“La gran dificultad es la falta de confianza”

Ante la poca confianza e incertidumbre por parte de los aliados estratégicos, Ynnovadores busca darles una solución a jóvenes emprendedores que quieran sacar sus ideas al mercado.

Hoy en día surgen muchos proyectos de emprendimiento social, impulsados por jóvenes peruanos, que en su mayoría, aspiran a sacar adelante diversas ideas innovadoras al mercado.No obstante, muchas veces se necesitan las herramientas adecuadas para abrirse paso y desarrollar las ideas de manera sostenible. Ante ello, Juan Flores, Director Ejecutivo de Ynnovadores, proyecto que reúne a una comunidad conformada por jóvenes innovadores peruanos, busca promover la innovación de pequeños, medianos y grandes proyectos que quieran darse a conocer. Stakeholders conversó con él acerca de los retos que enfrenta el emprendedor peruano, el papel que cumplen los aliados o socios estratégicos y el valor del ecosistema tecnológico en la actualidad.

¿Cuáles son las mayores dificultades que se han encontrado en el camino para los que quieren emprender?

Juan Flores – Director Ejecutivo de Ynnovadores

La gran dificultad es la falta de confianza. Al no haber una red de relaciones grandes y potentes, por más buena idea o propuesta tecnológica que sea, no hay forma de conectar con quien te puede ayudar a hacerla realidad porque no hay confianza. Por ello, como asociación civil sin fines de lucro que somos, tratamos de impulsar esta conexión de red para promover y ayudar a que se generen sinergias.

¿Qué de novedoso tiene la propuesta de Ynnovadores?

Nuestra propuesta es el de convertirnos en cazadores de talentos, en buscar diferentes emprendimientos de alto impacto que nadie los ha mirado por diferentes motivos o prejuicios. Nos dedicamos a encontrar a todos estos jóvenes.Por ello, nuestra misión es descubrir, difundir y conectar con quienes consideran que pueden ayudarnos para que sus proyectos sean más éxitos.

¿Hace cuánto vienen trabajando en Lima?

Desde septiembre del 2014. En nuestra primera temporada que llegaron a ser 10 innovadores trajo consigo 250 chicos nuevos.

¿Cuál es el perfil que buscan en todos los jóvenes que apoyan?

Tener menos de 35 años; si son emprendimientos sociales, que ya sean sostenibles a través de sus propios recursos y  en el caso que busquen “profit” (beneficio o ganancia) que ya estén facturando; que de alguna manera tenga un impacto social; y, sobre todo, que sea un elemento o idea innovadora, ya sea una categoría nueva o una adaptación de una propuesta diferente dentro del mercado. Queremos realmente “cracks” que quieran comerse al mundo, pero también deseamos contar con jóvenes con valores, que tengan sensibilidad, habilidad en los negocios y buena formación.

¿Quiénes son sus aliados?

El primero es TRANSEARCH, empresa que realiza “hunting” con quienes estamos puliendo más el tema de selección;Lazo, De Romaña & Gagliuffi Abogados, quienesrepresentan nuestra área legal para el tema de consejería y nuestro auditor Ernst & Young nos ayuda en la auditoria y contabilidad.Además, contamos con el apoyo de la Asociación de Emprendedores de Perú (ASEP), cuya misión consiste en coordinar los esfuerzos de todos los emprendedores para incidir en el desarrollo.

¿Cómo ve el ecosistema del Perú hoy en día?

Las universidades recién en los últimos 2 o 3 años se han dado cuenta que no solamente forman ejecutivos. Hoy en día la generación joven no necesariamente piensa en terminar la universidad para ser ejecutivo. Los jóvenes también salen pensando en hacer algo propio. Entonces, la propuesta universitaria no ha estado ajustada a esa necesidad, sino que se ha quedado, de alguna manera, pensando en los 80s o 90s en donde todos salíamos a buscar trabajo. Por ello, el ecosistema puede crecer tremendamente pero aún está en esa fase incipiente.

¿Qué papel tienen las grandes empresas en el tema de innovación?

Las empresas también se han quedado en el tiempo. Sus modelos de negocio son clásicos, no han podido tener la oportunidad de innovar porque el mercado no les ha dado la oportunidad pertinente. Sin embargo, cumplen un papel fundamental, ya que acaba de surgir la ley de incentivos para la innovación hecha por el Estado; con ese incentivo las empresas van a tener la posibilidad de generar gerencias de innovación y desarrollo, pensando en el mediano y largo plazo.Que esta sea una gran oportunidad de acercarse para que la empresa privada entre al mundo del emprendimiento y de la innovación. Estamos dispuestos a contactar con estas empresas que deseen sumarse a este esfuerzo.

Etiquetas: