Unos 38 emprendimientos de turismo rural fueron implementados y acondicionados durante 2021 en las comunidades de Ccatcca, Ocongate y Marcapata, pertenecientes a la provincia de Quispicanchi, en la región Cusco.

Los negocios fueron respaldados por BanBif y la Asociación Jesús Obrero Ccaijo, entidades que  también brindaron asistencia técnica en infraestructura, alimentación con insumos locales y desarrollo de gastronomía local a 25 familias de las comunidades.

BanBif, por su parte, ha promovido la señalización turística en Pacchanta y acondicionó un parador turístico en Yanacancha para fomentar la actividad turística comunitaria. Las localidades cusqueñas involucradas integran el proyecto “Mejora y acondicionamiento de la infraestructura turística en la ruta del Ausangate”, considerada la quinta montaña más alta del Perú.

La alianza entre la entidad bancaria y la obra apostólica ha permitido que el 60% de los emprendimientos generen autoempleo y mejoren sus ingresos en 20%. Además, incentivó el aumento del flujo turístico en un 20% respecto al 2020, pues las familias ahora cuentan con casas acondicionadas y brindan servicios de calidad a los turistas.

En tanto, el 60% de los emprendimientos cuentan con infraestructura y equipamiento óptimo para prestación de servicios turísticos.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.