¿Cómo promover una cultura de prevención en seguridad y salud laboral?

 

Las empresas vinculadas al sector extractivo cumplen en cierta medida con la Ley N° 29783. Ante ello, tienen la difícil labor de promover una cultura de prevención que involucre a la empresa, trabajadores y el Estado.

No hay duda que los constantes inconvenientes laborales, como por ejemplo los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales forman parte de un problema que perjudica tanto a nivel humano como económico al sector extractivo. Según el documento de Diagnostico Situacional en  Seguridad y Salud en el Trabajo elaborado por el Instituto Salud y Trabajo (ISAT), no se conoce, con exactitud, el total de accidentes de trabajo ocurridos en el país, porque son registrados en distintos entes públicos con diferentes criterios. En el año 2014 el Ministerio de Energía y Minas en su publicación estadística, hace referencia a los accidentes mortales, cuya suma precisa el número de 869 casos mortales desde el año 2000. Frente a este problema es necesario un trabajo en conjunto que reúna a los empleadores, el Estado y los trabajadores con el fin de poner en práctica y desarrollar una cultura de prevención.

Lydia Arbaiza Fermini – Directora de la dirección de programas institucionales del Graduate School of Businnes de ESAN

En ese sentido, Lydia Arbaiza Fermini, directora de la dirección de programas institucionales del Graduate School of Businnes de ESAN, explicó que se debe de “desarrollar iniciativas como trabajar jornadas especiales y adoptar estrategias no solo empresariales, sino locales”. Por ello es preciso incorporar actividades de capacitación, que involucren temas de motivación y difusión en seguridad y salud ocupacional, permitiendo, de esta manera, el desarrollo de sus respectivos programas en fomento de la prevención.

Con quienes se tiene que promover estas iniciativas son con los trabajadores. Por ello,  Víctor Estrada Herencia, ingeniero especialista en gestión de calidad y director general del Instituto Peruano de Seguridad, Salud y Medio Ambiente (IPSSMA) comentó que “el trabajador es quien tiene que participar en las capacitaciones, involucrándose en la identificación de peligros y elaboración de riesgos o reportes”. A través de esta inclusión de sus funciones, el personal de campo estará altamente preparado para asumir los riesgos que se les presente.

Por ejemplo, la empresa británica Hochschild, basada en la operación de negocios mineros de oro y plata en América, maneja una propuesta interesante que va más allá del solamente cumplimiento de la normativa. “Ellos influyen en el tema de la participación del trabajador y el tema del liderazgo entrenando no solo a los trabajadores de campo, sino al propio líder y sus observadores, estos últimos ejerciendo la labor de reportar los acontecimientos del día a día en el campo extractivo”, agregó el ingeniero Estrada. No obstante, no solo basta con recurrir al tema de la capacitación, sino a introducirse en ámbitos que van más allá de lo técnico. “Nos damos cuenta que no solamente se trata de capacitar al capital humano, más que se apele a la concientización, que está enfocado a un cambio de actitud, de comportamiento, de hábitos, que va más allá de únicamente cumplir la normativa en sí”, afirmó Víctor.

El trabajador cumple, en cierta medida, con su labor preventiva; no obstante, existen algunas dificultades para trabajar involucrando a todas las líneas de mando. ¿Cómo trabajar en rangos diferentes en conjunto? El ingeniero aseveró que la concientización, al ser un factor fundamental, engloba a todo el panorama laboral como: la jefatura, supervisores, capataces, entre otros. Ya que muchas veces son reacios al cambio; esto dentro del marco de relación entre el empleador y el empleado para el buen funcionamiento reciproco entre ambas partes.

El rol del Estado como fiscalizador

Víctor Estrada Herencia – Ingeniero especialista en gestión de calidad

No obstante, aclaró el ingeniero, “es cuestión de entender que la seguridad no simplemente está referido a la empresa; el trabajador y el empleador tienen que poner de su parte, muy aparte del rol como fiscalizador que cumple el Estado, quien fiscaliza a través del MTPE, siendo el ente específico la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (SUNAFIL)

Estrada enfatizó que SUNAFIL debería complementar su capital humano con personas de diversos perfiles, que no solo sean de abogados, sino de ingenieros para una mejor fiscalización, dado que mientras que el primero fiscaliza documentos, pues ¿quién fiscaliza el campo?

En ese sentido, correspondería velar por la fiscalización no solo de la normativa establecida y no únicamente por parte del Estado, sino que involucre al empleador y trabajador.

Recuadro

Comparación de los años 2012 y 2013 de notificaciones, sector explotación de minas y canteras

Fuente: Elaboración de Lydia Arbaiza Fermini, directora de la dirección de programas institucionales del Graduate School of Businnes de ESAN, basado en el Anuario Estadístico Sectorial MTPE (2012, 2013). “Los retos van de la mano con la reducción de la cantidad y los porcentajes de las variables indicadas en el cuadro comparativo”, acotó Arbaiza.


Contenido publicado en la edición N°63

 

Etiquetas: ,