar de la ansiedad, la tristeza y el miedo natural ante una situación inesperada e imprevisible, nos hemos adaptado muy bien a la adversidad y los equipos se han visto fortalecidos, demostrando una enorme responsabilidad y una gran capacidad para seguir cumpliendo con los objetivos planteados.

¿Cómo evalúa el rol que puede tener la aplicación de un liderazgo consciente con los colaboradores?
En una situación como la que vivimos en la actualidad, el liderazgo consciente es crucial para identificar nuestras fortalezas y debilidades, así como para saber qué está funcionando y qué no. Apenas iniciada la pandemia se hablaba mucho de “nueva normalidad” y ahora se ha dejado de utilizar ese término con tanta frecuencia. Uno podría pensar que lo que ha pasado lo cambia todo, que es un antes y un después, pero en BBVA nos hemos dado cuenta nuestro propósito y nuestros valores no cambian. Al contrario, se han fortalecido y nos han permitido mantener una ruta que ha dado muy buenos resultados en toda la organización.

¿Qué factor ha sido clave para mantener la cohesión de los colaboradores?
Como ha señalado nuestro CEO, Fernando Eguiluz, la cercanía con los equipos es fundamental. No solo en términos laborales, sino personales. Sentirse acompañado es crucial.

Podemos estar separados físicamente, pero nunca debemos perder el contacto entre nosotros o limitar el contacto al aspecto laboral. Cercanía, cercanía y más cercanía, esa es la clave.

¿Qué es lo que rescataría de todo lo vivido a lo largo de más de un año desde que inició la pandemia en el Perú?
La lección más positiva es que hemos sabido responder a los retos de un evento imprevisto de gran magnitud. La unión y la solidaridad también han prevalecido y, hoy más que nunca, creemos que debemos impulsar una sociedad más sostenible e inclusiva que permita crear oportunidades para millones de peruanos.