Cradle to Cradle – De La Cuna a la Cuna

Francesca Mayer
CEO de Perú Green Building Council

De la Cuna a la Cuna, termino más conocido como su nombre en inglés “Cradle to Cradle” se ha vuelto la palabra favorita de todos aquellos proveedores que innovan en el ámbito de la sostenibilidad. ¿Pero qué realmente significa este término? La terminología De La Cuna a La Cuna se usa al referirnos a la conceptualización y producción de un producto. Bajo esta filosofía, el proceso de manufactura toma en consideración el futuro de la vida útil de los productos y su impacto con el medio ambiente y la sociedad. Si bien el modelo dominante de manufactura es el de producción a bajo costo y diseños con fecha de expiración, destinados a terminar en basureros (modelo de obsolencia planificada), el diseño De La Cuna a La Cuna es una nueva forma de operar, en la cual se toma en cuenta todo el ciclo de vida un producto, incluyendo desde la extracción de sus materias primas hasta su disposición al final. Bajo esta filosofía, los productos se desarrollan bajo un sistema de círculo cerrado. Todos los ingredientes son sanos y cuentan con múltiples atributos ambientales, ya sea que se biodegraden al final de su vida útil o que se puedan reciclar y utilizar en un nuevo ciclo de producción.

El término fue creado por William McDonough y el Dr. Michael Braungart, quienes lanzaron su libro “Cradle to Cradle: Remodelando la forma en la que hacemos las cosas” en el 2002. En el mismo hicieron un viaje de descubrimiento sobre los materiales como nutrientes biológicos o técnicos y sus periodos de uso y evolución. Así mismo, crearon el pro-grama de evaluación de calidad e innovación para productos, “C2C Certified Products”, certificación con la cual cuentan muchos productos en nuestro mercado local.

 

La certificación C2C para productos evalúa 5 principales aspectos de la producción de un material:

1. Salud del Material, valorar los materiales como nutrientes para un ciclo seguro y continuo
2. Capacidad de Reutilización
3. Energías Renovables, utilizadas durante la producción
4. Uso del Agua, como materia prima y durante su producción
5. Equidad Social, impacto del producto en la sociedad y medio ambiente

 

Cuando se habla de construcción sostenible, uno de las decisiones más importantes es la selección de materiales. Todos los productos y procesos utilizados en una construcción sostenible deben de ser cuidadosamente fabricados, instala-dos, reciclados y eliminados, si fuera el caso. El sector de la construcción ha descubierto que este tipo de productos no solo ofrece una serie de beneficios ambientales, pero que también son al final más rentables para las industrias.

Hoy en día, este concepto no se aplica solo a la producción de materiales de construcción, si no que ha trascendido a la construcción y diseño en sí de las edificaciones. El concepto de diseño de edificaciones basado en la filosofía De La Cuna a La Cuna impulsa el diseño más allá de la sostenibilidad; los proyectos buscan la eficacia en vez de la eficiencia, la cual solo busca la reducción de impacto negativos en la sociedad y medio ambiente. La eficacia de una edificación trata de imitar a la naturaleza, reutilizando residuos de ciertos sistemas como fuentes de energía para otros y la conversación continua entre sistemas.

En nuestro país, el uso de plantas de tratamiento de aguas residuales es cada vez más común en los distintos ti-pos de edificaciones. El simple concepto de reutilizar el agua “sucia” de las griferías y duchas para el riego de áreas verdes, urinarios o inodoros, está totalmente alineado al concepto De La Cuna a la Cuna. Lo mismo podemos decir de los sistemas de aire acondicionado con recuperación de calor, biodigestores de grande escala, y otros sistemas novedosos que evitan la generación de residuos por parte de las operaciones del edificio.

El concepto De la Cuna a La Cuna, o Cradle to Cradle, tiene muchas más aplicaciones fuera del sector materiales y construcción. Es nuestra misión la de imponerlo como el método de raciocinio en toda acción y decisión que tomamos si queremos dejar una huella positiva en nuestro sociedad y medio ambiente. No podemos olvidarnos de que lo que es basura para unos es tesoro para otros, pero más importante, de repensar la manera en la que diseñamos, construimos, y operamos nuestros edificios para mantenernos así dentro del círculo natural de las cosas y minimizar nuestro impacto.

Etiquetas: , , ,