fbpx

Reciclaje de plásticos y el modelo de economía circular: ¿De qué forma las empresas contribuyen al medio ambiente?

[shareaholic app="share_buttons" id="26216618"]

El presente informe analiza las iniciativas de diversas empresas involucradas con la gestión y producción del plástico y su más que posible reutilización.

Marco Minaya

mminaya@stakeholders.com.pe


No hay duda que hablar de reciclaje en el Perú representa todo un reto desafiante, dado la enorme problemática que gira en torno al tema. En el Perú hay enormes oportunidades de aumentar el reciclaje, pues solo se recicla el 1.9 % del total de residuos sólidos reaprovechables que se generan.

Sin embargo, desde el sector público se vienen promoviendo normativas para contrarrestar dicha situación. La aprobación de la ley que regula el plástico de un solo uso y los recipientes o envases descartables es una muestra de ello. Al margen de las formas y el trasfondo de dicha ley, lo que es claro es que este tipo de iniciativas representan un gran avance porque promoverá un cambio en el comportamiento y voluntad de los ciudadanos sobre reducción y reciclaje, además de promover una segunda vida a los materiales.

En relación a lo anterior, vale la pena precisar que este cambio de comportamiento en los ciudadanos es un asunto difícil de tratar, dado el poco nivel de concientización que se tiene respecto al reciclaje en sí. Si bien existen esfuerzos por parte de organizaciones vinculadas con el tema, sumado a la acción y promoción realizadas por diversas ONG, el asunto aún mantiene una gran brecha de mejora en cuanto al empleo y reutilización de dichos materiales.

En este escenario, Stakeholders conversó con gerentes de empresas vinculadas al sector de bebidas de consumo masivo, quienes están involucrados directamente con la problemática que afronta nuestro país en materia de reciclaje de plásticos.

Sandra Alencastre Directora de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Coca-Cola Perú.

Coca-Cola y su proyecto “Un Mundo sin Residuos”

Recientemente, The Coca-Cola Company ha hecho pública su nueva estrategia global en materia de envases llamada “Un Mundo sin Residuos”, plan de contempla todo el ciclo de vida de un envase, desde cómo se diseña y fabrica, hasta cómo se recicla y reutiliza, y que marca un ambicioso objetivo: recoger y reciclar el 100 % del equivalente a todas las latas y botellas que la compañía comercialice a nivel mundial para el 2030.

Para lograr dicho objetivo, la compañía trabaja sobre dos ejes centrales: invertir en el planeta y en los empaques. El primero está ligado a toda la fuerza que desde el lado de la comunicación puedan ejercer, con el fin de ayudar a las personas a tomar conciencia sobre qué, cómo y dónde reciclar.

En cuanto a la inversión en reciclajes, la compañía busca establecer un nuevo estándar global. En ese sentido, sigue trabajando para lograr que todos sus empaques sean 100 % reciclables. Su incesante inversión en innovación le permite desarrollar mejores botellas, reduciendo la cantidad de PET en cada envase o aumentando el contenido de material reciclado en su fabricación. Para el año 2030, el Sistema Coca-Cola prevé que sus envases se realicen con un promedio de 50 % de contenido reciclado.

En palabras de Sandra Alencastre, directora de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Coca-Cola Perú, menciona que la compañía se está haciendo cargo de que el 50 % de las botellas y empaques que lancen tengan una segunda vida. ¿De qué depende seguir avanzando en este punto? Para Alencastre, va depender de cómo la cadena de reciclaje y lo actores involucrados en ella puedan trabajar de manera conjunta y aliada.

Además, destacó que la economía circula es la ruta a seguir en materia de reciclaje. “Nuestros empaques retornables que tienen más de un uso están creados bajo una lógica de economía circular”, apuntó la vocera de Coca-Cola Perú. “Es necesario promover las alianzas estrategias para atender el desafío global del plástico”, agregó.

Del mismo modo, Alencastre expresó que, bajo el modelo de economía circular, han empoderado a mujeres recicladoras desde el 2014, acompañándolas en todo el proceso desde su formalización laboral hasta las alianzas que han necesitado para incorporarse en la lógica de la limpieza de plásticos. “Ellas nos están vendiendo el plástico que recolectan para que puedan ser incorporadas en las nuevas botellas que estamos lanzando al mercado. De esta forma, estamos actuando de manera proactiva”, explicó. Para la vocera de la compañía,  está claro que el desafío que encierra el reciclaje del plástico incita a hacerse responsable de los materiales que emplea cada empresa en sus propias producciones.

Industrias San Miguel (ISM) y su apuesta por la innovación

En la Entrevista Central de la edición pasada de la revista Stakeholders, pudimos conocer el caso de Industrias San Miguel (ISM) y su apuesta por la innovación en relación a su línea de productos que año tras año sacan al mercado de bebidas de consumo masivo. De hecho, este factor les ha permitido tener una mayor presencia en dicho mercado, dado que el esfuerzo realizado por la compañía en lanzar al mercado un producto mejorado o nuevo siempre ha sido una prioridad dentro de su visión comercial.

En el marco del evento de la CADE Ejecutivos 2018, se le consultó a Cintya Añaños, gerente general de ISM, por la apuesta que la compañía realiza en este ámbito en mención. En línea al ámbito de la sostenibilidad, la vocera de ISM destacó la nueva botella ecoamigable para Cielo, elaborada con 25 % menos plástico. La empresa ha invertido más de 5 millones de soles en tecnología alemana para fabricar el envase más ecológico del mercado.

Se trata de envases innovadores con 25 % menos plástico, la menor cantidad de uso de PET en la industria de bebidas, lo que generará  medio millón de toneladas menos al año de este material dejen de entregarse al medio ambiente. Esta nueva tecnología ha sido traída recientemente al Perú y se ha instalado en la planta de producción de la compañía en Arequipa, la cual permite reducir la cantidad de uso de plástico en sus tapas y botellas, manteniendo la transparencia y consistencia adecuada del envase, sin perder la fuerza que exige el consumidor.

“Siempre hemos estado comprometidos con el cuidado del medio ambiente optimizando nuestros procesos, invirtiendo en nuestras plantas, fomentando una cultura de innovación en nuestros colaboradores y trabajando campañas de reciclaje en las comunidades en las que estamos. Esto va acorde con nuestra visión de ser una empresa de talla mundial con productos saludables y de calidad a precios competitivos”, comentó Añaños. “Nuestro reto es continuar innovando dentro de la industria y seguir apostando por la sostenibilidad de la empresa en el largo plazo, renovando nuestro compromiso con los consumidores”, acotó.

Verónica Bonifaz – Directora de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Arca Continental Lindley

Arca Continental Lindley y el modelo de las 3R

Desde hace muchos años, Arca Continental Lindley viene implementando mejoras a toda su cadena de valor para contribuir con el cuidado del medio ambiente. En cuanto al uso del plástico, trabajan bajo el modelo de 3R: reducir, reutilizar y reciclar.

En lo relacionado al ámbito de reducir, Verónica Bonifaz, directora de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Arca Continental Lindley, expresó que promueven el aligeramiento de sus envases reduciendo la cantidad de plástico utilizado en sus botellas, como por ejemplo con las botellas Ecoflex de la marca San Luis. Este aligeramiento de las botellas les ha permitido reducir más de 5000 toneladas de PET en los últimos años.

Respecto al ámbito de reutilizar, la vocera comentó que promueven el uso de envases retornables. “Más del 35% de nuestras ventas provienen de envases retornables de vidrio y plástico, y apuntamos a que este porcentaje siga aumentando en los próximos años.  Los envases retornables de plástico pueden utilizarse en 15 ocasiones y los envases retornables de vidrio hasta 30 veces”, acotó.

Por último, en el campo de reciclar, Bonifaz explica que en su portafolio cuentan con botellas fabricadas con un 25 % de plástico reciclado. “Hemos dado un paso más dentro de la economía circular, y nuestro aliado San Miguel Industrias ya compra el PET reciclado a asociaciones de recicladores formalizadas por Coca-Cola Perú y Arca Continental Lindley. Con estas iniciativas también generamos un alto impacto social, ya que el trabajo de los recicladores se convierte en una poderosa herramienta de generación de empleo a la vez que se contribuye con el cuidado del medio ambiente”, argumentó.

El tema de la economía circular no es ajeno a la gestión que realiza Arca Continental Lindley, ya que en palabras de su vocera manifiesta que se encuentran en el camino correcto que apunta a dicho modelo de reciclaje. “En Arca Continental Lindley estamos alineados al concepto de economía circular, buscando que nuestros envases puedan reutilizarse, que puedan regresar nuevamente a ser una botella a través del reciclaje o que puedan convertirse en un producto con una nueva utilidad”, expresó.

En esta línea de trabajo, a finales de octubre firmaron de manera voluntario, junto a Coca-Cola Perú, el Primer Acuerdo de Producción Limpia del Perú. Este acuerdo fue firmado con el Ministerio del Ambiente y el Ministerio de Producción. Presenta las siguientes metas principales:

  • Mantener la incorporación de PET reciclado en las botellas.
  • Incrementar la retornabilidadde los empaques (tanto vidrio como plástico).
  • Generar alianzas con diversos actores públicos y privados para impulsar el reciclaje de las botellas.

De manera concreta, Bonifaz confirma que están cerrando el proceso de economía circular. “Nuestras botellas son fabricadas con 25% de plástico reciclado, el cual ya es comprado por nuestro proveedor San Miguel Industrias a asociaciones de recicladores formalizadas por el Coca-Cola Perú y Arca Continental Lindley”, precisó.

San Miguel Industrias (SMI) PET y la importancia de la sostenibilidad y el liderazgo

Considerando que SMI es uno de los mayores fabricantes y comercializadores de envases de plástico de mayor tamaño en la región, el tema del reciclaje es una necesidad prioritaria dentro de su gestión. Sus productos reducen al máximo su huella ambiental a través de prácticas sostenibles de envasado. Llegan a practicar el reciclado de botella a botella, lo que les permite la producción de envases PET de hasta 100 % resina reciclada.

En el marco de la CADE Ejecutivos 2018, Stakeholders conversó brevemente con Edgar Jürgensen, CEO de San Miguel Industrias (SMI), quien destacó la relevancia que tiene el ámbito de la sostenibilidad en la actualidad. “Tenemos que aprender a reutilizar las cosas y a cuidar el planeta”, mencionó. “Los negocios serán exitosos en la medida que aporten a la sostenibilidad”, concluyó.

Además, frente a los casos de corrupción, Jürgensen destacó el rol que cumple el liderazgo en las organizaciones. Si bien explicó que un líder no puede estar pendiente de todo, es necesario que este cuente con gente que le acompañe. “Si se tiene que tomar medidas drásticas, se debe acatarlas”, puntualizó. Para el vocero, la sostenibilidad es fundamental para el futuro de nuestros hijos.

El camino es largo. Las empresas vinculadas al tratamiento y producción de plásticos están desarrollando sus propias iniciativas, en compañía del sector público y la sociedad civil. Si bien se trata de una apuesta a mediano y largo plazo por reducir el alto empleo de plástico y empezar a moverse en una economía circular, es necesario y hasta transcendental contar con la participación de una sociedad civil que realmente este concientizada respecto al impacto que genera el no reciclar. Al margen de que el sector público y privado estén promoviendo el tema, sin una verdadera campaña de concientización o sensibilización poco se podrá hacer. La responsabilidad está en nuestras manos.

Etiquetas: , , , ,