¿Cuánto daño nos hace el ruido?

El tráfico, los aviones, la música a alto volumen, la maquinaria de una obra, entre otros, forman parte del ruido que afecta nuestro día a día y a veces no somos conscientes de ello. Nos afecta cuando interfiere en el estudio, trabajo o descanso.

Ivan Doménech Juan, doctor especialista del servicio de otorrinolaringología del Hospital Universitari Dexeus, recomienda conocer los efectos nocivos del ruido, porque muchas veces se ignora el alcance de su gravedad.

“La mayor parte del tiempo no somos conscientes del ruido que existe a nuestro alrededor”, indicó Doménech.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no debemos exponernos a más de 70 decibelios (dBA) durante un periodo prolongado porque puede producir daños graves en el oído con consecuencias irreversibles. Además, recomienda no permanecer en lugares con ruido mayor a 65 decibelios.

Dicha organización ha advertido que los principales focos contaminantes son las aglomeraciones y aeropuertos. Sin embargo, “actualmente en las ciudades cosmopolitas podemos estar expuestos a ambientes sonoros superiores como consecuencia de la contaminación acústica ambiental», mencionó el doctor.

Consecuencias del ruido

El ruido nos puede dañar las células sensoriales del oído interno y producir lesiones graves. Además, de convivir en un ambiente ruidoso, podría presentar otras afectaciones a la salud como estrés, alteraciones del sueño, dolor de cabeza, falta de concentración, entre otras.

José Luis González, especialista en acústica aplicada, señala en su columna en The Conservation que en la legislación laboral se establece que si un trabajador está expuesto a un sonido inferior a 80 dBA, durante una jornada laboral de ocho horas, no tiene riesgo de pérdida de audición.

La contaminación acústica es una de las principales causas del aumento de problemas de sordera en jóvenes, pero no es la única, porque el mal uso de las tecnologías también ha influido considerablemente a este problema.

Según el doctor Doménech, sigue en aumento el número de jóvenes que acuden a consulta por exponerse a altos niveles de decibelios como, en los novedosos sistemas de cine, que pueden provocar lesiones mayores a edades más prematuras.

José Luis González señala que, en nuestras casas, el ruido suele colarse por las ventanas que tienen un mal cierre y por las cajas de persianas. La solución está en añadir una doble ventana. En cuanto a las persianas, existen servicios realizados por empresas del sector que permiten insonorizarlas.

Además, de las recomendaciones ya mencionadas, para cuidar el oído puedes: regular el volumen de los reproductores de música, televisores y radios, limitar el tiempo de estancia en ambientes ruidosos y respetar las horas de sueño.

Etiquetas: , , , , ,