Recicloplas logra procesar 250 toneladas de PET al mes

El crecimiento económico del país ha significado prosperidad para diversos sectores y familias peruanas, pero también ha traído con él, el incremento de desperdicios que muchas veces terminan contaminando nuestros parques, ríos, calles, playas y vecindarios. Se calcula que en el Perú se generan alrededor de 7.2 millones de toneladas de basura al año, siendo posible reciclar el 82% de todo ese material, sin embargo, solo se recicla el 11%.

Es en ese contexto que Pamolsa, empresa líder en la fabricación de empaques, siguiendo el compromiso del Grupo Carvajal, creó hace 5 años su planta de reciclaje con el objetivo de contribuir al cuidado del medio ambiente y al desarrollo de esta industria a través de la generación de nuevos puestos de trabajo y capacitación. Hoy esa iniciativa es una realidad que lleva nombre propio: Recicloplas.

La planta de 2mil metros cuadrados de Recicloplas, ubicada en el Callao, cuenta con la capacidad para reciclar 250 toneladas mensuales de PET, las cuales, luego de un proceso descontaminación que utiliza tecnología de punta, se convierten en “escamas” para ser reutilizadas en la fabricación de nuevos envases. “Con esta práctica no sólo evitamos que sean depositados en ríos, mares o rellenos sanitarios, también reducimos la importación de PET virgen, que se traduce en menos consumo de energía y petróleo”, señala Ricardo Echegaray, gerente general de Pamolsa.

En sus 5 años de operaciones, la planta de reciclaje de Pamolsa, hoy Recicloplas, ha logrado procesar 8,095 toneladas de botellas plásticas (PET) lo cual representa alrededor de 360 millones de botellas. Durante este año, la empresa proyecta reciclar 2,400 toneladas y para el 2019 incrementar esa cantidad a 3,000 toneladas. Para ello, Recicloplas desarrollará una serie de estrategias como por ejemplo un plan de capacitaciones para sus proveedores, con el objetivo de crezcan junto con la compañía. También trabajarán sobre la negociación de compras mínimas mensuales para lograr un abastecimiento constante del producto a reciclar.

Además de reducir la contaminación medioambiental, el reciclaje trae muchos otros beneficios como, por ejemplo: reducir el consumo de recursos y energía asociados a la fabricación de PET virgen, equilibrar la balanza comercial del país al reducir la importación, menos explotación de los recursos naturales y también es un importante generador de puestos de trabajo. Se estima que solo la operación de Recicloplas, genera una oportunidad de trabajo directo e indirecto a más de 700 personas relacionadas a la industria del reciclaje, muchas de ellas corresponden a mano de obra no calificada. En el Perú, las proyecciones señalan que son alrededor de 108 mil familias quienes dependen de esta industria.

Etiquetas: , , , ,