Laila Ellis, vicepresidenta de Salud, Seguridad y Medio Ambiente de BHP, conversó con Stakeholders sobre las expectativas de la compañía minera de expandir su presencia en el Perú. Asimismo, cuenta sobre el compromiso que han asumido en algunos aspectos de seguridad laboral y medioambiente.  

¿Qué es lo que motiva a la compañía a extender más sus operaciones en el Perú? 

Actualmente, nuestra operación está enfocada en hierro y cobre. Ambos son productos que no solo ayudan a la construcción de un mundo más moderno, sino también a lograr su descarbonización. En ese sentido, tenemos muchas aspiraciones por crecer en el Perú y poner en práctica la expertise acumulada en la región. A esto debemos sumarle el hecho de que tenemos años de experiencia siendo accionistas de la empresa minera Antamina, y también contamos con varios proyectos de exploración en el territorio nacional, por lo que conocemos ampliamente la geografía del país. 

¿Qué perspectivas tiene de la industria minera en el país? 

Hemos tenido una muy buena experiencia. Considero que Perú tiene una madurez muy fuerte con el desarrollo de sus recursos naturales. Es decir, no solo para desarrollar proyectos, sino que también para buscar equilibrar la parte socioambiental. He tenido la oportunidad de trabajar con Petroperú muchos años atrás, y se reconoce el potencial de los recursos naturales en petróleo, minería, pero se busca también tener esa armonía. Eso es lo que nos impulsa a incrementar nuestra presencia aquí. 

Pasando a otro tema, ¿qué importancia tiene la seguridad en el sector, sobre todo desde lo que es la prevención? 

Previo a la pandemia, desde hace 15 años, nos abocamos a eliminar fatalidades para nuestros trabajadores. No hemos dejado de seguir este punto. Sabemos que hay lecciones, pero siempre tomamos en cuenta todas aquellas actividades que pueden causar una o múltiples fatalidades. Esta trayectoria de prevención nos ha permitido también entender profundamente que tenemos seres humanos trabajando con nosotros. Hemos hecho un gran esfuerzo por controlar la exposición al riesgo. Si es que no se puede eliminar, al menos minimizar. 

¿Algún ejemplo acerca de cómo han trabajado en este punto? 

Por ejemplo, todas las flotas de nuestros vehículos cuentan con una certificación de cinco estrellas en seguridad. Durante cinco años, un grupo de expertos trabajó en diseñar vehículos para este logro. ¿Qué significa? Puede pasar cualquier incidente en una operación, pero se cuenta con todas las medidas para evitar una consecuencia mortal. Sabemos que puede existir una colisión de vehículos en cualquier espacio, por lo que hemos tomado todos los controles para tener la tranquilidad de que, si en caso eso ocurre, la persona no va a fallecer. 

¿Qué tanto la pandemia ha resaltado la importancia de la seguridad? 

En cualquier evento que desarrollamos siempre nos preocupa la seguridad. Lo que nos enseñó la pandemia son los otros ámbitos que tiene este aspecto. Es decir, la seguridad no solo consiste en hacer simplemente el trabajo de forma segura, es reconocer al ser humano de forma íntegra, como mencioné. Debemos ser conscientes de que es un ser humano, con sus capacidades físicas y mentales, para poder evidenciar profundamente el impacto que ha tenido la crisis sanitaria. 

¿Algún aspecto en especial que la pandemia ha expuesto? 

En medio de la pandemia, la atención es aún más aguda sobre el bienestar de toda nuestra fuerza laboral. Empleados, contratistas, proveedores y más. Desde antes de la crisis sanitaria, implementamos programas de salud mental. Luego nos dimos cuenta de su envergadura, hasta el punto de prepararnos para lo que pudiera ser una siguiente pandemia en relación directa con las enfermedades mentales y, por ende, ocupacionales. De hecho, estamos observando casos. 

Sin duda, el Covid-19 ha puesto en relevancia la salud mental… 

Eso requiere actuar con premura, aunque nosotros ya tuvimos la precaución debida desde inicio de la pandemia al contar con psicólogos en las operaciones. Además, capacitamos a todos los líderes. El año pasado tuvimos 22 circunstancias en la que nuestros psicólogos intervinieron. Iniciando este año, en los primeros dos meses, se registraron 38 incidentes con personas que tuvieron que ser asistidas en las operaciones por algún trauma o desorden psicológico. Estamos muy comprometidos con el tema, por lo que próximamente desarrollaremos una gran campaña de salud mental.

Considero que Perú tiene una madurez muy fuerte con el desarrollo de sus recursos naturales. Es decir, no solo para desarrollar proyectos, sino que también para buscar equilibrar la parte socioambiental.

Por otro lado, ¿cómo enfocan el tema medioambiental desde BHP? 

En el 2015, nos pusimos diferentes metas en la empresa. Estaban entre ellas las de eliminar el riesgo de fatalidad. También otros compromisos para reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, pero no vinculado con la producción. Eran netos totales, no importaba el crecimiento. Además, metas en reducción de consumo de agua, que puede ser de un acuífero o un río; así como varias relacionadas a la biodiversidad, el empleo, etc. 

¿Cómo han abordado el factor de la reducción de emisiones? 

En ese año, nos quisimos enfocar en las emisiones de alcance (scope) 2, en las empresas que nos proveían de energía. No dejamos de lado las de scope 1, pero tenemos bien claro que, para eliminar el diésel de nuestra flota de camiones, por ejemplo, se requiere de un trabajo de más de cinco años; por lo tanto, el primer desafío fue el scope 2. 

¿Qué han logrado respecto a las emisiones de alcance 2 en estos años?

A la fecha, estamos orgullosos de que después de cinco años, en las operaciones de Chile, logramos alcanzar el zero en emisiones de scope 2. Eso significa que toda nuestra energía proviene de fuentes renovables. Fue un proyecto largo, ya que también se tuvo que transformar la industria energética del país para tener el suministro necesario. Estamos muy contentos de este logro, y es algo que estamos impulsando en Antamina también. 

Con respecto a las emisiones de alcance 1, ¿cómo están proyectándose? 

Desde este año, tenemos otro grupo de metas en relación con las emisiones de alcance 1. Son para el año 2030. Considerando lo anterior, ahora nos enfocamos en reducir el consumo de diésel. Estamos principalmente buscando transformar la flota que, aparte de ser autónoma para eliminar el riesgo en terreno de las personas, será ahora eléctrica aprovechando nuestro suministro limpio de energía. 

Finalmente, los relaves mineros también llevan a desarrollar esfuerzos en la industria. ¿Qué estrategia han desarrollado? 

Estamos buscando la solución a los relaves no convencionales. Efectivamente, es una de nuestras mayores preocupaciones. Tenemos el compromiso de a partir del 2030 de no contemplar ningún proyecto que tenga relaves convencionales. Eso significa que tenemos el compromiso de solo hacer proyectos con relaves no convencionales. Contienen muchísima menos agua, húmedad y son más estables. Tienen una huella menor y también minimiza mucho el riesgo para las personas. Cualquier estudio para un proyecto después del 2030, será solo con los no convencionales. Se requiere de un arduo proceso.







Continúa con tu red social preferida

Al continuar serás un suscriptor gratuito

O continúa tu correo.

Escriba su correo electrónico con el que se suscribió para acceder

Suscríbete

Ya me suscribí.