Francesca Mayer: «Tecnología en la construcción sostenible»

Por: Francesca Mayer
CEO Perú Green Building Council


Durante los últimos años, el sector construcción ha sido testigo de diversas tendencias. Entre algunas de ellas podemos mencionar los principios de la sostenibilidad, la forma de trabajo alineada a los conceptos del Lean Construction o el Project Management Office (PMO), entre otras formas de generar eficiencia y ahorro en los procesos constructivos.

Sin embargo, hay una tendencia que trasciende a todas y que, de hecho, también es parte de todas ellas. Por su puesto, nos referimos a la innovación tecnológica. Si hablamos de innovación tecnológica en la construcción, podemos identificar tres campos distintos: innovación tecnológica en el proceso constructivo, en el diseño de producción y, por supuesto, en las operaciones y mantenimiento de las edificaciones. El proceso constructivo es probablemente el campo que más importa para muchos desarrolladores, constructores y equipos de diseño de proyectos. Si bien no es el aspecto más importante de una edificación, es el core business de la gran mayoría de las empresas del sector construcción en el país. Específicamente en esta etapa es donde vemos la mayor cantidad de innovación tecnológica.

Todos los días escuchamos sobre una nueva solución que incorpora la tecnología para lograr mayor eficacia en el ahorro de agua, de energía y hasta en la utilización de sistemas. El Building Information Modeling (BIM) es probablemente la innovación tecnológica más importante de los últimos tiempos. Mediante esta plataforma, podemos integrar a todos los equipos y diversas especialidades del proyecto en un mismo lugar para desarrollarlo de manera conjunta desde el día uno.

Un ejemplo muy puntual del uso de esta plataforma es el diseño de un ascensor. Al modificar la orientación o el tamaño de un ascensor en un proyecto que está siendo trabajado mediante la plataforma BIM, solo ese pequeño cambio va a hacer que la plataforma automáticamente actualice los tiempos de implementación y desarrollo del proyecto, afectando directamente a otras especialidades, así como el presupuesto y todos los costos relacionados a ese ascensor y de materiales involucrados. BIM es eficiencia en los procesos, en la comunicación y ahorro en el proceso de diseño.

La innovación en los productos es probablemente lo primero que se nos viene a la mente cuando pensamos en tecnología y la construcción. Hoy en día, sistemas de tratamiento de aguas residuales, automatización y control para equipos de iluminación, seguridad y aire acondicionado, y ascensores inteligentes con llamada anticipada, ya no son una novedad en nuestro país. Con todo, el monitoreo de patrones de comportamiento de las personas para la optimización de sistemas y políticas de operación y mantenimiento es el futuro. Estamos hablando del famoso concepto del big data, entendiendo este como el conjunto de herramientas destinadas a la gestión, manejo y análisis inteligente de enormes volúmenes de datos e información variada a una alta velocidad, permitiendo lograr unos datos veraces y útiles para tomar decisiones y aportar valor a la sociedad. La construcción ha encontrado en el big data la tecnología perfecta para mejorar sus procesos, siendo actualmente muy utilizada por muchas empresas a nivel internacional.

Por otro lado, si hablamos de una solución que integre el proceso constructivo, y las operaciones y mantenimiento para lograr máxima eficiencia y desempeño sostenible, una de las plataformas más amigables con los usuarios es la plataforma Arc. Esta plataforma permite a los edificios ingresar su data para poder analizarla y compararla con proyectos similares.

En este sentido, la idea es utilizar esta información para luego mejorar su rendimiento y eventualmente, si se desea, optar por un certificado de construcción sostenible. Calculando una puntuación de rendimiento de diez puntos, basada en un conjunto de datos globales y estrategias orientadas a la acción en la reducción energética, de agua y basura, mejora la experiencia humana y la optimización en métodos de transporte urbano. Lo interesante de la plataforma Arc es su capacidad para integrarse a diversos sistemas de certificación de edificaciones sostenibles, no solo Leadership in Energy & Environmental Design (LEED).