Los objetivos de desarrollo sostenible y la gerencia responsable

Por: Francesca Mayer
CEO Peru Green Building Council

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), también conocidos como los “Objetivos Mundiales”, fueron adoptados por todos los países firmantes del pacto, durante la cumbre de sostenibilidad COP21 del 2015, en París. Los mismos buscan asegurar la prosperidad de la raza humana mediante una nueva agenda de desarrollo sostenible de acá a 15 años. Estos 17 objetivos fusionan los Objetivos de Desarrollo del Milenio con nuevos objetivos para temas como el cambio climático, la desigualdad económica, el consumo sostenible, entre otros. Muchos de ellos incluso interrelacionándose entre sí, garantizando el éxito de un plan de desarrollo sostenible global. Y es que es precisamente esta serie de “lineamientos”, la que ayudará a los diversos países a migrar hacía la sostenibilidad, y a su vez consolidar sus industrias en ese mismo camino.

Si hablamos de nuestra coyuntura nacional, la presencia de la corrupción parece haber arrasado con toda oportunidad de crecimiento económico en los próximos años. Sin embargo, podemos encontrar una nueva esperanza si nos enfocamos en el ODS#16. Este ODS busca el fortalecimiento del Estado de derecho mediante la promoción de los derechos humanos, reducción de la violencia y actividades ilícitas en la industria. Textualmente, este objetivo busca reducir sustancialmente la corrupción y el soborno en todas sus formar para crear instituciones eficaces, responsables y transparentes a todos los niveles.

Ahora, es importante entender que se debe alinear este objetivo o manera de trabajar al concepto básico de sostenibilidad, el cual busca generar igualdad de beneficio para la sociedad, el medioambiente y la economía. Al enfocarnos en esos tres aspectos para la solidificación de instituciones, garantizamos un desarrollo más transparente y responsable. Muchas de las empresas el día de hoy, implicadas en diversos escándalos de corrupción y/o acusaciones de proveer información errónea de sus productos han optado por esta manera de trabajar. Por una forma de gerenciar la empresa sosteniblemente, cumplir con el ODS#16 y seguir adelante positivamente.

Generalizando nuevamente, con los 17 objetivos es muy fácil identificar aquellos aspectos en los que el mundo necesita enfocarse. Sin embargo, la clave es que cada país empiece con los ODS que apliquen a su coyuntura nacional, ya sea el trabajo contra la corrupción o el enfoque en el cuidado del agua potable, que busca la calidad del recurso del agua y de los servicios públicos asociados a la misma.

Etiquetas: