La problemática afecta sobre todo a las regiones de África subsahariana y a la zona central y sur de Asia.

En el mundo hay 244 millones de niños y jóvenes de entre 6 a 18 años que no están actualmente escolarizados, según una advertencia de la Unesco. La problemática afecta sobre todo a las regiones de África subsahariana y a la zona central y sur de Asia.

«Es algo que nadie puede aceptar. La educación es un derecho y debemos hacer todo lo posible para que se respete en favor de todos los niños», dijo la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, en un comunicado de prensa.

La directiva añadió que, según los resultados obtenidos, el objetivo de la ONU de que todo el mundo reciba una educación de calidad en 2030 «corre el riesgo de no alcanzarse», y pide mayor movilización mundial ante este problema.

Azoulay hará un llamamiento a la acción en la Cumbre sobre la Transformación de la Educación convocada por el Secretario General de la ONU, que se celebrará el próximo 19 de septiembre y que reunirá a los jefes de gobierno del mundo.

África subsahariana es la región con las tasas más altas de jóvenes sin escolarizar, con más de 98 millones de niños privados del derecho a la educación.

Esta es la única zona en la que la cifra aumenta; las tasas de jóvenes sin escolarizar disminuyen más lentamente que el ritmo de crecimiento de la población en edad escolar.

Asia Central y Meridional es la segunda región con las cifras más altas, con 85 millones de niños sin escolarizar. Por otro lado, las estimaciones muestran que la brecha entre niños y niñas no escolarizados se ha reducido a nivel mundial desde el año 2000. 







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.