En total, en ese año se produjeron 7,7 millones de muertes asociadas a 33 infecciones de estos patógenos.

Las infecciones bacterianas comunes fueron la segunda causa de muerte en 2019, y estuvieron relacionadas con una de cada ocho muertes en el mundo, según un estudio publicado en The Lancet.

En total, en ese año se produjeron 7,7 millones de muertes asociadas a 33 infecciones de estos patógenos. Tan solo cinco bacterias: S. aureus, E. coli, S. pneumoniae, K. pneumoniae y P. aeruginosa estuvieron relacionadas con más de la mitad de todas las muertes. 

Los patógenos bacterianos más mortíferos y los tipos de infección variaron según el lugar y la edad, añade el trabajo.

Ese año se produjeron 7,7 millones de muertes asociadas a 33 infecciones de estos patógenos. Las bacterias ‘S. aureus’, ‘E. coli’, ‘S. pneumoniae’, ‘K. pneumoniae’ y ‘P. aeruginosa’ estuvieron relacionadas con más de la mitad de todos los fallecimientos

Los autores del análisis destacan que la reducción de las infecciones bacterianas es una prioridad de salud pública mundial.  La creación de sistemas de salud más fuertes con una mayor capacidad de laboratorio de diagnóstico, la aplicación de medidas de control y la optimización del uso de antibióticos son cruciales para disminuir la carga de la enfermedad causada por las infecciones bacterianas comunes.

Aunque existen muchas estimaciones para patógenos como la tuberculosis, la malaria y el VIH, hasta ahora los cálculos de la carga de enfermedad de los patógenos bacterianos se limitaban a un puñado de ellos y tipos de infección específicos, o se centraban solo en poblaciones concretas, destaca el estudio.

En 2019 hubo más muertes relacionadas con dos de los patógenos más mortíferos: S. aureus y E. coli (864.000 muertes) que por VIH y, sin embargo, el análisis muestra que la investigación sobre el VIH recibió 42.000 millones de dólares, mientras que la de E. coli recibió solo 800 millones. Los autores afirman que estas brechas de financiación podrían haber surgido porque, hasta ahora, había una falta de datos sobre la carga mundial de estas infecciones.

Hubo más muertes por  ‘S. aureus’ y ‘E. coli’ (864.000 muertes) que por VIH y, sin embargo, la investigación sobre el VIH recibió 42.000 millones de dólares, mientras que la de ‘E. coli’ solo 800 millones

El nuevo trabajo proporciona los primeros cálculos mundiales de la mortalidad asociada a 33 patógenos bacterianos comunes y 11 tipos de infecciones principales —conocidas como síndromes infecciosos— que conducen a la muerte por sepsis. 







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.