El estrés laboral de los trabajadores representa un riesgo para las empresas ya que puede acabar en ausentismo, rotación, disminución de la productividad y de la rentabilidad.

Shot of a young businessman experiencing stress during a late night at work.

Las cargas de trabajo excesivo, los horarios, las horas extras, las condiciones laborales físicas inseguras o deficientes, el acoso u hostigamiento, la remuneración inadecuada, discriminación salarial, y otros factores externos vinculados con la vida familiar, generan estrés, ansiedad, y otros problemas de salud mental en las personas.

El estudio Health on Demand 2023 de Mercer Marsh Beneficios, consultora en salud y beneficios, encuestó a 4.000 empleados en Latinoamérica y El Caribe sobre sus prioridades en lo que concierne a la salud y el bienestar. Los resultados revelan que casi la mitad de todos los empleados en Latinoamérica (48%) viven estresados a diario.

Al consultarles qué factores les generaban agotamiento en el trabajo, los tres primeros fueron presiones laborales (54%), liderazgo deficiente (39%) y cultura tóxica (37%).

Por otro lado, el 55% de los empleados que contestaron la encuesta señalaron que durante el año anterior laboraron sin sentirse bien mentalmente; porcentaje que supera el 61% para los empleados que mencionaron laborar en el mismo periodo de tiempo sin sentirse físicamente bien, situación que representa un riesgo para las empresas ya que puede acabar en ausentismo, rotación, disminución de la productividad y de la rentabilidad. 

Por su parte, Ricardo de Almeida, director ejecutivo de Mercer Marsh Beneficios para Latinoamérica y El Caribe señaló que, en los últimos años, la salud y el bienestar de los trabajadores se han visto perjudicadas por múltiples crisis, que van desde la económica y crisis política hasta la pandemia global. “Nuestra investigación muestra cómo estos desafíos que enfrentan los sistemas de atención médica han revelado las brechas significativas en la protección de la fuerza laboral. 

¿Qué es el estrés?

Según la Organización Mundial de la Salud, el estrés es un estado de preocupación o tensión mental provocado por situaciones difíciles. Por su parte, la ansiedad se relaciona con preocupaciones y miedos constantes frente a las diversas situaciones de la vida diaria.

Esta situación es cada vez más recurrente entre la población. Las ciencias sociales y neurológicas lo definen como el conjunto de respuestas cognitivas, fisiológicas y emocionales que se generan ante ciertos aspectos complicados en el ámbito profesional y/o personal.

“Al ocasionarse por un mal ambiente laboral, aparece una reacción física y mental en repuesta al cambio que perjudica a nuestro círculo de trabajo o el emocional personal, y que recae en el entorno o puesto donde nos desarrollamos”, señala Marta González, profesora de EAE Business School.

Agregó, que aun cuando las crisis sean más duras, las oportunidades de salir fortalecidos serán mayores; ya que nos abren una oportunidad para cambiar, solucionar, crear o saldar necesidades y finalmente crecer. “Todas las grandes crisis







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.