Cintya Añaños: “ISM busca trascender mediante su compromiso con sus grupos de interés”

Cintya Añaños

 Por: Marco Minaya

mminaya@stakeholders.com.pe


En una extensa entrevista con Stakeholders, Cintya Añaños, gerente general de Industrias San Miguel (ISM) para Perú y Chile, destaca el esfuerzo y compromiso que desarrolla la compañía por entregar una producción de calidad.

¿Cómo inició la historia de ISM?

ISM nació en Ayacucho en 1988 y fue fundada por mi padre, Jorge Añaños, y mi madre, Tania Alcázar. De hecho, ISM nació en una época bastante difícil, la época del terrorismo, una época de crisis política, económica y social que hacía sumamente difícil administrar un negocio. Como en aquella época en Ayacucho estaba restringido el acceso a la bebida alcohólica, ISM vio en ello una oportunidad de negocio y, por esta razón, comenzó como una distribuidora de cerveza.

Partiendo de esta experiencia vital, mi padre —quien siempre se ha dedicado a las ventas— y mi madre —quien es ingeniera química— crearon poco después la marca Kola Real (KR); sin embargo, en aquel periodo de escasez la bebida gaseosa no tenía un mercado extenso como el de ahora. Normalmente, una bebida gaseosa era consumida en familia una vez a la semana.

En este escenario, ISM decidió entrar al mercado con un producto de calidad, variado y con un precio de venta de S/. 1.00, un precio que estaba 50 % más barato que el de su competencia. Inevitablemente, ISM comenzó a crecer, lo cual hizo que se inaugurara una planta en Andahuaylas, otra en Cajamarca y una más Huaura, una ciudad que posee una zona en la que el agua tiene una gran calidad.

ISM se preocupa mucho por la calidad del agua que emplea en su producción. Por este motivo, ISM también cuenta con una planta en Arequipa, ciudad que tiene una calidad de agua tan buena como la de Huaura.

¿ISM tuvo algún inconveniente en su proceso de expansión?

Como en todo proceso de expansión, siempre es un reto mantener un óptimo nivel de ventas y el capital necesario para continuar haciendo funcionar a las plantas. El 2010 ISM incursionó en Chile, el 2012 lo hizo en República Dominicana y Brasil, y próximamente estará culminada su nueva planta en Haití, de donde se exportará para el Caribe y EE.UU.

¿Cuáles han sido los principales retos que ha tenido que superar ISM durante todo este tiempo?

Creo que han sido tres: introducir nuevas categorías, volverlas masivas y ser transnacionales. Para  superar estos retos, tuvimos que reclutar un capital humano identificado con la cultura corporativa de la empresa, la cual está dividida en cuatro ejes estratégicos: adaptabilidad, que pasa por adaptarse al paladar del consumidor; accesibilidad, que involucra el precio y la disponibilidad física del producto; innovación, que está relacionada con lanzar al mercado un producto mejorado o nuevo; y calidad, que está anclada al producto en sí mismo.

ISM tiene la certificación ISO 9001 en Sistema de Gestión de la Calidad (SGC), la certificación ISO 14001 en Sistema de Gestión Ambiental y la certificación OHSAS 18001 en Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST), que certifican no solo la alta calidad de su producción, sino también el respeto por su entorno.

¿Cómo fue el proceso de pasar de una primera generación a una segunda generación de gerentes Añaños?

En un momento determinado de la historia de ISM, mis padres tuvieron que dejar la gerencia y, junto con los dirección externa que la empresa también tiene, vieron oportuno realizar un proceso de transición hacia una nueva gerencia.

Junto con mis hermanos Arturo, quien se encuentra en República Dominicana; Hans, que se encuentra en Brasil; y Katy, que está conmigo en Perú viendo el corporativo, trabajamos de la mano para preparar a la organización no solo para el presente, sino también para el futuro.

Creo que el reto, más allá de continuar con el legado que dejaron nuestros padres, es superarlos. La visión de ISM como empresa es trascender, es decir, dejar una huella imperecedera en el tiempo. Para lograrlo, ISM tiene que hacer las cosas correctas y bien hechas.

¿Ha sido difícil este proceso de transición?

Todo proceso de transición es difícil, pero como todos tenemos los mismos valores y la misma misión nuestro proceso de transición fue mucho más sencillo. La clave estuvo en que compartimos los mismos valores y la misma misión.

¿Cómo ISM aterriza la innovación?

ISM aterriza la innovación mediante su Área de Innovación, la cual tiene el reto constante de desarrollar nuevos sabores que tengan una alta aceptación, y la mejora continua de sus procesos internos.  Estos conceptos de innovación y mejora continua de los procesos internos forman parte del estilo de hacer las cosas de ISM.

¿Cómo ISM ha desarrollado el liderazgo y la cercanía con la gente?

Como ISM es una empresa familiar, la dirección y parte de mi familia siempre han estado en contacto con la gente, mirando el mercado en  su integridad. Estar siempre informado de la volatilidad del mercado, hace que uno no solo tome una decisión más acertada, sino que también hace que uno trabaje de cerca con la gente.

¿Cómo ISM ha aportado con el crecimiento de la industria de bebidas no alcohólicas en el Perú?

Con nuestro nacimiento y crecimiento (Sonríe). Si ISM no hubiera existido ni crecido como lo ha hecho, ni la industria ni el mercado de bebidas no alcohólicas en el Perú hubieran crecido enormemente en diferentes categorías. Inclusive por su capacidad de gerencia e innovación, ISM se ha posicionado como el primer exportador de bebidas no alcohólicas a nivel nacional, lo cual no solo contribuye con el crecimiento de la industria, sino también con el desarrollo de cada zona en donde opera la empresa: como ISM  es una compañía manufacturera, requiere de mano de obra intensiva, así que a donde sea que pueda ir siempre va a generar un foco de desarrollo.

¿Cuál es su análisis de la situación actual del mercado de bebidas?

 Creo que el mercado se ha visto bastante afectado por el incremento del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), lo cual ha hecho que el mercado decrezca fuertemente, incrementando en un promedio del 10 % sus precios de ventas. Sin embargo, como ISM es una empresa competitiva en algunos productos en términos de precios y ha implementado una estrategia efectiva para enfrentar esta coyuntura, no hemos parado de crecer, pero no puedo negarte que la industria de bebidas en general sí  se ha visto tremendamente afectada por este tema.

¿Cómo ISM exactamente está haciéndole frente a esta situación?

Independientemente de las razones por las que el Gobierno haya incrementado el ISC, ISM ha venido trabajando en productos reducidos en calorías y con cero azúcares, productos que tienen cinco o seis años en el mercado: está Green Tea Light, KR Zero y Oro Zero. ISM continuará por esta línea de reducción de calorías y azúcares, de acorde a la tendencia mundial de elaborar productos saludables.

Esto también responde a una demanda de su público.

Exacto, pero esto también proviene de un cambio en la educación, porque ahora un sector del público está aprendiendo a comer saludable; sin embargo, el peruano promedio come casi diariamente papa y arroz, seguramente sin saber que estos productos generan muchas calorías y azúcares. A pesar de ello, el país presenta un alto índice de desnutrición y anemia… ¿No crees esto resulta en una contradicción interesante?

¿Cómo ha sido el proceso que ISM ha desarrollado en función de la adaptabilidad?

 La adaptabilidad nace por el sabor: si tú consumes un producto que finalmente te agrada, tú le vas a  otorgar subjetivamente un alto grado de calidad. Ahora, si este producto encima tiene el respaldo de una empresa como ISM, la gente va a tender a consumirlo aún más. Fuera de todo esto, ISM siempre busca ser capaz de sacar un producto que sea lo más adecuado posible al paladar de todos.

¿Cómo ISM entiende el concepto de responsabilidad social (RS)?

Una empresa como ISM, que ha sido capaz superar exitosamente el trance de la hiperinflación y el terrorismo, tiene interiorizado el concepto de RS desde su fecha de nacimiento, el cual está dividido en cuatro ejes: 1) La educación como base del desarrollo social y el liderazgo; 2) La familia como sinónimo de solidez; 3) El emprendimiento como motor del cambio; y 4) El medioambiente como un espacio de desarrollo socialmente responsable.

En esta línea, desde el 2016 se está impulsando el Programa de Reciclaje de Envases PET de Bebidas No Alcohólicas Reciclemos con ISM y Paddington. Este programa se está realizando en las instituciones educativas de Huaura y Arequipa, mediante actividades que promueven la lectura y los valores en los niños de diversas ciudades del país.

En las dos intervenciones se consiguió la convocatoria de veintiún colegios, que recolectaron envases de plástico PET de bebidas no alcohólicas. Solo en el 2017 participaron 7770 estudiantes y se logró recolectar 3872 kilos de botellas de plástico PET, es decir, 490 gramos por alumno.

Por otra parte, mediante el Programa Itinerante de Capacitación Mejorando Mi Bodega se está impulsando la sostenibilidad de los negocios de los clientes de ISM. Durante este año, se han logrado capacitar a cerca de 2000 bodegueros en siete ciudades del país, lo cual refleja una pasión por construir una mejor sociedad.

Asimismo, tenemos una serie de actividades para  enseñar e incentivar en los colegios el reciclaje, actividades que tienen como propósito desarrollar un círculo virtuoso que reutilice y transforme estas botellas de plástico PET en productos que sean de utilidad. ISM está ayudando a que esto suceda.

¿Este círculo virtuoso forma parte de su cadena de valor?

Sí, porque las botellas de plástico PET que reciclan los niños retornan al mercado convertidos en nuevos productos. La idea de ISM con estos programas de RS es enseñarles a los niños a reciclar haciéndoles ver lo útil que es transformar los residuos PET en productos que pueden servirle a la sociedad. De esta forma, ISM se asegura de que sea un proceso virtuoso.

Igualmente, ISM viene trabajando en el uso responsable del agua y la energía. Procuramos monitorear y evaluar todo el proceso de gestión del agua y la energía para no desperdiciar nada y reinvertir en la adquisición de nueva maquinaria. Esto no es algo nuevo en ISM, dado que lo ha hecho desde un inicio.

¿Qué le diría al emprendedor de hoy?

Que sueñe en grande y trate de romper cualquier paradigma. Si uno tiene un gran sueño, una visión clara y una línea de acción sólida, uno está listo para emprender. No es imposible, no hay nada que uno no hacer si usa el ingenio. Si uno tiene un sueño en grande y ve una oportunidad de oro, hay que lanzarse por ella.

¿Cuál es la estrategia que desarrolla ISM para transformar su gestión interna? 

Seguir invirtiendo en la tecnificación de las plantas y en la optimización del empleo de los recursos. Además, ISM está inmerso en un franco proceso de transformación digital, lo cual se ha traducido en un trabajo en concreto en redes y a nivel interno en la instalación de una nube.

¿Qué trabajo están desarrollando ISM con sus proveedores?

En cuanto al tema del envase y el producto, el trabajo con los proveedores es vital dentro de la cadena de valor de ISM. Aquí hay un trabajo junto con ellos en ver también cuáles son las tendencias, qué productos son los mejores y cuáles son más naturales. Para que ISM continúe siendo competitivo en esta industria, toda la cadena de valor también tiene que ser competitiva. Esto demanda de mucha innovación.

¿Cómo ve a ISM en el mediano plazo?

 La veo con una facturación de USD 600 000 000 el 2021.

¿Cómo espera ver a ISM en su contribución a la sociedad?

En base a su prioridad de transcendencia, ISM continuará comprometido con su público consumidor, sus proveedores, sus comunidades y la sociedad en general. Asimismo, seguirá desarrollando productos de más sabores, reducidos en calorías y azúcares. También continuará potenciando su trabajo en educación y reciclaje en el marco de su política de responsabilidad social. No tengas duda de que se va continuar con este círculo virtuoso.

¿Desea agregar algo más?

ISM lleva treinta años en el mercado. Es una de las pocas empresas peruanas de esta envergadura que puede decir que es 100 % peruana y que lleva sus productos al mundo. Su estrategia no solo se basa en los precios, sino también se basa en dar accesibilidad y volumen a la industria. ISM ha ayudado a construir sueños en el país y seguirá trabajando por esa senda, teniendo como centros a sus colaboradores y a sus familias.

 

Etiquetas: