fbpx

Investigadores de la Universidad de Lima diseñan propuesta de bebida nutrifuncional

[shareaholic app="share_buttons" id="26216618"]

El Instituto de Investigación Científica (IDIC) de la Universidad de Lima ha presentado una propuesta de bebida nutrifuncional, fuente de omega-3 con microencapsulados de aceite de sacha inchi (Plukenetia huayllabambana) y antioxidantes microencapsulados de cáscaras de camu camu y mango, para promover el desarrollo comercial de la biodiversidad peruana y prevenir las enfermedades crónicas no transmisibles. El proyecto, liderado por Nancy Chasquibol Silva, investigadora del IDIC, ha sido posible gracias al concurso ganado con Innóvate Perú, un programa del Ministerio de la Producción.

Los especialistas trabajaron en las instalaciones del Centro de Estudios e Innovación de Alimentos Funcionales (CEIAF) de la Universidad de Lima; el Instituto de la Grasa (CSIC) en Sevilla, España; y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) de Argentina, siendo estas dos últimas alianzas internacionales y estratégicas de primer nivel, cuyo aporte en la generación de conocimiento enriquece la propuesta.

Impacto de la bebida nutrifuncional en la salud

El proyecto nació con una perspectiva social, enfocado en aprovechar la gran biodiversidad del Perú y contribuir a prevenir las enfermedades crónicas no transmisibles gracias a los componentes que mejoran las propiedades nutritivas y funcionales de la bebida. Así, gracias a la tecnología de microencapsulación, se promueve la buena salud mediante sus compuestos bioactivos: antioxidante, antiinflamatorio, antidiabético, cardioprotector, hepaprotector, neuroprotector, anticolesterolémico y antitrombótico.

¿En qué consiste la bebida nutrifuncional?

Con la experiencia de haber formulado –a nivel de laboratorio– doce prototipos de alimentos funcionales, el equipo liderado por Nancy Chasquibol Silva, eligió validar como plan piloto una bebida funcional, considerando su aceptación y consumo en el mercado. Esto como parte del proyecto mayor, que prosperó como parte del Programa Nacional de Investigación Agraria (PNIA) del Ministerio de Agricultura y Riego, que consiste en microencapsular el aceite de sacha inchi y antioxidantes de la biodiversidad peruana para su uso en alimentos funcionales que contengan omega-3. De esta forma, los investigadores validaron los microencapsulados de aceite de sacha inchi (P.huayllabambana), los extractos antioxidantes de las cáscaras de mango y camu camu, para incorporarlos junto con el sacha inchi, a través de un biocóctel, al innovador producto.

Las pruebas de laboratorio –análisis proximal, microbiológico y sensorial-, y las pruebas del producto, arrojaron valores de aceptación de sabor, color y textura, que se ajustan a la Ley 30021 de Promoción de la Alimentación Saludable y su reglamento, D.S. 017-2017-SA. El producto se presenta en polvo para ser disuelto en agua o leche para su consumo por personas de toda edad y en cualquier momento del día. Con un peso de 30 gramos por unidad, cada empaque contiene 4 unidades. La bebida nutrifuncional fue presentada en la Universidad de Lima durante el ‘I Functional Food Expo: Valorando la Biodiversidad Peruana’.

El anhelo de producir en gran escala

El siguiente paso es alcanzar un importante flujo de producción con el objetivo de introducir el producto al mercado nacional; para ello, es importante establecer alianzas con los actores principales del desarrollo en una sociedad: Estado y empresa privada. De ese modo, este proyecto se enmarca en el propósito de la Universidad de Lima de inspirar al país con nuevas formas de hacer empresa, teniendo como bandera la investigación al servicio de la sociedad.

 

Etiquetas: , , , , , ,