Para 2019, antes de la pandemia, el 42% de las mujeres jóvenes no accedían a estos derechos, frente al 12% de los hombres jóvenes, de acuerdo con un informe elaborado por esta organización.

Las niñas y jóvenes de entre 15 y 24 años constituyen la mayoría de los 267 millones de población de esa edad a nivel global que no reciben educación, formación ni empleo, según la ONG Plan International. 

Para 2019, antes de la pandemia, el 42% de las mujeres jóvenes no accedían a estos derechos, frente al 12% de los hombres jóvenes, de acuerdo con un informe elaborado por esta organización. 

En este contexto, desde 2016, la ONG Plan International y Scotiabank promueven educación financiera, emprendedora y previsional desde las aulas a través del Proyecto Formando Emprendedores del Mañana. La iniciativa busca contribuir al derecho a la seguridad económica de niñas, niños y adolescentes de Lima, Piura y Cusco con igualdad e inclusión. 

Gracias a este proyecto se busca llegar a más de 36,000 estudiantes, con especial énfasis en niñas y adolescentes, quienes, a través de la conformación de emprendimientos dentro de sus escuelas, adquieren y desarrollan capacidades emprendedoras, financieras y previsionales que les son de utilidad para tomar mejores decisiones con relación a su futuro.

“Las niñas siendo líderes en educación financiera, fortalecen en sí mismas su autoestima, su capacidad de ahorro, habilidades sociales y de relaciones interpersonales”, dijo Diana Gil, coordinadora del proyecto Formando Emprendedores del Mañana.

De igual forma, niñas y niños son motivados por sus docentes a generar cambios en sus comunidades a favor de sus compañeras y compañeros. Como es el caso de Thais, adolescente de Lima, quien a sus 14 años lidera junto con sus compañeros y compañeras la iniciativa “Musuqyachina Pizarra”.

“Integro el Club de Emprendedores de mi colegio, donde lideramos la iniciativa Musuqyachina Pizarra, que son pizarras reutilizables. Pensamos en solucionar dos problemas con esto, por un lado, cuidamos el medio ambiente”, señaló la joven emprendedora.

“Por otro lado, ya que algunos estudiantes no cuentan con los recursos para comprar constantemente materiales como papelógrafos o cartulinas, los ayudamos a tener este material que supone un solo gasto muy pequeño y pueden reutilizar varias veces”, continuó. 

Plan International invoca a fomentar sistemas más inclusivos a favor del país, como en los cargos de liderazgo: “La mayor participación o inclusión de las mujeres en el ámbito de las finanzas comportaría beneficios más allá de solucionar la desigualdad de género”. 







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.