Gloria ha donando un millón de vasos de leche evaporada azul como parte de la campaña “Cada mañana es una esperanza”, lanzada por sus 80 años en el país. La entrega fue distribuida por Cáritas y ha beneficiado a más de 80,000 personas de zonas vulnerables en 26 ciudades.

A inicios de mayo, la empresa lanzó esta iniciativa para impulsar la donación con el apoyo de sus consumidores.

Gracias a miles de familias que participaron compartiendo fotografías de momentos de consumo, el producto ha llegado a 19 regiones distribuyéndose entre 468 ollas comunes, 125 comedores populares y 162 iniciativas de ayuda humanitaria.

“Desde hace 80 años, Leche Gloria acompaña a las familias peruanas. Este aniversario lo hemos querido celebrar de una manera diferente. La entrega de hoy simboliza el vaso número un millón», dijo Juan Carlos Belaunde, director de Asuntos Corporativos y Responsabilidad Social de Leche Gloria S.A.

El directivo entregó miles de emblemáticas latas azules en la parroquia San Francisco Solano, ubicada en Pachacútec, Ventanilla, una acción aplaudida por Manuel Huapaya Mendoza, secretario General de Cáritas del Perú.

“Esta entrega ha permitido que muchos niños, ancianos, madres gestantes y personas con problemas de salud puedan acceder a productos nutritivos, fuente de vitaminas, minerales y proteínas que ayudarán a mejorar su alimentación”, comentó Huapaya Mendoza.

El éxito de la campaña también radicó en trabajo de los propios colaboradores de Leche Gloria, quienes decidieron participar como voluntarios en el cierre de esta campaña solidaria, reafirmando una vez más su compromiso con la nutrición de las familias hoy, mañana y siempre.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.