Dr. Patricia Debeljuh: “La empresa debe preocuparse por lo más valioso que el colaborador posee: su familia”

Dra. Patricia Debeljuh, Directora del Centro Walmart Conciliación Familia y Empresa

Conscientes de la necesidad de reconocer, difundir e impulsar el liderazgo que puede ejercer la mujer en el entorno laboral, el varón debe comprometerse a equilibrar sus tiempos para el beneficio del entorno familiar.

Por: Marco Minaya
mminaya@stakeholders.com.pe

A raíz de la presentación del libro “El lado femenino del poder”, de las autoras Patricia Debeljuh (IAE Business School), Sandra Idrovo Carlier (INALDE Business School) y María Del Carmen Bernal González (IPADE Business School); cuya investigación analiza las principales barreras que debe enfrentar la mujer para alcanzar un desarrollo profesional acorde a su potencial, Stakeholders conversó con la Dra. Patricia Debeljuh, Directora del Centro Walmart Conciliación Familia y Empresa (CONFyE) del IAE Business School, acerca del rol que cumple la mujer como el varón tanto en el entorno familiar como en el laboral.

¿Cómo nace la idea de sacar un libro entorno a este tema?

Este libro surge a raíz de una necesidad por investigar la problemática en sí. Es un fenómeno que no está ajeno a otros países, como por ejemplo en diversas ciudades de Europa, en países como Nueva Zelanda, Canadá y Australia. En efecto, existen otros países que están mucho más avanzados en temas que involucran a la participación de la mujer, vinculados con el nivel de liderazgo que ellas mismas pueden desarrollar. Entonces nos pareció que al abordar esta realidad era necesario sacar una publicación que pueda mostrar el avance que está teniendo la mujer en puestos de dirección a nivel de Latinoamérica.

En ese sentido, ¿cuál es la barrera más complicada que la mujer enfrenta para alcanzar puestos de dirección y que llegue a desarrollarse a nivel profesional?

El principal obstáculo está ligado a que la mujer, en gran mayoría, se ocupa más de la responsabilidad familiar que el varón y no solo es un problema suyo, sino debe ser una responsabilidad compartida. Cuando nos referimos a responsabilidades familiares, estamos hablando de vidas humanas que en muchas ocasiones dependen del rol que tiene la mujer para sacar adelante a la familia, pero es necesario que cuente con el respaldo de su propio entorno familiar.

¿Cómo afrontar esta situación?

Es necesario crear conciencia de que el varón tiene que asumir su propia responsabilidad en el entorno familiar, dado que en ese contexto la mujer esta encuentra con una sobrecarga de responsabilidades, por lo mismo que cuenta con poca o escaza ayuda del varón. En ese sentido, es fundamental que el varón tenga en cuenta la realidad que viven las mujeres que trabajan y se encargan del bienestar de su hogar. A partir de ello, se pueda generar cambios a nivel organizacional, que permitan administrar los tiempos de mejor manera. Esto con el fin de ejercer una responsabilidad compartida en el entorno familiar. Y esto permita el desarrollo de un proyecto familiar sostenible. Asimismo, es vital la responsabilidad que tiene la empresa de acompañar a las personas en este desarrollo.

En esa línea, ¿cómo debe asumir este compromiso la empresa en torno al tema?

Sin duda mostrando el impacto que tiene en el desarrollo de la persona a nivel laboral, porque una persona que cuida a su familia es un miembro que trabaja en beneficio de lo que más anhela. Entonces, si la empresa se preocupa por el bienestar de la familia, la persona gana a nivel de satisfacción, motivación y compromiso. En efecto, la empresa debe preocuparse por lo más valioso que el colaborador posee: su familia.

¿Y quién debería asumir este compromiso a nivel gerencial?

En efecto, los varones, porque son los que ocupan posiciones de liderazgo. Sin embargo, si la situación no ha cambiado se debe a que ese grupo tienden a elegirse entre ellos mismos. Entonces, el mensaje es claro: los varones, teniendo un mayor grado de responsabilidad a nivel gerencial, pueden liderar este cambio.

Por último, ¿cuál el principal reto a afrontar en los próximos años?

El principal reto es mostrar la visibilidad al liderazgo que pueden ejercer las mujeres, empoderándola dentro de la esfera de la alta dirección. Se trata de sumar una mirada complementaria a lo que hacen los varones para que construyan juntos el bienestar tanto familiar como laboral.

Etiquetas: ,