Las billeteras electrónicas además de ayudar a los negocios a incrementar sus ventas, también ofrecen una alternativa más eficiente para capitalizar sus ganancias y reducir costos.

Customer using smartphone with scanning QR code for payment, shopping online, Digital wallet concept.

Las billeteras digitales han desempeñado un rol importante en el impulso a la inclusión financiera en el Perú, especialmente en regiones, donde las micro y pequeñas empresas han accedido a beneficios como un mayor alcance en el mercado y mejor visibilidad de sus productos.

“Entre julio 2022 y julio 2023, Caja Piura desembolsó créditos empresariales a mypes del todo el país por un total de S/ 4,438.66 millones, lo que representa un crecimiento de 13.74% en comparación al mismo periodo del año previo. El porcentaje de préstamos otorgados en zonas rurales creció en 10.61% en el presente año”, afirmó Nelson Tapia, Gerente Regional Sur de Caja Piura.

Explicó que las billeteras electrónicas no solo brindan a los negocios la posibilidad de incrementar sus ventas, sino también entregan una alternativa más eficiente para capitalizar sus ganancias y reducir costos frente a otras alternativas de pagos digitales que cobran comisiones y generan gastos de mantenimiento.

“En Perú, al igual que en muchos otros países, los emprendedores optan por las billeteras digitales a los sistemas de pago con tarjetas de crédito o débito a través de terminales punto de venta debido a las comisiones asociadas. Estos generan mayores ganancias, pero además aumentan los costos fijos y variables relacionados con la adquisición, alquiler y mantenimiento de los terminales de pago”, dijo.

El especialista añadió que todavía existen muchos desafíos en las regiones del país para un mayor uso de billeteras digitales, como:

Falta de infraestructura: en algunas zonas rurales y remotas el acceso a internet puede ser limitado. De acuerdo con el portal Punku de Osiptel, en el país existen 1.5 millones de conexiones domiciliarias de la red, y solo el 43% se encuentra en las regiones del país.

Cultura del efectivo: Aún cuando existe una mayor oferta de servicios financieros mediante canales digitales, el uso del efectivo es una norma cultural y tradicional en muchas comunidades.

Confianza en la tecnología: Es importante promover la confianza en la seguridad de las transacciones digitales. “Esto debe ir acompañado de una campaña de educación en el uso de los canales virtuales, para reducir la exposición a los ciberdelitos”, dijo el especialista.

Educación financiera: “Todavía hay un gran grupo de emprendedores que carecen de la educación financiera necesaria para comprender y utilizar las billeteras digitales de manera efectiva, aún cuando se trata del producto financiero más sencillo que existe”, señaló el ejecutivo.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.