Perú es uno de los países con más bajo consumo de opioides para el dolor

Actualmente el dolor crónico es uno de los problemas de salud más subestimados en el mundo, con escaso acceso a tratamientos y muy poco conocimiento acerca de ellos. En América Latina son 98 millones de personas las que padecen de esta condición pese a que todo ser humano tiene derecho a recibir los más altos estándares para su salud y bienestar.

“El control del dolor crónico es parte de la atención que ofrecen  los cuidados paliativos, cuyo propósito, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es mejorar la calidad de vida de los pacientes y familiares que se enfrentan a problemas vinculados con enfermedades que representan un riesgo para la vida, mediante la prevención y la mitigación del dolor a través del diagnóstico y tratamiento adecuado del dolor”, señaló la Dra. Elizabeth Díaz, presidenta de la Sociedad Peruana de Cuidados Paliativos (SPCP).

Cifra basada en una prevalencia del dolor crónico en un 27-42% de la población. Adaptado de una presentación realizada por el Dr. João Batista Santos García en la primera reunión de panel de expertos de Change Pain Latin America, 2012.

Ante esta situación, los analgésicos opioides surgen como una opción para controlar y aliviar el dolor crónico; sin embargo, a la fecha, cerca del 80% de la población mundial tiene poco o nulo acceso a este tipo de tratamiento. En América Latina, el 96% de esta necesidad médica no está cubierta y en el Perú la situación es aún más compleja: hacia el 2010, solo se consumía un total de 1.77 mg/per cápita, mientras que la media en la región era de 7.97 mg, muy lejos de los 522.2 mg/per cápita consumidos en Europa y Norteamérica.

Según Díaz, estas alarmantes cifras responden al acceso limitado que existe a tratamientos, a la falta de especialistas en dolor, y a la falta del conocimiento sobre el manejo adecuado del dolor que se convierte en una barrera importante.

Por ello, en el marco del Día Internacional de los Cuidados Paliativos, la Sociedad Peruana de Cuidados Paliativos comparte a continuación seis mitos y verdades sobre los opioides:

Mito

Verdad

La mayoría de pacientes irremediablemente sufrirán dolor durante la etapa final de la vida. Actualmente disponemos de medios seguros para el paciente que permitan llegar al final de la vida sin dolor.
Los pacientes que usan opioides sufrirán adicción Si el paciente recibe opioides de manera segura y titulada, es poco probable que desarrolle adicción
Solo pueden ser usados en pacientes con cáncer o cercanos a la muerte. Los opioides pueden ser utilizados en cualquier patología que condicione dolor moderado a severo u otros síntomas como falta de aire y diarrea.
Los efectos secundarios son mayores a los beneficios. Su uso es riesgoso. Los efectos secundarios de los opioides son controlables y un médico entrenado puede indicar opioides de manera segura.
Las dosis para controlar el dolor son similares en todos los pacientes
Cada paciente y su percepción de dolor es diferente, por eso no existen dosis únicas para todos los pacientes.
 

Etiquetas: , , , , ,