Gestión pública y burocracia: ¿Problema de nunca acabar?

Por: Marco Minaya
mminaya@stakeholders.com.pe

El gobierno peruano determinó que este 2017 será el “Año del Buen Servicio al Ciudadano”, ratificando su preocupación por mejorar los servicios públicos y acercar al Estado al ciudadano. Sin embargo, es sabido que uno de los grandes retos que tiene el Estado justamente radica en el gran abanico de servicios que ofrece al ciudadano común, quien constantemente expresa disconformidad. Si uno le pregunta a éste cuáles serían los problemas que identifica, no habría duda en señalar que una de las tantas que existen- aparte de la corrupción- radica en la burocracia que existe en la actualidad.

ACTUALIDAD

La Sociedad Nacional expresó que el Perú es uno de los ocho países con la peor burocracia del mundo, según el ranking WEF 2015. Al respecto, en la opinión de Luis Peredo, Docente de la Escuela de Posgrado de USIL, consideró que el Perú como todos los países de América Latina, con leves diferencias de acentuación, tiene un problema estructural. Es decir, de manera sistemática, alega el especialista, los gobiernos de turno tienen una tendencia notaria de crear cada vez más cargos en función a compromisos políticos que técnicos y ello es acumulativo.

Luis Peredo.- Docente de la Escuela de Posgrado de USIL.

Además, Peredo acotó que esto provoca dos efectos directos, el primero consiste en que mantener toda esta burocracia es cada vez más inmanejable y se traduce en déficit público. El segundo es que se tienen altos niveles de ineficiencia e ineficacia, esto en la medida que las vinculaciones que se hacen no responden a meritocracia alguna, sino a cumplir compromisos políticos o amicales.

Por otra parte, la encuesta anual de empresas del Foro Económico Mundial para el año 2016, sitúa al Perú en el puesto 134 de los 138 países considerados a nivel de carga gubernamental. Estas cifras, para Lydia Arbaiza, profesora de Gerencia Estratégica de ESAN Graduate School of Business, genera una posición desalentadora para la inversión extranjera y el desarrollo económico nacional, ya que se traduce para diversas industrias, en retrasos administrativos en los cumplimientos de plazos, lo cual a su vez afecta directamente los presupuestos.

Además, afirmó que aún en la actualidad se sigue percibiendo una opinión negativa en cuanto a temas burocráticos se refiere. Esto se debe a experiencias pasadas que demuestran que la gestión pública sigue incluyendo en sus procesos demasiadas barreras que en lugar de funcionar como protección, sirven de medio para alejar nuevos proyectos de inversión y desarrollo que contribuyan a fomentar en sus procesos demasiadas barreras que lugar de funcionar como protección, sirven de medio para alejar nuevos proyectos de inversión y desarrollo que contribuyan a fomentar un estado eficiente y sostenible.

PRIMER OBSTACULO

El año pasado la SIN advirtió que el Perú es uno de los ocho países con la mayor carga burocrática del mundo, la cual es identificada por los empresarios como el principal obstáculo para hacer negocios. ¿En qué medida se puede contrarrestar esta situación?

Para la Dra. Fabiola Morales, Profesora de entorno social – Directora de Comunicación Corporativa del PAD Escuela de Dirección de la Universidad de Piura, efectivamente el Estado peruano debe ponerse al día en la rapidez de las gestiones democráticas y en la digitalización de la misma, pero es positivo el hecho de que se tenga conciencia de esta necesidad y sobre todo que se estén dando pasos concretos para la mejor atención del ciudadano y las empresas.

Fabiola Morales.- Directora de Comunicación Corporativa del PAD de la Universidad de Piura.

Un ejemplo de ello es la ventanilla MAC (Mejor Atención al Ciudadano) que existe en Lima en el Centro Comercial Plaza Norte y también en Ventanilla en el Callao. A través de este tipo de implementaciones, los ciudadanos y las empresas pueden hacer diversos trámites relacionados con negocios, policiales, producción, salud, seguridad, trabajo, transporte. Como bien señala Morales, existen otras alternativas de mayor envergadura que se deben realizar en los ministerios y, dependiendo del sector y tamaño de la empresa, estos trámites se cuentan por miles, según informa el sector minero, por ejemplo. “Es necesario revertir esta problemática con resoluciones del ejecutivo o leyes, si fuera el caso, pero sobre todo, con una gestión moderna de gobernanza digital”, precisó la vocera del PAD.

No obstante, para Luis Peredo, Docente de la Escuela de Posgrado de USIL, el principal obstáculo para hacer negocios no reposa en el tamaño de su burocracia, sino más bien en la credibilidad que el país genera, en la confianza que exista y entre los actores públicos y privados, y sobre todo, en la seguridad jurídica. Desde esa perspectiva, “considero firmemente que la mejor manera de contrarrestar esa burocracia creciente es mediante la construcción de una estructura jurídica idónea y un clima laboral más amigable”, sostuvo el especialista.

Por su parte, en palabras de Arbaiza, profesora de Gerencia Estratégica de ESAN Graduate School of Business, para contrarrestar la magnitud burocrática que rodea al entorno organizacional peruano será necesaria la aplicación de reformas que fomenten la simplificación y mejora continua en las entidades reguladoras responsables. Partiendo por entes defensores del ciudadano y sus derechos, cuyas políticas de funcionamiento puedan estar siendo percibidas como barreras ilegitimas y/o ilógicas incluso por parte de las industrias. Propiciando un ambiente hostil para el correcto funcionamiento de las mismas.

Además, la vocera de ESAN agregó que será necesario establecer una metodología estandarizada de los procedimientos administrativos, con la finalidad de establecer un lenguaje común que permita la homogenización y fomente la simplicidad de trámites de mayor demanda para la sociedad industrial.

¿CUESTIÓN DIGITAL?

Si bien uno de los temas que más se quejan los ciudadanos en general radica en los diversos trámites que uno tiene que hacer para acceder a un servicio público. Al respecto, Peredo explicó que todo esto responde precisamente a que la gente que se vincula necesita, de algún modo, justificar su trabajo, lo que a la postre se traduce en cada vez más burocracia. “Esto no soporta ni el más elemental análisis de sostenibilidad, más aún cuando todos sabemos que el mundo entero está más digitalizado y globalizado”, sostuvo.

Para el especialista de la USIL, las condiciones, por lo tanto, están dadas para poder revertir esta problemática. En ese sentido, el aspecto más destacable en el que se debe trabajar radica en la voluntad política. “Una voluntad política que debería revertirse de mayores niveles de institucionalidad y con ello de meritocracia. Cuando el aparato público sea gestionado con estos criterios, vinculando personal idóneo y no politizado, y a su vez en el número exacto que se requiere, la problemática estará revertida”, argumento el especialista.

Lydia Arbaiza.- Docente de Gerencia Estratégica de ESAN.

De la misma idea es Arbaiza de ESAN, quien señaló que claramente un factor decisivo para contrarrestar este problema es la capacidad de los servidores y funcionarios públicos a cargo de la formulación y aprobación de las normativas. La vocera de ESAN indicó que en muchos casos las normas establecidas por gobiernos antiguos no han sido actualizadas y como en todo entorno moderno, la palabra clave aquí es la “adaptación”. “Se vuelve una prioridad, entonces, analizar las leyes que afectan de forma negativa el desarrollo industrial y trabajar en mejoras sobre aquellas que cumplen un papel fiscalizados, de modo que su aplicación se transforme en un proceso justo con todos los involucrados”.

Y es que en materia de administrar mejor los recursos humanos en el sector público, aún tenemos mucho por hacer. Si bien, como alega Arbaiza, no es posible cumplir con planes de capacitación similares a los trabajados en los países desarrollados, se puede hacer un mejor uso del conocimiento y de los recursos disponibles, ya sea identificando las habilidades propias de los funcionarios públicos y diseñando planes de re-estructuración que permitan al recurso humano actual ubicarse en el cargo que mejor le asiente acorde a su perfil.

¿SIMPLIFICACIÓN ADMINISTRATIVA?

Teniendo en consideración la problemática presente, la pregunta sale a flote: ¿Por qué nos cuesta tanto llevar un proceso de mejora continua en relación a la simplificación administrativa?

Según Peredo, el problema de fondo de los funcionarios públicos es que desconocen lo que significa hacer función pública, no tienen en su mayoría vocación de servicio y no son conscientes de que están en dicha función, precisamente pagados por las personas que debe atender. En ese sentido, declaró que la simplificación administrativa, en cualquier de sus manifestaciones, debe partir de lo más elemental, de escuchar a la gente, a los diferentes grupos de interés y sobre esa base construir procesos reales e idóneos. “Cuando estos procesos se trabajan sobre intereses distintos ningún proceso de mejora continua puede prosperar”, expresó.

Por otra parte, como bien lo mencionó la Dr. Fabiola Morales del PAD de Piura, y de la misma opinión es Arbaiza, entre los principales causantes de demoras en el proceso de simplificación administrativa se puede mencionar la falta de innovación y soporte tecnológico dentro de la gestión pública como los dos principales problemas a tratar; ocasionando que tramites con alta demanda como denuncias policiales, certificados de discapacidad o de supervivencia para adultos mayores, renovaciones de DNI e incluso el proceso de formalización para empresas se conviertan en todo un dolor de cabeza para los ciudadanos.

Sin embargo, aclara la vocera de ESAN, el nuevo “paquete simplificador” impartido por el gobierno actual promete disminuir cuellos de botella innecesarios, como lo son el exceso en la solicitud de documentos. ¿Cómo enfrentar este tipo de situación en concreto? En la opinión de Arbaiza, esto pasa por dar paso al uso de bases de datos interconectadas que permitan a los usuarios realizar trámites en diversas entidades sin caer en la presentación repetitiva de papeles personales o el pago reiterativo sin sentido que conllevan diversas instituciones públicas dentro de su operatividad cotidiana.

ALTERNATIVAS A LA VISTA

En la perspectiva de la vocera de ESAN, se necesita trabajar en proveer de los recursos tecnológicos necesarios a todas las entidades gubernamentales que atiendan al público, pero en una primera fase, iniciar por aquellas que agrupen a la mayor parte de la población; de modo que pueda hacerse una distribución optima del presupuesto designado para dicho fin y posteriormente replicar experiencias exitosas en las siguientes fases.

Por su parte, la Dra. Fabiola Morales del PAD de Piura insistió en que debemos exigir una reforma del Estado seria, pero la dificultad está tal vez en quién debería llevarlo a cabo, ya que dentro del propio gobierno y Estado hay siempre muchos intereses. Esto con el fin de no solo mejorar la burocracia, sino también que empiece a desarrollarse una modernización con procesos digitales rápidos y transparentes.

Por último, Peredo enfatizó que se trata de establecer una política pública a nivel meta, ya que esto a largo plazo buscará modificar patrones culturales que atienden a la estructura misma del Estado. Para el especialista de la USIL, hablar del año del buen servicio al ciudadano no es otra cosa que un deseo, ya que para que realmente se haga realidad se requiere de acciones a distinto nivel y de un verdadero compromiso a largo plazo de todos los peruanos.

Se espera que para el 2021 la situación respecto a la alta carga burocrática que enfrenta el país mejore, dado que esto permitirá que el usuario realmente sienta que accede a un servicio público no solo eficiente, sino ágil y dinámico, beneficiándolo en todo el sentido de la palabra.

 

 

Etiquetas: , , , , , , ,