Los 5 mitos más comunes de la Construcción Sostenible

Por: Francesca Mayer
CEO Peru Green Building Council

En los últimos años, se ha escuchado hablar mucho de la construcción sostenible. Escuchamos términos como bio-construcción, diseños bio-climáticos, materiales verdes, y por supuesto, eficiencia energética. Todos estos son componentes de la llamada construcción sostenible, la cual es tendencia y prácticamente la norma cuando hablamos de nuevas edificaciones. Sin embargo, la construcción sostenible sigue siendo un concepto relativamente nuevo, y como todo nuevo concepto ha traído consigo varios mitos que limitan su crecimiento en nuestro país. Resumimos acá 5 de los mitos más comunes relacionados a la construcción sostenible.

  1. La Construcción Sostenible es lo mismo que la Construcción Ecológica

La sostenibilidad no es lo mismo que la ecológica, esta va más allá! Un desarrollo sostenible se puede definir por aquel que busca el balance entre el beneficio para las personas, la economía y por supuesto, el medio ambiente. El factor ecológico es solo uno de los tres factores en los cuales se enfoca un desarrollo de este tipo, por lo cual es algo mucho más complejo y completo, con mayores beneficios para todos los involucrados.

  1. La Construcción Sostenible tiene que ser tecnológica

Definitivamente, mientras elementos tecnológicos se le agreguen a un proyecto, mayores serán sus posibilidades de lograr altos niveles de eficiencia y ahorro. Sin embargo, no es imprescindible que un proyecto sostenible cuente con elementos tecnológicos muy sofisticados.

  1. La Construcción Sostenible es muy costosa

Una construcción sostenible no tiene por qué ser más costosa que una convencional. Durante los últimos años, la industria se ha alineado con las tendencias y requerimientos de las construcciones sostenibles, haciendo que sus servicios y productos sean totalmente asequibles en cuanto a términos económicos. Tiene un rol muy importante también el momento en el que se decide hacer una construcción sostenible y el nivel de sostenibilidad al cual se quiere llegar. Mientras más tarde se tome la decisión de optar por la sostenibilidad, se incrementan las posibilidades de cambios o modificaciones al diseño existente. Así mismo, mientras más sostenible se quiera ser más consideraciones se tendrán que tener en el diseño e implementación del proyecto.

  1. La Construcción Sostenible demora más

Este mito es probablemente el más erróneo de todos, ya que el proceso de una construcción sostenible no tiene por qué diferir de aquel de un proyecto convencional. La sostenibilidad es un concepto, más no una especialidad. Los proyectos sostenibles buscan alinear a todos los proyectistas con sus objetivos de sostenibilidad para que estos desarrollen sus proyectos de manera convencional pero con el concepto deseado. Cabe resaltar que una cosa es el diseño y construcción del mismo, y otra muy distinta es el proceso de certificación, que si bien tiende a demorar un poco más, no tiene por qué tardar mucho más y no infiere en la culminación del proyecto en sí.

  1. La Construcción Sostenible no es compatible con la arquitectura

Este es otro mito muy fácil de desmentir. A pesar de que muchos arquitectos crean que sus proyectos deben de modificarse significativamente para ser sostenibles, la sostenibilidad busca adaptarse y sacar el mayor provecho de las bondades arquitectónicas de un proyecto. Puede que si se requiera de uno o dos modificaciones pequeñas, como la adición de un cuarto para el almacenamiento de reciclaje o espacio para estacionamiento de bicicletas, entre otros, sin embargo, no significan una incompatibilidad mayor que no pueda resolverse con un buen diseño. Al fin y al cabo, demás está decir que un buen diseño arquitectónico busca siempre la eficiencia de todos sus recursos y proveer espacios de calidad, conceptos claves en el desarrollo de todo proyecto sostenible.