Transformación Digital en Microfinanzas: Prioridad del sector bancario y la academia

Por: Rubén Valle
rvalle@stakeholders.com.pe


ESAN inauguró el primer espacio de discusión sobre el cambio digital que se tendrá que asumir en estos productos financieros.

El Centro de Desarrollo Emprendedor de la Universidad ESAN realizó el 23 de febrero el foro “Transformación Digital en Microfinanzas”, con el fin de poner en discusión los procesos de cambio tecnológico que actualmente suceden en el sector bancario y aperturar el Programa Internacional en Alta Dirección en Microfinanzas 2018. Para ello reunieron expertos de alta gerencia en entidades financieras del Perú, así como de la Superintendencia de Banca y Seguros, y especialistas. La inauguración del foro estuvo a cargo del profesor Aldo Bresani, director del Centro de Desarrollo Emprendedor. La moderación y la clausura a cargo del Director de la Maestría en Dirección de Tecnologías de Información, el profesor Eddie Morris.

Participaron como expositores en el encuentro Samuel Sánchez, gerente de Banca Digital de BBVA Continental; y Omar Crespo, head of Digital Transformation and Innovation de MiBanco. Las ponencias fueron discutidas por dos paneles de expertos.

Samuel Sánchez remarcó que la principal ventaja de los bancos es poseer gran cantidad de información de sus clientes, ya que en el aspecto de creación de servicios y productos digitales es mucho más sencillo desarrollar plataformas digitales que integren las necesidades de sus usuarios.

Además enfatizó en la transformación de las instituciones bancarias como estrategia de trascendencia del negocio, ya que no se puede seguir operando sin responder a las nuevas lógicas de hacer y pensar de los clientes y colaboradores. “Necesitamos métodos ágiles, equipos de trabajo y resultados concretos de corto plazo”, indicó.

De igual manera recalcó que para llevar a cabo estos procesos es necesario contar con el apoyo de la alta dirección para la implementación de estos y el seguimiento serio de benchmarks, y un conocimiento cercano de las prácticas de los clientes, “el peor lugar para tomar decisiones es la oficina, mientras más estás con la gente mejor sabes cómo atenderlas”. Sin embargo, a pesar de la disrupción, se necesita un control de los procesos, supervisión de las estructuras que se vienen cambiando, y respetar los tiempos por más “ágiles” que se sean.

Omar Crespo expuso acerca de la generación de ideas para la innovación y la transformación digital en una entidad bancaria que se dirige a un segmento microfinanciero que se comporta particularmente en su relación con la tecnología. Para él es necesario una “comprensión profunda de cómo vive, qué hace, cómo paga, qué necesita el microempresario, y que productos se le puede dar o replantear”.

“Entender y comprender el proceso. No es sólo implementación de tecnologías, es una oportunidad estratégica, nuevas lógicas que produzcan más eficiencia. Recambios en el modelo de cultura y de la organización”, apuntala claramente Omar Crespo, con respecto a lo que se puede proponer y cómo empezar a trabajar en estos nuevos contextos tecnológicos. En el caso de MiBanco, se creó un centro de innovación que les ha permitido satisfacer por el momento las necesidades de sus clientes. Desde ahí se ha venido trabajando de la mano con los pequeños y medianos empresarios en el diseño, desarrollo y co-creación de soluciones, a través de estrategias de Design Thinking, Lean Startup, y métodos ágiles en general. Esto ha permitido perfilar nuevos modelos de agencia, soluciones digitales y una mayor conexión con redes sociales.

En su opinión, la mejor forma de enfrentar estos momentos de cambios, transformación o “crisis”, es desafiando lo que se está haciendo, el statu quo, para asumir riesgos que permitan enfocarse en aquellos clientes u oportunidades que los demás pierden de vista.

A la fecha, el 53% de las organizaciones dedicadas a la banca se encuentran en proceso de transformación digital, y ya existen 47 herramientas tecnológicas financieras en el mercado peruano, lo que nos presenta un panorama en el que es necesario repensar la función y fin del sector. Ello sin tomar en cuenta que ya existen soluciones financieras de otros tipos de negocio que solucionan las necesidades del cliente, como los sistemas de wallet banking de Starbucks y Apple.

Como panelistas estuvieron Ana Lucía Pinto, jefa del Departamento de Proyectos en la FEPCMAC; Roberto Montero, especialista en planeamiento y gestión de conocimiento; y Marco Condori, intendente de Solución de Sistemas de Transmisión de Tecnologías de la SBS. Todos coincidieron en la necesidad de transformación digital en las entidades financieras para ser competitivos y poder sostener el crecimiento económico en los próximos años.

Para Ana Lucía Pinto en el sector de las microfinanzas se van a seguir presentando innovaciones y cambios con respecto a la visión de usuario, una organización más plana de las empresas y la bancarización del ciudadano en distintas fases de su ciclo de vida. Un ejemplo es el caso de las billeteras electrónicas, que ahora es posible realizarse a bajo costo gracias al avance de los smartphones.

En cuanto a la relación con el usuario de las micro, pequeña y mediana empresa recalcó: “En el mundo de mipymes todavía viene siendo muy personalizado, todavía depende de la persona. De que, por ejemplo, revises el flujo de caja con la misma persona. O sea no estamos todavía en un mundo de banca por internet y tampoco de celular. Todavía yo creo que en el Perú le queda un tiempo más al tema de persona a persona. Tanto como funcionario, como asesor, como el gerente de la mipyme que quiere evaluar su crédito y saber exactamente cómo es, en persona, cara a cara”.

Para poder avanzar en el tema de la familiarización con los procesos del sistema bancario se hace evidente una falta inclusión y educación financiera, que debería ser asumida en un esfuerzo conjunto de los tres sectores, con tal vez un papel resaltante de la academia. Ello para hacerle frente a la desinformación y ciber riesgos que puedan presentarse. “El privado tiene muchos intereses o diferentes, pero hay casuísticas que son muy complejas o que traen muchos problemas, es mejor supervisar, que regular, en el paso previo para así descartar con el privado iniciativas contraproducentes”, mencionó Magno Condori acerca de aquellas ocasiones en que es necesaria una responsabilidad previa, conjunta y coordinada entre los distintos actores involucrados.

“Acá en la Universidad ESAN tenemos el Centro de Desarrollo Emprendedor. A través de este se puede llegar a ellos y generar una educación de tipo financiera que les permita palanquearse, y generar más desarrollo en su pequeño negocio. Estamos trabajando proyectos con el Ministerio de la Producción a través de Innóvate. Específicamente en temas de pequeños empresarios productores. Y dentro de la consultoría se les está brindando esta educación para que ellos puedan mejorar sus negocios a través de los servicios financieros que ofrecen las empresas de microfinanzas como Cajas, Financieras, pymes o cooperativas”, comentó Walter Leyva, Gerente de Proyectos Financieros del Centro de Desarrollo Emprendedor, sobre el compromiso de ESAN con la educación en esta materia.

Fuente: https://www.finnovista.com/fintech-radar-peru-45-startups/

Etiquetas: , ,