¿Qué tiene que ver la sostenibilidad con los desastres naturales?

¿Qué tiene que ver la sostenibilidad con los desastres naturales?

Durante los últimos meses, el planeta se ha puesto de luto, debido al efecto de dos de los peores desastres naturales que nos han podido afectar; huracanes y terremotos. Para empeorar la situación, no estamos hablando solo de un huracán o un terremoto. El hemisferio norte ha sido azotado por 3 huracanes, entre ellos el más fuerte registrado en la historia del océano atlántico y 2 terremotos, ambos, en el mismo país. Es inevitable preguntarse, ¿es el cambio climático el causando de estos desastres naturales? Como diría un muy buen colega mío, la respuesta en este caso es sí, y no.

Si analizamos el caso de los huracanes, sabemos perfectamente que si bien el cambio climático no fue el causante de Harvey, Irma o Maria, es el causante de que el nivel del mar y los océanos sean más cálidos, haciendo que esas tormentas fueran mucho más destructivas de lo que hubieran sido en décadas anteriores. Los huracanas se crean en aguas tibias, mientras más calientes los cuerpos de agua, mayor fortaleza e intensidad estos poseen. Debido al cambio climático, los océanos se han calentado en aproximadamente 2.5 grados Centígrados durante el último siglo. Así mismo, los niveles del mar han aumentado en aproximadamente 18 centímetros durante ese mismo tiempo creando innumerables inundaciones alrededor del mundo. Es evidente que somos los responsables de la mezcla perfecta para las súper tormentas que hoy en día nos generan incontables destrozos.

Francesca Mayer – CEO Peru Green Building Council
Francesca Mayer
– CEO Peru Green Building Council

Por otro lado, si hablamos de los terremotos y el cambio climático, es un poco más difícil encontrar una relación directa. Bill McGuire, profesor del University College of London argumenta que el cambio climático si es el causante de mayor movimiento sísmico en nuestro planeta. En su libro “Despertando al Gigante: Cómo el Cambio Climático Genera Terremotos, Tsunamis y Erupciones de Volcanes” McGuire explica la relación del cambio climático y la creación de terremotos como la consecuencia de la liberación de presión en la superficie de la tierra debido al derretimiento de grandes capas de hielo de la superficie. Suena familiar a los efectos del cambio climático? Si bien esta teoría suena acertada, es debatida en diversos círculos científicos y no ha sido aún validada.

Podemos argumentar sin embargo, que si bien el cambio climático no es el causante directo de los terremotos, el desarrollo y la planificación sin sostenibilidad es lo que convierte estos “fenómenos naturales” en “desastres naturales”. Sabemos perfectamente que el desarrollo sostenible es la herramienta más importante para la mitigación del cambio climático. Sin embargo, muchas veces olvidamos de uno de los conceptos más importantes del vocabulario sostenible, y de hecho, la clave de todo el enigma… ¡La resiliencia!

Un desarrollo sostenible es aquel que debe perdurar en el tiempo; aquel que pueda hacerle frente a los fenómenos naturales de la tierra y seguir sirviendo su mismo propósito a pesar de condiciones adversas. Este es el significado de algo resiliente, y es la filosofía bajo la cual todos nuestros desarrollos deberían de estar hechos. Lamentablemente, no es el caso. ¿El resultado? Derrumbe de estructuras, perdida de tierras fértiles, transmisión de enfermedades, muertes innecesarias, entre otras.

Nos queda bastante claro que al no tener en cuenta la sostenibilidad de nuestros desarrollos, hacemos de estos fenómenos, desastres para la sociedad. Un caso muy cercano a nosotros fue el fenómeno del niño a inicios de este año, el cual nos afectó tremendamente debido a la poca preparación de la población para poder resistir las lluvias intensas y el terrible desarrollo de comunidades enteras en zonas de pase de huaycos.

Este año, luego de tanta tragedia, ¿aprenderemos la lección?

Etiquetas: , ,