Sandra Huerta, Manager of Marketing, Communications & Customer Experience de Scania en Perú, refiere que la empresa promueve este cambio en el país sobre la base de 3 pilares importantes: eficiencia energética, combustibles alternativos y electrificación, y transporte inteligente y seguro.

POR DAVID RODRÍGUEZ ANDARA
drodriguez@stakeholders.com.pe

Scania está presente en Perú desde 1951 y a la fecha cuenta con más de 315 colaboradores trabajando en nueve sucursales propias (Lima, Lambayeque, Cajamarca, Arequipa, Cuzco, Juliaca, Piura, Trujillo y Huancayo), en 8 talleres de servicio en las instalaciones de diversos clientes y en 1 tienda de repuestos en Lima.

Como señala Sandra Huerta, Manager of Marketing, Communications & Customer Experience de Scania en Perú, hoy día el propósito de Scania es liderar el cambio hacia un sistema de transporte más sustentable en el país, sobre la base de 3 pilares importantes: eficiencia energética, combustibles alternativos y electrificación, y transporte inteligente y seguro. Al respecto, comenta que con esta visión buscan generar conciencia y sensibilización desde la propia marca para impulsar el desarrollo de un modelo de transporte sostenible en el Perú.

“Tenemos que apalancar que no existe una única solución para los grandes problemas que generan las emisiones de CO2. En el caso de la eficiencia energética, Scania emplea tecnología de motores para que sus vehículos tengan un mejor rendimiento en el consumo de combustible y uso de energía. El tren motriz de nuestros vehículos está diseñado para obtener una mayor eficiencia energética”, asegura.

En cuanto al tema de combustibles alternativos y electrificación, explica que, si bien la electrificación es el futuro del transporte, hoy en día en el Perú Scania promueve un cambio de la matriz energética basada en combustibles alternativos como el gas natural licuado (GNL) y el gas natural comprimido (GNC). Resalta que en 2019 fueron pioneros en poner a rodar el primer vehículo de GNL en Latinoamérica, que demostró una autonomía de más de 1,000 kilómetros en la ruta entre Lima y Trujillo, sin necesidad de abastecimiento en su recorrido.

“Promovemos la incorporación de camiones que usen combustibles alternativos en el mercado peruano, sobre todo del GNL para el transporte de carga pesada para rutas largas de más de 1,000 kilómetros y de GNC para rutas cortas de 400 kilómetros. Entre las ventajas del GNL están el ahorro del precio del combustible, la reducción considerable de las emisiones de CO2, la reducción de al menos 40% de los costos operativos del camión, y que los buses urbanos puedan renegociar mejor el costo de boletos y ofrecer un transporte de calidad a las personas”, comenta.

Sobre el tema de transporte inteligente y seguro, destaca que Scania piensa tanto en los conductores como en las personas, por lo que están invirtiendo en nuevas tecnologías que minimicen los accidentes en las rutas de sus vehículos.

“Nuestros vehículos cuentan con sistemas de conectividad que permiten recibir data de sensores que transmiten información en tiempo real. Esto facilita la geolocalización del vehículo, conocer la forma en la que se está conduciendo, si se frena constantemente desgastando las piezas del vehículo. Contamos con un área de CPC, donde se analiza toda esta data para así generar un mantenimiento planificado del vehículo”, menciona.

Sobre este punto, Huerta también señala que cuentan con un sistema de seguridad de buses y camiones por default, que permite establecer la velocidad crucero adaptativa y la distancia mínima entre cada vehículo, y contar con alertas de posible colisión que activan un sistema de frenado automático. Además, está la alerta de cambio de carril que activará una alarma para que el conductor reaccione y corrija el rumbo del vehículo, y un sistema de airbag lateral para proteger a los conductores en caso de que el camión se voltee.

Objetivos de reducción de carbono

Huerta refiere que para demostrar el compromiso de la empresa y ser transparentes en el progreso, establecieron objetivos de reducción de carbono, que abarcan no solo las emisiones de las operaciones globales directas de la compañía, sino también las de los vehículos de sus clientes cuando están en uso.

“Trabajamos en este propósito porque somos conscientes de que el combustible diésel es el más contaminante en la actualidad. Por eso en Scania somos parte del problema, pero también de la solución, porque el planeta no tiene Plan B y debemos actuar y crear conciencia sobre como nuestros propios vehículos han ayudado en las emisiones de gases invernadero. Por ello, desde 1990, Scania viene trabajando en tecnologías para desarrollar un portafolio de camiones que usan combustible alternativo”, afirma

También indica que Scania Group forma parte del Pacto Global de las Naciones Unidas desde 2013, mientras que Scania del Perú se adhirió en el 2019 con la finalidad de reafirmar su compromiso con la sustentabilidad, incentivando programas e iniciativas que involucran los 10 principios universalmente aceptados en las áreas de derechos humanos, relaciones laborales, medio ambiente y anticorrupción.

“Somos la primera empresa de transporte pesado en el Perú en adherirse al Pacto Mundial. Además, trabajamos diversos programas e iniciativas que impulsan los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la ONU como: Bosque Scania, Transportando Calor, Scania Exchange, Climate Day, Reducción de desigualdades, entre otros”, resalta.

Programas e iniciativas sociales

En cuanto a los programas de responsabilidad social, Huerta indica que la pandemia de Covid-19 significó en gran
desafío para la empresa, pero como negocio responsable que son no paralizaron en ningún momento las diferentes iniciativas que manejan en materia social en el Perú. Entre los programas que desarrolla la empresa destacan los siguientes:

Transportando Calor: Es un programa que se creó en 2016 y es desarrollado de la mano de la empresa Höseg, que tiene el objetivo de abrigar a los niños afectados por las heladas en las zonas más pobres del Perú. A la fecha, se han abrigado a más de 4,500 niños de poblaciones vulnerables de las zonas altoandinas afectadas por las bajas temperaturas. Cada camión vendido recibe una casaca para el conductor y una casaca solidaria para donar a estos niños. Además, los clientes reciben un certificado de donación.

Bosque Scania: Programa que busca compensar la huella de carbono de la operación comercial de Scania
del Perú. Gracias a esta iniciativa a partir del 2024 la empresa compensará 3 veces más su operación comercial anual. Esta iniciativa consiste en el sembrado de 30 mil árboles en Cusco, que también busca reducir la desigualdad social, disminuyendo la brecha de oportunidades. Asimismo, el cuidado del bosque lo hace la misma comunidad que forma parte del ecosistema.

Boutique Scania: Scania desarrolla productos para su boutique que tienen un impacto social, desde el sembrado de árboles hasta el abrigo a niños afectados por las heladas. Estas piezas se elaboran con plástico reciclado y parte de ellas son confeccionadas por reclusos del penal de Piedras Gordas, ayudando así a su reinserción social.

Scania Exchange: es un programa sustentable que ofrece una opción rentable para los clientes y a la vez promueve la conservación del medio ambiente en función de la venta e intercambio de repuestos usados.

Firma del Pacto de París

En el 2015 Scania firmó el Pacto de París y estableció una serie de objetivos a nivel Global. En el Perú, fijó 3 objetivos CO2 a nivel nacional de cara al año 2025:

• 50% CO2 de reducción en la operación comercial vs. 2018

• 20% CO2 de reducción en los vehículos Scania

• Operación comercial 100% libre de energías fósiles







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.