Día internacional de las personas con discapacidad ¿Qué acciones pueden implementar las empresas para este grupo de personas?

Lima, 03 de Diciembre de 2018.- A pesar de que las personas con discapacidad cuentan con una ley que garantiza la protección de los derechos y una cuota de empleo establecida en entidades públicas (5% todo el personal) y privadas (no inferior al 3% si cuentan con más de 50 trabajadores en planilla), la realidad en Perú es otra. Son pocas las empresas que cumplen esta ley, debido a que aún existen dudas y prejuicios al momento de contratar personal con algún tipo de capacidad.

Según Alejandra Osorio, gerente de Adecco Training & Consulting, a pesar de que en el Perú existen alrededor de 1,5 millones de personas que sufren algún tipo de discapacidad, un 77% de estos ciudadanos no participa del mercado laboral. Esto significa, de acuerdo con la ejecutiva, que las empresas aún no apuestan por la inclusión de dichas personas debido a rumores o creencias que, en su mayoría, no son ciertas.

“Muchas empresas peruanas suelen considerar que a las personas con discapacidad les va a tomar más tiempo adaptarse a la organización o aprender las nuevas labores que se les busca encomendar. Otras piensan que van a tener que contratar un tutor que pase bastante tiempo con ellas y que eso va a generar más gastos. Algunas asumen que van a tener que ser más permisivas a la hora de la exigencia laboral”, comenta Osorio.

Para Osorio, además, hoy existen varias barreras, especialmente a nivel de inserción laboral, que tienen que afrontar las personas con discapacidad. Asimismo, dice la ejecutiva de Adecco, las condiciones sociales, la infraestructura de la ciudad y las organizaciones no están preparadas para intentar incluir a estos ciudadanos. “Sin embargo, muchos de ellos se han abierto camino y prueban que, con el apoyo necesario, todo es posible”, continua Osorio.

Por esta razón, la vocera de Adecco recomienda a las empresas promover internamente la diversidad y la inclusión mediante campañas de sensibilización entre los colaboradores. El objetivo de estas iniciativas debe ser normalizar el tema y saber cómo debería ser el trato hacia las personas con discapacidad.  Además, es importante que las campañas tengan como foco sensibilizar a los líderes de cada área para que se comprometan y comprendan más las particularidades de ser discapacitado. “Todo esto ayuda a impulsar la empatía en la organización y, por consecuencia, la vuelve más eficiente”, explica.

“Otro grupo que se debe involucrar es la familia de las personas con discapacidad, ya que, muchas veces, representa una barrera. Algunos familiares no confían o no se sienten totalmente seguros de dejar que sus parientes vayan a un lugar ajeno a sus hogares. Por ese motivo, es importante que las empresas se eduquen en el tema, se involucren junto con las familias y se den cuenta de lo beneficioso que puede ser la inserción de estos ciudadanos. Una organización inclusiva es más interesante para los candidatos, partners y clientes”, indica.

Es importante también que las empresas adopten diversas acciones para integrar a este grupo de personas como verificar que se encuentren inscritas en el Conadis. Para Osorio, esta clase de medidas también incluye implementar entornos físicos más confortables, seguros y fáciles de usar, ya que esto beneficiará al confort de personas con cualquier tipo de discapacidad.

Finalmente, Osorio resalta que el trabajo y los servicios que brinda Adecco están en sintonía con todas las recomendaciones mencionadas. “En Adecco trabajamos brindando asesorías en contratación de personas con discapacidad. Ayudamos a que la cultura organizacional de una empresa sea más inclusiva. Prueba de ello es Talento sin Etiquetas, un programa de la Fundación Adecco que impulsa la inclusión, la diversidad laboral y lucha por acabar con los prejuicios y las barreras que se presentan al momento de conseguir un puesto de trabajo, la edad, el género, el estado civil o alguna discapacidad”, señala la experta.

Etiquetas: ,