fbpx

Sandra Alencastre Vega: “Nos comprometemos a recolectar y reciclar, para el año 2030, el equivalente al 100% de nuestros envases”

[shareaholic app="share_buttons" id="26216618"]

Por Marco Minaya
mminaya@stakeholders.com.pe


Bajo un modelo claro de economía circular, Sandra Alencastre, directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sostenibilidad de Coca-Cola Perú, fue tajante al afirmar la apuesta que realiza la compañía en materia ambiental. Este objetivo representa la meta de Coca-Cola, que forma parte del compromiso llamado Un Mundo sin Residuos, cuyo eje estratégico contempla un enfoque renovado de todo el ciclo de vida del envase: desde cómo se diseñan y fabrican las botellas y latas, hasta cómo son recolectadas, recicladas y reutilizadas.

¿Por qué una empresa como Coca-Cola promueve la economía circular?

Nos enfrentamos hoy ante una realidad mundial que nos reta a todos a tomar acción: cada minuto se compra 1 millón de botellas de plástico en todo el mundo y la mitad de ellas termina en los océanos. Sabemos que gran parte del problema del plástico es la disposición final de las botellas. Y en Coca-Cola reconocemos nuestra responsabilidad y asumimos el compromiso de ser parte de la solución.

Una de las soluciones a esta problemática es la economía circular del plástico: Producir y consumir de manera que las botellas desde su diseño estén pensadas en tener más de una vida, consumiéndolas responsablemente, entendiendo que tienen un valor, pueden ser recicladas y reaprovecha das el mayor tiempo posible, evitando así que se conviertan en residuos.

Por eso es que una empresa como Coca-Cola, tiene la ambición de vivir en Un Mundo Sin Residuos. Para lograrlo nos hemos comprometido con un plan integral de negocio que promueve la economía circular de nuestros empaques, centrándose en reducir nuestro impacto desde el diseño hasta el reciclaje de nuestros empaques. En Perú, Coca-Cola junto con nuestro socio embotellador Arca Continental Lindley, venimos impulsando la economía circular a partir de tres pilares:

 (I) Innovación y diseño de empaques,

(II) Recolección/reciclaje de envases y

(III) Generación de alianzas para fortalecer la cadena de reciclaje.

¿De qué forma se vincula la sostenibilidad con el desarrollo de sus operaciones que involucra a toda la cadena de valor?

La sostenibilidad es la forma en la que hacemos hoy el negocio, integrándola además a toda nuestra cadena de valor. Procuramos con cada acción y decisión que tomamos, cree valor la sociedad y en el planeta hoy, pero asegurando el futuro.

Un Mundo Sin Residuos forma parte de esto: es más que un compro miso global, un programa o una acción, es la nueva forma en que nos hemos propuesto crecer. Convirtiéndonos en una Compañía Integral de bebidas que trabaja haciendo las correctas, aunque este camino no siempre sea el más fácil.

En el Sistema Coca-Cola llevamos más de 20 años desarrollando empaques sostenibles, impulsando el reciclaje y promoviendo la retornabilidad.

Además, tenemos el compromiso de reponer el 100 % de agua que utilizamos en la fabricación de nuestros productos y su proceso productivo al 2020, y en el Perú ya lo hicimos realidad a través de acciones que incorpora Arca Continental Lindley en sus plantas para reducir, reciclar y reutilizar el agua. Además, a través nuestro proyecto en Oxapampa promovemos la seguridad hídrica en esta reserva de biósfera reconocida por la UNESCO.

¿En qué consiste la iniciativa “Un Mundo sin residuos” y cuáles son los resultados alcanzados hasta la fecha?

Un Mundo sin Residuos, tiene la meta audaz y ambiciosa de: ayudar a recolectar y reciclar, para el año 2030, el equivalente al 100 % de los empaques que ponemos en el mercado.

En el país tenemos resultados muy positivos que nos llevan a liderar la industria. Fuimos los primeros en firmar un Acuerdo de Producción Limpia con el Ministerio del Ambiente y el Ministerio de la Producción, comprometiéndonos a mantener la incorporación de material reciclado en la fabricación de nuevos envases, incrementar la retornabilidad de nuestros empaques y generar alianzas con diversos actores públicos y privados para impulsar el reciclaje de botellas.

En abril de este año junto con nuestro socio embotellador Arca Continental Lindley marcamos un hito importante en cuanto al reciclaje dando un paso más allá de la meta voluntaria que nos marcamos con el Acuerdo de Producción Limpia:

Lanzamos la primera botella de Perú hecha 100 % de otras botellas, con la que tenemos previsto reciclar más de 45 millones de plástico este año, y esto es solo el inicio.

Además, todo nuestro portafolio ya cuenta con 25 % de plástico recicla do y el 100 % de nuestros envases se pueden reciclar, permitiendo así que tengan más de una vida. A la fecha, nos hacemos cargo de que el 50 % del plástico que ponemos en el mercado tenga una segunda vida, y seguiremos impulsando los diferentes programas para alcanzar el 100 % de recolección y reciclaje de las botellas al 2030.

El Sistema Coca-Cola lidera la industria con un objetivo audaz y ambicioso: ayudar a recolectar y reciclar una botella por cada una de las que vende para el año 2030. ¿En qué medida esto es posible y/o alcanzable?

Estamos convencidos de que sí es posible, y que es necesario contar con el compromiso de todos los actores de la cadena de reciclaje. El desafío con el plástico es enorme, para hacer le frente es necesario desde promover un cambio de hábito de consumo, en donde reciclemos y sea evidente que el plástico tiene un valor, pasando por la innovación en los tipos de empaques, la promoción de una recolección segregada eficiente hasta su disposición final. Son muchos actores involucra dos y solo estando aliados realmente podremos conseguir resultados exponenciales.

Somos conscientes de que #MundoSinResiduos nos plantea una meta ambiciosa, pero como les comenté, creemos que es totalmente alcanzable si nos enfocamos y aliamos.

Para lograrlo, seguimos un plan holístico, multidisciplinario, centrado en todo el ciclo de vida de los empaques: desde cómo se diseñan y fabrican botellas, hasta cómo trabajamos en alianzas para promover que sean recolectadas, recicladas y cómo las podemos reutilizar.

Esto lo haremos a través de las siguientes acciones:

  1. Diseño: Nuestros envases ya son 100 % reciclables y reducidos en plástico.
  2. Recolección: medidas para ayudar a garantizar que todos los envases sean recolectados y reutilizados, y no terminen en el lugar equivocado.
  3. Alianzas: con socios relevan tes para abordar problemas críticos con los residuos, así como, otras compañías, proveedores, clientes, gobiernos, ONG y organizaciones internacionales.

¿Quiénes son sus aliados estratégicos que contribuyen a su labor de reciclaje?

Cuando hablamos de la construcción de Un Mundo Sin Residuos, todos somos aliados, si algo se puede reciclar, se debe reciclar, por lo que nuestra meta también es contribuir para que las personas de todo el mundo puedan entender cómo y qué pueden hacer para contribuir a esta meta.

Nuestro principal aliado es Arca Continental Lindley, nuestro socio embotellador en Perú, juntos y con el compromiso de San Miguel Industrias (SMI), proveedor de botellas, ha sido posible dar un paso más dentro de la economía circular del plástico, en la cual SMI ya compra el PET reciclado a las asociaciones de recicladores formalizadas por el Sistema Coca-Cola y pueda implementar la tecnología para transformar botellas recicladas en nuevas botellas. Con estas iniciativas también generamos un alto impacto social, ya que el trabajo de los recicladores se convierte en una poderosa herramienta de generación de empleo a la vez que se contribuye con el cuidado del medio ambiente.

Como Sistema Coca-Cola mantenemos también alianzas con entidades como Ciudad Saludable, Recíclame, Triciclos, Ocean Conservancy, Fundación Vida, Vidriosas, Recicla.pe y diversas autoridades y Universidades. Además, a través de la Iniciativa Regional de Reciclaje Inclusivo, hemos trabajado en la formalización de cientos de recicladores a lo largo del país. Hoy trabajamos de la mano con recicladores de base, apoyándolos en su formalización y brindándoles los instrumentos necesarios para que puedan recolectar y acopiar mejor los residuos, y que tengan acceso a mejo res precios de mercado.

Actualmente, también tenemos alianzas con empresas como Cencosud y Pacífico Seguros que al igual que nosotros mantienen un compromiso de crecimiento sostenible reduciendo sus impactos con el medio ambiente.

Aparte del plástico, ¿cuál es el trabajo en concreto que realizan con el reciclaje del vidrio y del aluminio?

Cuando apostamos por la formalización de los recicladores, se apuesta por un impacto inclusivo: no solo en el plástico, sino también en los demás materiales. Actualmente a través de la Asociación Recíclame junto con Owens Illinois y Tetra Pak también promovemos que la cadena de reciclaje del vidrio y cartón tetra pack sea virtuosa. Además, hemos implementado junto a Arca Continental Lindley y Wong, las EcoBox, máquinas que promueven: hábito de reciclaje y valorización de los empaques traducidos en diversos cupones de descuentos por el reciclaje de botellas de vidrio, plástico y latas. Con ellas, invitamos a que más peruanos reciclen sus empaques, poniéndolos en valor.

Como parte de un consumo responsable, ¿cuál es la estrategia que desarrollan con sus clientes para fomentar el reciclaje? ¿Existe alguna campaña de comunicación y sensibilización al respecto?

Como les contaba, MundoSinRe siduos es una forma en la que concebimos nuestro negocio. Por ello, a través de nuestras marcas (San Luis, Coca-Cola e Inca Kola) también promovemos un consumo responsable con el medio ambiente con diferentes campañas, comerciales, promociones en punto de venta y campañas en redes sociales. Nuestro rol de sensibilización a la sociedad está orientado a comprender los beneficios de los empaques retornables (que cada uno tiene una vida de más de 35 vueltas en el mercado) y a evidenciar qué, cómo y dónde se puede reciclar. Si la gente sabe que cuando reciclan una botella, en lugar de terminar en un relleno sanitario, irá a una asociación de reciclado res, una planta de reciclaje, y volverán a convertirse en botellas, entenderán que son parte de la economía circular del plástico y vidrio.

Desde hace más de 20 años junto con Ocean Conservancy y Fundación Vida participamos en limpiezas de nuestro litoral, donde buscamos sensibilizar a las personas sobre qué está sucediendo con los residuos en nuestro país y a partir de ahí, reflexionar sobre las acciones que cada uno puede realizar, fortaleciendo la importancia del reciclaje y la necesidad de gestionar los residuos correctamente. Buscamos dar un mensaje claro, que pueda permanecer en el tiempo y logre cambiar los hábitos de reciclaje de las personas.

¿Cómo ve a Coca-Cola en los próximos 3 años?

Promoviendo cambios trascienden tales en el país y en el mundo. Somos una compañía integral de bebidas que proyecta su crecimiento haciendo las cosas de forma correcta, escuchan do a las personas, estando atenta a las tendencias y poniendo en marcha acciones concretas para crear oportunidades compartidas. Las empresas son las personas que la conforman y en Coca-Cola Perú líderes y asocia dos compartimos no solo pasión por lo hacemos y consientes del impacto que podemos generar, y si no también la ambición de tener un Mundo Sin Residuos y vivir en una sociedad inclusiva e igualitaria.

Además, formamos parte de un sistema de negocio que integra una extensa la cadena de valor, bodegueros, transportistas, asociados, recicladores, miles de personas en el país. Nuestras acciones integran la sostenibilidad y está integrado en todos los aspectos y eslabones de nuestro negocio.

Así que en los próximos tres años seguiremos trabajando como negocio sostenible, impulsando el empoderamiento de las mujeres en nuestra cadena de valor, trabajando de forma conjunta con diferentes aliados en el desafío global del plástico y seguiremos adelante en nuestro compromiso con el cuidado, uso eficiente y cultura del agua.

Si bien uno de los temas más tocados en torno a la economía circular recae en el reciclaje, ¿de qué forma en concreto trabajan el tema de la redistribución, recuperación y rediseño de los productos que forman parte del círculo de vida de cada producto?

La innovación en el diseño y gestión de nuestros empaques es uno de los pilares de trabajo que tenemos para asegurar que más de una vida. Cuando diseñamos un nuevo envase, desde su concepción ya debe poder ser recicla do, ofreciéndole la mejor experiencia al consumidor para que además sea capaz de mantener la calidad del producto.

Por ello, nuestra área técnica y centros de innovación promueven la reducción del peso de los envases -manteniendo el diseño y la calidad para lograr la máxima eficiencia y el menor impacto ambiental, y la incorporación de material reciclado en su fabricación.El hecho de que una botella pese un gramo menos puede parecernos insignificante, pero cuando miles de botellas son más ligeras, los recursos empleados en fabricarlas son menores y su transporte es más eficiente, dado que un menor peso contribuye a reducir la huella de carbono y que incluso los recicladores puedan acopiar más material, lo cual impacta en sus economías.

Este proceso de innovación constante, ha permitido el lanzamiento primera botella hecha 100 % de otras botellas. Además, el resto de las botellas de plástico PET de nuestro portafolio contienen un 25 % de plástico reciclado, y tenemos el compromiso de incrementarlo progresivamente.

Está claro que el tema de innovación en nuevos materiales y envases más respetuosos con el entorno son prioritarios dentro del enfoque de economía circular. Sin embargo, también existe un campo de acción que aborda el tema de la educación y sensibilización ambiental. En ese sentido, ¿qué campañas realiza Coca-Cola en materia de educación ambiental?Un Mundo Sin Residuos es más que un compromiso, es una forma de actuar, y está calando en todas las áreas de la Compañía. Este año nuestra marca más icónica, Coca-Cola, lanzó su primera campaña promoviendo la retornabilidad en nuestras vidas, esta no solo fue enfocada en el beneficio de la botella retornable, sino en la importancia incorporar la reutilización en nuestros hábitos de consumo, porque existe otra manera de vivir consumiendo responsablemente para vivir en un mundo mejor.

Buscamos sensibilizar a las personas y ayudarlas a entender la segregación de los residuos, para así conseguir cambiar hábitos muy arraigados entre la población. Hacemos acciones de sensibilización con universitarios y promovemos limpiezas de playas, donde las personas nos acompañan y conocen más del esfuerzo que hace la Compañía, y, sobre todo, comprenden la importancia de reciclar.

Para Coca-Cola, ¿el modelo de economía circular se trata de mejorar la sustentabilidad, teniendo en cuenta el objetivo de maximizar su rentabilidad?

Como bien dices, el modelo de economía circular es un modelo virtuoso, que busca generar beneficios para todos los actores de la cadena, pero sobre todo para el medio ambiente. Para Coca-Cola la economía circular es la forma correcta en la que debemos actuar sosteniblemente. Sabemos que gran parte del problema del plástico es la disposición final de las botellas. Y en Coca-Cola reconocemos nuestra responsabilidad, asumimos el compro miso de ser parte de la solución., y en Perú junto con Arca Continental Lindley estamos ayudando a liderar el camino para hacerlo. La rentabilidad es importante, pero no a cualquier costo. Las personas importan. Nuestro planeta importa. Hacemos negocios de la manera correcta, no del modo más fácil, observan do nuestros valores y trabajando por soluciones que nos beneficien a todos. Pero también somos un negocio. Nuestro trabajo para ayudar a resolver el problema de los residuos de empaques también será bueno para nuestro negocio.

Etiquetas: , ,